La Polémica del Protestantismo Ibero-Americano

por  | May 3, 2018 | DestacadosMundo | 1 Comentario

Iglesia Protestante de Veracruz, Mexico

Iglesia Protestante de Veracruz, Mexico

Aunque no tan observado como el Día de Acción de Gracias (Thanskgiving, en inglés), el primer jueves del mes de mayo de cada año es designado oficialmente por resolución congresional estadounidense el Día de la Oración (“Prayer Day”).  Si bien con intenciones ecuménicas, tiene también raíces protestantes.  Coincidentemente, la prensa norteamericana sigue mencionado la conmemoración del V Centenario de la Reforma Protestante liderada por el ex monje alemán Martin Luther (octubre/1517); pero pocos mencionan la notable expansión del protestantismo en Iberoamérica.  

Efectivamente, un sinnúmero de vertientes protestantes se ha ido convirtiendo en competidor del otrora hegemónico catolicismo en el “mercado” de las almas al sur del Río Grande.  En su reciente obra etnográfica, EL EVANGELISMO NATIVO EN EL MÉXICO CENTRAL (“Native Evangelism in Central Mexico”; University of Texas Press, 2014), el ya fallecido Hugo Nutini y su esposa Jean confirman estas tendencias al explorar la evolución del evangelismo protestante autóctono en México.  

Según la muestra demográfica de la pareja de antropólogos Nutini, los mexicanos que abandonan el catolicismo generalmente perciben el evangelismo protestante como más democrático en su gobernación eclesiástica interna y más favorable para el progreso económico individual. Algunas de las razones dadas por los entrevistados son más bien racionalizaciones psicológicas ya que, típicamente, se liberan de las obligaciones cívico-religiosas más onerosas del México rural–por ejemplo, el “sistema de cargos”, en los cuales los aldeanos deben turnarse en el financiamiento de las fiestas patronales.  Me atrevo a proponer que esta “emancipación de bolsillo” (mi propia terminología) podría ser la versión pragmática de una especie de “teología liberadora” propia, muy lejos de la llamada “Teología de la Liberación”, paradójicamente, de tendencias marxistoides. 

Como he observado en mis propias investigaciones en República Dominicana, Puerto Rico y entre hispanos en EE.UU. (incluyendo exiliados cubanos), la conversión ocasiona a veces efectos secundarios, sobre todo disensiones familiares, particularmente entre los conversos más ortodoxos, que llegan a considerar a sus nuevos correligionarios parientes suplentes que desplazan a los familiares originales.

Los Nutini identificaron nueve iglesias evangélicas independientes (nativas mexicanas) que comparten ciertos valores culturales rígidos que coinciden con los de los conservadores sociales contemporáneos.  Por ejemplo: se critica el consumo de productos de tabaco y bebidas alcohólicas, así como el abuso conyugal, el divorcio, la infidelidad, y la homosexualidad.  Igualmente, sus doctrinas alientan el progreso educativo, la fraternidad, la vestimenta discreta, y una fuerte ética de trabajo.  

La literatura sobre el protestantismo en la Cuba post-1959 todavía es escasa, y no es de extrañar que se explore el tema más en el Exilio que en la Isla, donde por años se ligó el protestantismo, estereotípicamente, al “imperialismo” anglo-sajón.  Al igual que los católicos, los protestantes sufrieron persecución religiosa.  Incluso, muchos fueron confinados en los infames campamentos de la UMAP de los años 60; pero existen reportes recientes sobre el crecimiento del protestantismo en Cuba, a pesar de las restricciones y manipulación gubernamentales.

Regresando al libro de los Nutini, los autores se alejan–acertadamente–de los análisis marxistas y favorecen el fundamento epistémico del filósofo-sociólogo francés Raymond Aron, cuyas ideas son reconocidas entre los intelectuales iberoamericanos serios.  Me complace esta perspectiva empírico-teórica, dado además, los comentarios racistas de Karl Marx y Friedrich Engels sobre los mexicanos, tildándolos de inferiores, durante la Guerra México-Americana (1846-1847).

No obstante, numerosos intelectuales latinoamericanistas han “pronosticando” por décadas que una u otra variante del marxismo conquistaría a Iberoamérica; sin embargo, el panorama continental luce ahora bien distinto.  La Cuba “socialista” antirreligiosa finalmente admite que su experimento socio-económico ha fracasado. 

Por otra parte, el llamado “Socialismo del Siglo XXI” auspiciado por el binomio venezolano Chávez-Maduro se percibe en franca retirada.  En lugar de la supuesta “lucha de clases”, y del fomento del resentimiento interhumano y el ateísmo inherente del marxismo-leninismo, lo que vemos expandirse es la influencia del protestantismo en Latinoamérica.   

La revista británica THE ECONOMIST (15 noviembre/2014), recordando los estudios clásicos del gran sociólogo alemán Max Weber–sobre la correlación entre el capitalismo y el protestantismo–aludió con optimismo a que esta “protestantización” latinoamericana produciría transformaciones socioeconómicas y políticas positivas.   El tiempo dirá si este pronóstico es acertado.  Sin embargo, obsérvese que los países iberoamericanos con mayor proporción protestante no figuran todavía entre los más progresistas: Guatemala, Honduras y hasta Nicaragua (convulsionada bajo los auto-titulados Sandinistas), los tres vecinos centroamericanos con un aproximado protestante que excede el 40% de sus respectivas poblaciones, enfrentan un largo camino para lograr esos objetivos de progreso para sus pueblos.  

Roland Alum: Investigador Asociado externo en antropología de la Universidad de Pittsburgh y vice-presidente del Comité de Psicoanalistas Certificados de Nueva Jersey, en donde reside.  Versiones anteriores de este ensayo (en inglés y español)–aunque con énfasis y extensiones distintas–vieron la luz en diferentes publicaciones entre 2016-2017; aunque la presente fue preparada por el autor expresamente para el PERIÓDICO CUBANO.

Anuncios

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.