Detener las epidemias a tiempo protege la seguridad nacional

Hombre con traje protector blanco se agacha a recoger una muestra al lado del agua (© Ariuka/WCS Mongolia)
Un trabajador recolecta guano en Mongolia como parte de una iniciativa financiada por la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional para rastrear el virus de la influenza en aves silvestres. (© Ariuka/WCS Mongolia)

Contrarrestar el extremismo y la agresión, proteger las fronteras terrestres, marítimas y aéreas de Estados Unidos y defender la democracia y la libertad económica son todos intereses de seguridad nacional de Estados Unidos.

Detener epidemias como la del Ébola dondequiera que estallen es también un pilar de la Estrategia de Seguridad Nacional de Estados Unidos. “No podemos tener prosperidad si no estamos sanos”, dijo el presidente Trump a los líderes africanos el otoño pasado.

Pero la gente de todo el planeta también se beneficia cuando Estados Unidos y otros países trabajan para contener los brotes de enfermedades. Tim Ziemer, director principal de seguridad sanitaria mundial y amenazas biológicas en el Consejo de Seguridad Nacional, dice que la Casa Blanca “ha defendido firmemente la agenda de salud mundial”.

Más de 60 países formaron una alianza llamada Agenda de Seguridad para la Salud Mundial  para movilizarse contra amenazas de salud. La asociación comenzó en 2014, el mismo año en que la mortífera epidemia del Ébola estallara en África Occidental. Esa epidemia “sacudió al mundo”, dice la epidemióloga Anne Schuchat, de los Centros para el Control y la Prevención de las Enfermedades (CDC) de Estados Unidos.

Un informe de progreso (en inglés) sobre el papel de Estados Unidos en la alianza mundial cita estos resultados:

  • En Guinea, Liberia y Sierra Leona, 38.000 trabajadores de la salud y agentes de salud comunitarios aprendieron técnicas de prevención y control de infecciones.
  • Kenia cuenta con un nuevo sistema de vigilancia de enfermedades transmitidas por animales, como la rabia, la fiebre amarilla y el ántrax.
  • Pakistán duplicó la vacunación contra el sarampión en una provincia, y Etiopía recibió ayuda para contener un brote de sarampión en la región somalí.
  • Los laboratorios de Bangladés pueden ahora detectar ántrax, fiebre hemorrágica, leptospirosis y otros patógenos.
  • La mejora de la vigilancia comunitaria ayudó a Vietnam a detectar 100 brotes locales; ahora funciona un sistema piloto en todo el país.
Muchacha adolescente mira a una mano enguantada que sostiene un artefacto junto a su frente (© Sunday Alamba/AP Images)
Le toman la temperatura a una adolescente para hacerle pruebas de Ébola. (© Sunday Alamba/AP Images)

En un mundo interconectado, “un patógeno que comienza en un pueblo remoto puede llegar a las principales ciudades de los seis continentes en 36 horas”, dice Schuchat, quien ocupó el cargo de director del CDC antes de que el investigador sobre el SIDA Robert Redfield se convirtiera en director en abril.

Ayudar a los países a prepararse

Ziemer, contraalmirante retirado de la Armada que anteriormente encabezó los esfuerzos de Estados Unidos para reducir las infecciones por paludismo en todo el mundo, dice que la Agenda de Seguridad para la Salud Mundial “ha servido como acelerador de la preparación”.

El Ébola, que se cobró 11.000 vidas, “ayudó al mundo a darse cuenta de lo vulnerables que éramos, y todavía lo somos”, dice Ziemer.

Los países de la Agenda de Seguridad para la Salud Mundial colaboran con la Organización Mundial de la Salud y otros grupos de salud de los sectores público y privado. Estados Unidos ha contribuido con mil millones de dólares. La ayuda se canalizó a través de los CDC, conocidos por resolver misterios médicos, y la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) que ayudaron a 17 países de África y Asia a aprender a detectar y contener virus letales y a adquirir el sofisticado equipo necesario para hacerlo.

Dos hombres toman muestras de la nariz de un camello (PREDICT/Kenya)
Un veterinario de campo en Kenia hace una investigación de enfermedades tomando muestras de la nariz de un camello. (PREDICT/Kenya)

Schuchat describió (en inglés) lo que sucedió cuando Liberia, que recibió una inyección de ayuda de la seguridad de salud mundial, informó de 14 casos y ocho muertes por una enfermedad inexplicable. “El país movilizó rápidamente a 14 detectives de enfermedades liberianos capacitados por Estados Unidos, activó el nuevo Centro de Operaciones de Emergencia de Salud Pública y desplegó un equipo de respuesta rápida”, dijo.

Las pruebas de laboratorio identificaron al culpable como enfermedad meningococémica, una enfermedad bacteriana letal pero tratable. La acción rápida limitó el brote a 31 casos y 13 muertes.

https://share.america.gov/es/detener-las-epidemias-tiempo-protege-la-seguridad-nacional/

Anuncios

Autor: gustavo1941

Ex preso politico cubano, refugiado en EE UU. Presidente de la Academioa Cubana de Altos Estudios Masonicos de la Gran Logia de Cuba de AL y AM (2005 a 2011); Gran Canciller Secretario General del Supremo Consejo del grado 33 para la Republica de Cuba del REAYA(2005-2008). Autor y conferencista.