PROPOSITOS JUSTOS O MAS DEMAGOGIA

Gustavo Pardo Valdés 33

Resultado de imagen para foto de ernesto zamora, gran maestro de la gran logia de cuba
Imagen de https://www.google.com/

En un artículo publicado en el sitio web de la Gran Logia de España,  titulado “El nuevo Gran Maestro de la Gran Logia de Cuba llama a construir “un espacio de fraternidad y compromiso”, se anuncia la elección de un nuevo Gran Maestro en la Gran Logia de Cuba (La Habana) y los propósitos anunciados por éste en su primer mensaje a los masones cubanos radicados en la Isla.

Según la publicación, el Sr. Ernesto Zamora, nuevo Gran Maestro, ha afirmado “para poder hacer de este, ahora nuestro puesto de combate, un espacio de fraternidad y compromiso para con nuestros miembros y la sociedad a la que pertenecemos. Sin duda la tarea no será fácil, como no lo son los tiempos que corren, en los que vivimos grandes cambios a los que no estamos ajenos“,

La propuesta anterior tiene dos posibles interpretaciones:

  1. Lo que interpretan los masones (y no masones) residentes en sociedades democráticas.
  2. El real sentido que conllevan estas palabras para los masones y los ciudadanos cubanos residentes en la Isla esclava.

Cuando apunto a la satisfacción con la cual se reciben estas palabras en el mundo democrático, me estoy refiriendo a que estas personas no pueden asimilar las restricciones y limitaciones que padecen las organizaciones “civiles” establecidas en Cuba, vista a la luz de los derechos y garantías que sus homologas disfrutan en sus respectivos países, en los cuales las instituciones de la sociedad civil disfrutan de una absoluta autonomía para dirigirse a sí misma, para tomar decisiones y para interactuar con su entorno social. Una vez más reitero, ese no el caso de las instituciones cubanas.

Desde mi punto de vista, para comprender e interpretar el enunciado proferido por el nuevo Gran Maestro, es preciso conocer la esencia del sistema legal-ideológico-doctrinal establecido por Fidel Castro en Cuba. Veamos someramente dos de dichos aspectos:

  1. El aspecto legal, volvemos a recordar lo mil veces repetido, el artículo 5º de la Constitución Cubana establece “El Partido Comunista de Cuba, martiano y marxista-leninista, vanguardia organizada de la nación cubana, es la fuerza dirigente superior de la sociedad y del Estado, que organiza y orienta los esfuerzos comunes hacia los altos fines de la construcción del socialismo y el avance hacia la sociedad comunista”.[i] En otras palabras, toda la sociedad cubana depende y debe obedecer absolutamente los dictados emanaos del Partido Comunista Cubano.
  2. Desde sus inicios, la doctrina ideológica Castrista establece conceptos tales como “dentro de la Revolucion todo, fuera de la Revolución nada”, cerrando todo espacio posible para diferir o disentir de la política oficial

Además, desde 1961, fecha de la proclamación del estado socialista en Cuba, Fidel Castro estableció la directriz (vigente hasta ahora) “Revolución, patria y socialismo”.  Es decir, no cabe establecer distinción alguna entre los intereses patrios y los de la Revolución y el socialismo.

Creo que no cabe la menor duda que lo antes expuesta se encuentra en absoluta concordancia con la línea castrista que hace un todo de nociones tan disimiles como el noble concepto de patria, unido a los nefastos principios Revolución y socialismo.

Entonces, aquí viene la problemática, cabe preguntarse ¿Qué entiende el nuevo Gran Maestro cuando afirma  “para poder hacer (…) un espacio de fraternidad y compromiso para con nuestros miembros y la sociedad a la que pertenecemos”? ¿Qué espacio le dejan las leyes e ideología castrista para implementar la doctrina masónica resumida en los principios de LIBERTAD, IGUALDAD, FRATERNIDAD?  

Teniendo en cuenta quw una norma no escrita de la Oficina de Asuntos Religiosos del Comité Central del PCC, tiene por regla que al resultar electo un Gran Maestro Cubano, su primera visita (citación) es a la oficina de la Sra. Caridad Diego, donde ella le impone de las “reglas del juego” para no caer en desgracia con la política oficial establecida por dicha Oficina, la cual se considera el Órgano “rector” de todas las instituciones fraternales y religiosos establecidas en Cuba y de sus actividades.

¿Qué puede hacer el Gran Maestro ante esta realidad? Absolutamente nada, excepto continuar con el juego a la política oficial seguida por sus antecesores, , es decir: sumisión al régimen y obtener cuantas donaciones sea posible del exterior.

[i] http://www.cuba.cu/gobierno/cuba.htm

Anuncios

Autor: gustavo1941

Ex preso politico cubano, refugiado en EE UU. Presidente de la Academioa Cubana de Altos Estudios Masonicos de la Gran Logia de Cuba de AL y AM (2005 a 2011); Gran Canciller Secretario General del Supremo Consejo del grado 33 para la Republica de Cuba del REAYA(2005-2008). Autor y conferenciassta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s