Qué es el fenómeno de “la vaguada” que ha dejado a Buenos Aires sin sol durante casi un mes

Personas se cubren de la lluvia en Buenos Aires
Derechos de autor de la imagenAFP Image caption
La ciudad de Buenos Aires ha sido una de las más afectadas por la alta nubosidad y lluvias de las últimas semanas.

El cielo de Argentina ha pasado días muy nublados y no solo por los problemas económicos. Es literal.

La capital de Argentina y las provincias del noreste del país han estado abrumadas por los días nublados y las lluvias que apenas dejan ver el sol desde hace más de 20 días.

“Solamente tuvimos intervalos cortitos de sol. Desde que inició el tiempo inestable hasta hoy, solo tuvimos tres horas de sol. Nunca tuvimos un día entero”, dice el meteorólogo José Ignacio López.

Una situación muy “anómala”, señala a BBC Mundo el experto del Servicio Meteorológico Nacional argentino.

En la última semana, la presencia de nubosidad e intensas lluvias se ha debido a los efectos de “la vaguada”.

Se trata de un fenómeno meteorológico que causa gran inestabilidad que técnicamente se conoce como “eje de mínimas presiones” el cual lleva una gran cantidad de lluvia.

Es por ello que en los días recientes no ha parado de llover en el norte de la provincia de Buenos Aires, donde se ubica la capital, así como en las provincias aledañas y el noreste del país.

Y la situación empeorará en las próximas horas.

Se esperan 30 horas terribles, de muchísima más lluvia de la que ha caído”, advierte López.

Mapa de Argentina y las regiones afectadas por el mal tiempo
Image caption
Varias provincias del centro y norte de Argentina (en marrón) están afectadas por las malas condiciones del tiempo.

La noche de este miércoles, todo el jueves y la mañana del viernes se esperanlluvias superiores a los 100 mm, lo cual supera las expectativas de lluvias de todo el mes.

Además de precipitaciones, el temporal dejará nevadas intensas en la cordillera de los Andes entre Argentina y Chile, desde la provincia de Mendoza hasta la de Catamarca.

Bloque atmosférico

Regularmente, las perturbaciones o “vaguadas” se originan en el Océano Pacífico y circulan por Chile, Argentina hasta disiparse hacia el Atlántico.

No son un fenómeno extraño, pues se presentan a menudo y se desplazan a niveles altos de la atmósfera. El problema es cuando se combinan con otros fenómenos.

Peatones frente a la Casa Rosada de Argentina
Derechos de autor de la imagenREUTERS Image caption
El estado de ánimo ha cambiado por la constante presencia de mal tiempo, según algunos diarios de Argentina.

Es lo que ocurrió en los últimos 10 días de abril, en Sudamérica se registró un “bloqueo atmosférico”.

Este fenómeno ocurre cuando un sistema de alta presión -un sinónimo de buen tiempo- se queda estacionado durante varios días.

Esto repercutió en Argentina, donde diferentes perturbaciones no podían pasar porque estaba ese bloqueo atmosférico del sur de Brasil, explica López.

Un árbol cayó sobre un auto en Buenos Aires
Derechos de autor de la imagenREUTERS Image caption
Las lluvias del 29 de abril fueron las más intensas de los últimos días en Buenos Aires, las cuales causaron algunos destrozos.

Por ello “la vaguada” que trae nubosidad y lluvias se movió hacia una zona más baja para esquivar el bloqueo y desencadenó las fuertes lluvias de finales de abril en Argentina.

Regiones de Chile y Uruguay también han resultado afectadas en las últimas dos semanas.

En la ciudad de Buenos Aires, el 29 de abril fue el día más complicado, pues cayeron 108 mm de lluvia. Lo normal es que caigan entre 50 y 80 mm en todo el mes.

“Después de un verano muy seco, en el que tuvimos déficit de precipitaciones, se invierte la situación y pasamos a estar inundados en algunos sectores”, dice el meteorólogo.

La situación recién comenzará a mejorar el viernes, señala López.

Los bonaerenses podrán entonces volver a mirar el sol en el cielo.

http://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-44063348

Quizás también te interese

Anuncios

Autor: gustavo1941

Ex preso politico cubano, refugiado en EE UU. Presidente de la Academioa Cubana de Altos Estudios Masonicos de la Gran Logia de Cuba de AL y AM (2005 a 2011); Gran Canciller Secretario General del Supremo Consejo del grado 33 para la Republica de Cuba del REAYA(2005-2008). Autor y conferencista.