Ataque a universidad rompe tregua y ensombrece diálogo en Nicaragua

Posted: 20 May 2018 06:27 AM PDT/Por Gabriela Selser (dpa)

 Según los estudiantes de la UNA, esta imagen muestra lo que los paramilitares y/o policias les habría disparado este sábado rompiendo una tregua de 48 horas que había prometido el gobierno de Daniel Ortega. Foto: LA PRENSA / CortesíaHAVANA TIMES – Un ataque armado contra una universidad en la capital de Nicaragua, ocurrido la noche del sábado, dejó al menos cuatro estudiantes heridos y rompió la tregua pactada entre el Gobierno y la sociedad civil en el otra vez incierto diálogo nacional, coincidieron fuentes estudiantiles y religiosas.

Lesther Alemán, líder de los estudiantes enfrentados al Gobierno de Daniel Ortega y atrincherados en tres universidades desde hace un mes, dijo que desconocidos dispararon contra la Universidad Nacional Agraria (UNA), en la zona norte de Managua.

El ataque ocurrió sobre las 20:00 horas (02:00 GMT del domingo) contra universitarios que resguardaban la entrada al edificio. Cuatro jóvenes sufrieron heridas, dos de ellos de gravedad.

Los estudiantes afirmaron que fueron atacados por “turbas” (paramilitares sandinistas) aunque activistas de derechos humanos acusaron de la acción a la Policía, que negó los hechos.

Al lugar acudieron Marcos Carmona, directivo de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH, no gubernamental)  y el secretario ejecutivo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), el brasileño Paulo Abrao, de visita en el país.

Tras conocerse el ataque a la UNA, campesinos que apoyan a los estudiantes volvieron a colocar “tranques” (retenes de piedras y troncos) sobre varias carreteras en el interior del país, que habían desmontado atendiendo la tregua de 48 horas pactada el viernes.

“No podemos seguir permitiendo estos abusos, hacemos un llamado al Gobierno para que ordene un alto al fuego”, declaró Carmona.

Por su parte, Abrao se reunió con los estudiantes heridos, dos de los cuales fueron trasladados a un hospital privado.

“Estamos acá para documentar y monitorear lo que está pasando. Son muy graves los ataques que ustedes sufrieron acá y tengan la garantía que nosotros vamos a registrarlos en la CIDH, no están solos”, les dijo Abrao a los universitarios.

“Ustedes tienen el derecho de manifestarse y luchar por un país mejor. Cualquier tipo de denuncia e información, acá estamos para verificar esas violaciones”, agregó según declaraciones transmitidas por el canal 15 de televisión.

Antes de la medianoche, Abrao y su colega chilena Antonia Urrejola, relatora especial para Nicaragua de la Comisión, visitaron además la Universidad Politécnica (Upoli), que también está ocupada por estudiantes atrincherados allí desde hace un mes.

En declaraciones a medios oficiales, el subdirector de la Policía, comisionado Francisco Díaz, negó “categóricamente” la presencia de uniformados en el sector de la UNA.

 Managua 19 de Mayo del 2018. Quema de llantas en la carretera norte contigo a la Universidad Agraria (UNA) donde hubo un ataque de fuerzas gubernamentales. Foto Uriel Molina /LA PRENSASin embargo el rector general de la UNA, Telémaco Talavera, expresó en un comunicado su “total repudio” al ataque, culpó del mismo a la Policía y llamó a respetar el acuerdo del cese al fuego pactado el viernes en el Diálogo Nacional.

El comunicado, difundido en las redes sociales, causó sorpresa puesto que el rector de la UNA es un funcionario muy cercano a Ortega. Preside el Consejo Nacional de Universidades y es vocero del Canal Interoceánico, cuya construcción aún está en suspenso.

El sorpresivo ataque a la UNA se produjo al final de un día tranquilo, en el cual se realizaron grandes manifestaciones pacíficas contra el Gobierno en Managua y en otras ciudades. También los seguidores de Ortega se manifestaron pacíficamente en la capital.

El incidente rompe una tregua de 48 horas acordada el viernes en la primera sesión de trabajo del Diálogo Nacional, cuando el Gobierno prometió retirar a la Policía a sus cuarteles y no utilizar fuerzas de choque contra los manifestantes, según lo testificó la Conferencia Episcopal.

Esto “es un serio incumplimiento a lo acordado en el Diálogo Nacional”, escribió en su cuenta de Twitter monseñor Silvio Báez, uno de los cinco obispos mediadores en las conversaciones.

La tregua fue pactada tras un mes de un conflicto que comenzó el 17 de abril pasado con una protesta estudiantil contra una reforma al Seguro Social, que aumentaba las cuotas de empresas y trabajadores, y que se profundizó tras la violenta acción de policías y paramilitares contra manifestantes desarmados.

El Gobierno de Nicaragua solo reconoce 18 muertos durante la crisis, pero organismos de derechos humanos independientes reportan 66 decesos y más de 540 heridos.

https://mail.yahoo.com/d/folders/1/messages/111101?.intl=es&.lang=es-ES&.partner=none&.src=fp

Anuncios