¿Quién fue en verdad Judas Iscariote?

Judas Iscariote

Judas Iscariote

Judas Iscariote fue uno de los personajes bíblicos más importantes, porque según los textos canónicos fue quien vendió a Jesús, aunque eso es algo que está por demostrar gracias a la aparición del Evangelio de Judas donde se echa por tierra toda esa creencia que nos han inculcado desde que éramos pequeños, sin importar la generación a la que pertenezcamos.

Judas aparece citado entre los doce apóstoles e identificado a la perfección en los cuatro evangelios, algo que no se puede decir de todos los miembros de esta reunión, donde los nombres de algunos de ellos no aparecen en los cuatro libros o aparecen mostrados de una forma diferente que lleva a inducir a la confusión mientras que a Judas lo llaman “Iscariote”.

En una primera acepción del término se deriva del hebreo “seqarya”, que podría significar “mentiroso” o “hipócrita”, algo que siguiendo a pie juntillas los textos canónicos es lo mismo que se explica sobre Judas. Otra acepción, normalmente la más aceptada, es “Iscariote” que quiere decir “Natural de Keriot”, una ciudad de Judea fronteriza con Edom, la cual es citada en el Libro de Josué (Josué 15:25), siendo un dato importante de este personaje, algo que no ocurre con apenas ninguno de los otros doce apóstoles, y que convertiría a Judas en el único apóstol de Judea.

Cuando era un muchacho, sus padres se mudaron a Jericó, donde creció, vivió y trabajó en varias de las empresas de su padre hasta que comenzó a interesarse por la predicación y por la obra de Juan el Bautista, algo que hizo que los padres le repudiasen dado que estos eran saduceos.

Gracias a su gran amor por la predicación y su gran instrucción sobre temas espirituales, fue escogido como el duodécimo apóstol por Natanael. En el momento en el que encontró a Judas en Tariquea, Judas estaba buscando empleo en una de las muchas empresas de secado de pescado que estaban ubicadas en la zona sur del mar de Galilea; en aquel momento contaba con 30 años y estaba soltero en el momento en el que se unió a los apóstoles.

De Judas se puede decir que no tenía ningún rasgo notable de gran vigor aunque sí contaba con una apariencia, modales y cultura propios de una persona con una educación exquisita. Era inteligente pero no era un pensador honesto; incluso se llegó a decir que no se entendía a él mismo porque no era sincero consigo mismo.

Asimismo se puede decir que era un buen hombre de negocios por sus cualidades como tacto, paciencia y habilidad para administrar cualquier clase de asunto financiero, lo que hizo que Andrés le nombrase tesorero del grupo, labor que desempeñó notablemente hasta la “traición a su maestro”.

No se conoce escritura alguna donde alguno de los apóstoles hable mal de Judas, ese nombre al que los textos canónicos le han atribuido la traición a Jesús de Nazaret pero que según el Evangelio de Judas todo apunta a que fue el propio Jesús quien pidió a Judas que le entregase a las autoridades

http://misteriosdelmundo.net/quien-fue-en-verdad-judas-iscariote/

 

Anuncios

Autor: gustavo1941

Ex preso politico cubano, refugiado en EE UU. Presidente de la Academioa Cubana de Altos Estudios Masonicos de la Gran Logia de Cuba de AL y AM (2005 a 2011); Gran Canciller Secretario General del Supremo Consejo del grado 33 para la Republica de Cuba del REAYA(2005-2008). Autor y conferencista.