09/18/2020

La Hipocresía de Macri ante los cubanos

Anuncios

Jorge Hernández Fonseca

30 de Mayo de 2018

 

La Argentina está en serios problemas económicos, a punto de convertirse en complicados problemas sociales, causados en gran parte por la política del presidente Macri, al no atacar como debía el desbalance de su desarreglo fiscal. Producto de lo anterior su moneda se ha devaluado de manera alarmante, lo cual ha generado inflación y con ella demandas sindicales justas para incrementos salariales, fuera de las posibilidades reales de la economía argentina.

En este contexto Macri, que se había convertido en uno de los líderes más visibles del actual movimiento democrático latinoamericano, manda a su mano derecha en el gobierno nada menos que a Cuba, con el objetivo declarado de provocar “un acercamiento” con la dictadura comunista cubana, foco principal de subversión continental, amigo de sus enemigos en la Argentina y “coach” principal de los desmanes de Maduro y Ortega. Todo un “horror” político.

¿Cuáles son las causas reales por las que Macri envía su segundo hombre a la Habana? Podríamos conjeturar que quiere ponerse de acuerdo con la dictadura cubana para que le paguen los miles de millones de dólares que Cuba le debe a Argentina, pero ya hablaron de eso y los cubanos le dijeron, “les debemos, lo reconocemos, pero no tenemos como pagar”. Quizá los argentinos fueron a negociar la conmutación total o parcial de la deuda, a cambio que la isla mueva sus influencias con los sindicatos argentinos y que no actúen contra Macri, es posible.

Un acercamiento a Díaz Canel, como también se ha dicho, también es probable, pero con segundas intenciones seguramente, porque ambos países pertenecen a “bandos contrarios” en el panorama latinoamericano. Bien, sea cual fuera el objetivo real de este extraño movimiento, Macri no saldrá muy bien parado de esta chapucería, por varias razones: Si quieren cobrar algo de la dictadura cubana, deben saber que los hermanos Castro no le pagan a nadie. Si fueron a cambiar deuda por influencia a su favor con los sindicatos argentinos, Cuba firmará el acuerdo para cumplir la parte de no pagarles, pero harán que los sindicalistas acaben con su gobierno.

La lucha contra el comunismo en Latinoamérica es real y no es con personas que son capaces de hacerle al sufrido pueblo cubano lo que Macri le está haciendo, que se ganará esta guerra. Este criticable movimiento de Macri es un síntoma de debilidad evidente, que las fuerzas comunistas argentinas aprovecharán muy bien en su contra y el caos que esta debilidad preanuncian ante sus enemigos políticos (comandados desde la Habana, precisamente) de la sociedad argentina, no se harán esperar con vistas a acelerar el fracaso de Macri.

Este segundo error seguido del presidente Macri en el campo político (primero dejó de hacer su trabajo para reducir el déficit fiscal con un irresponsable gradualismo, y ahora apela a la dictadura cubana para intentar resolver su problema). Todo esto prenuncia un probable tercer error del cual no tendrá el presidente argentino como salir airoso en su objetivo reeleccionista.

Un aspecto de relevancia se pone de manifiesto. Los partidarios de comunismo latinoamericano han demostrado ser solidarios hasta la saciedad. Siempre han podido contar con el apoyo de los hermanos Castro, o con el dinero de Chávez. Sin embargo, el campo democrático ha demostrado un “sálvese quien pueda”, ante el drama cubano, venezolano o nicaragüense, sobre el cual ahora el presidente Macri se elige en el principal y nefasto abanderado.

 Artículos de este autor pueden ser encontrados en http://www.cubalibredigital.com