El extraño “lago de los esqueletos” de los Himalaya

Lugares fantasmalesLugares peculiares

El reino perdido de las altas cumbres

Muchos misterios de nuestro mundo han sido olvidados por décadas o siglos. Incluso milenios han pasado sin que nadie retornara al antiguo lugar en el que las leyendas se convertían en realidad. Ya sea por un esfuerzo concienzudo por ocultarlo o – como es más común – por la remota locación donde se encuentran, hay lugares verdaderamente mágicos que recién en la modernidad comenzamos a descubrir.

Estos misterio suelen ubicarse en regiones remotas – Siberia, Amazonas, la Antártica, el Pacífico – pero un lugar sobre el que no hablamos lo suficiente es la cordillera del Himalaya. A fin de cuentas esta cordillera es uno de los lugares más remotos y misteriosos del mundo, hogar de innumerables leyendas y de un colectivo bastante peculiar: los monjes budistas tibetanos.

Ubicado en el estado de Uttarakhand, en la región montañosa del norte de India, queda uno de estos lugares… uno que merece una mención especial y que parece reflejar en sí las particularidades de la región en la que se encuentra. Se trata del Lago Rookpund, también conocido como el lago de los esqueletos.

Manantial de muerte

El lago Rookpund se encuentra a una altitud de 5209 metros y es un pequeño lago glaciar que permanece congelado la mayor parte del año. El lago tiene apenas 2 metros de profundidad y pasaría desapercibido de no ser por un hecho un tanto macabro: cada vez que la nieve de las cumbres se derrite, por un breve mes en el año, las aguas cristalinas del lago dejan ver cientos de esqueletos en su fondo.

Aunque rumores del lago de los esqueletos parecen encontrarse desde mediados del siglo XIX, fue casi por azar que un guardabosques británico del parque Nanda Devi dio con el lago en 1942. Desde entonces la región se ha convertido en el foco de todo tipo de leyendas en la región y en un sitio tétrico y misterioso que los locales (ahora advertidos de su presencia) prefieren evitar.

La reacción de H. K. Madhwal (el guardabosques) fue de absoluto terror al darse cuenta que el lago que había ido a inspeccionar estaba lleno de cadáveres. Otros, sin embargo, encontraron el sitio más atrayente y varios investigadores hindúes comenzaron a realizar análisis de los esqueletos, algunos de los cuales aún tenían carne en sus restos.

Por supuesto, el hallazgo horrorizó y al mismo tiempo fascinó al público general, que de inmediato comenzó a realizar todo tipo de teorías para explicar el tétrico hallazgo. Algunos decían que se trataba de soldados japoneses que habían muerto mientras intentaban atacar India por el norte, atravesando el Himalaya. Otros, que se trataba de los restos del mítico guerrero kashmir, Zowagar, y de su ejército, que se habían desvanecido mientras se dirigían al Tíbet.

La casa maldita de Amityville. Una casa poseida por el mal La madrugada del 15 de noviembre de 1…
Karni Mata, o el templo de las ratas sagradas  La leyenda de las ratas sagradas De acuerdo con la leyenda, u…
Anuncios

Autor: gustavo1941

Ex preso politico cubano, refugiado en EE UU. Presidente de la Academioa Cubana de Altos Estudios Masonicos de la Gran Logia de Cuba de AL y AM (2005 a 2011); Gran Canciller Secretario General del Supremo Consejo del grado 33 para la Republica de Cuba del REAYA(2005-2008). Autor y conferencista.