Cuidado con la Chica Cosmo

Por Cecilia Alegría, La Dra. Amor

Nota del blog: Espacio semanal de Cecilia Alegría, La Dra. Amor, dedicado al amor de pareja.
En los últimos tiempos estamos asistiendo, con gran preocupación, a lo que parece responder a un nuevo patrón de exaltación de la sexualidad de las niñas: Niñas presentadas en los medios como miniadultas, sexualmente excitantes, con preocupaciones y conversaciones sobre manicure, pedicure, dietas, bolsos, tacones y maquillaje.
En “Las Niñas Objeto”, un artículo aparecido recientemente en el diario El Mundo, la presidenta de la Asociación de Mujeres para la Salud (AMS), Soledad Muruaga, opina sobre las terribles consecuencias de este “moda” para el desarrollo de las niñas. (Las ideas compartidas a continuación son tomadas del artículo mencionado, con algunas modificaciones).
Este patrón responde sin duda a necesidades del mercado de consumo. Como también sostiene la terapeuta Elena Mayorga, los niños y, sobre todo, las niñas están siendo utilizadas y “sexualizadas” como medio para vendernos a los adultos y a ellas mismas, todo tipo de productos, desde ropas y coches, hasta muñecas, videojuegos, joyas y casas. Se está exponiendo a nuestros hijos y sobre todo a nuestras hijas como “mercancía sexual” y esto, -en un mundo donde los abusos a menores aún es moneda común en muchos lugares-, es un hecho extremadamente grave y peligroso.
Además este patrón de hipersexualización de las niñas responde a otras necesidades e intereses. Como denuncia la psicóloga Olga Carmona “Las niñas van asumiendo con naturalidad perversa su condición de objetos sexuales”. Así, se desarrollan mujeres frágiles, extremadamente vulnerables, inmersas en una batalla constante consigo mismas.
Esto tiene graves consecuencias en la vida, la salud y la autoestima de las niñas y adolescentes: Indirectamente, este patrón de hipersexualización en las niñas podría estar relacionado con la aparición de trastornos de la conducta alimentaria durante la adolescencia. El modelo de extrema delgadez que se impone como meta incita a las adolescentes a tratar de alcanzarlo poniendo en riesgo su salud.
Por otro lado, la hipersexualización hace que se infravaloren social y personalmente el resto de ámbitos que componen la identidad femenina, lo cual conlleva a que las mujeres inviertan menos energía en el desarrollo de otras facetas de su ser para poder dedicar todo su esfuerzo a cultivar su imagen corporal. De esta manera, quedan mermadas o poco desarrolladas otras capacidades importantes de las mujeres, más relacionadas con lo mental y espiritual que con lo físico.
¿Se han percatado de la explosión de Spas y salones de belleza infantil que ofrecen manicure, pedicure, maquillaje y peinados para que las niñas pueden sentirse princesas, o alimentar su sueño de “vivir en un castillo”?
También nos preocupan los cada vez más frecuentes mundos virtuales para niñas, donde se presenta una famosa forma de ser mujer, una “modelo de éxito” construido en base a una representación estereotipada de lo femenino, presentada a través de imágenes de niñas ligadas a la moda, la imagen y la frivolidad.
Solemos responsabilizar del problema a la publicidad, la industria de la moda y los juguetes, el cine y la televisión, etc. Es cierto que los medios de comunicación tienen un papel fundamental en la difusión de estereotipos dañinos pero no podemos dejar de llamar la atención acerca del papel de los padres y las madres en el impacto que tiene este patrón de hipersexualización en el desarrollo personal de sus hijas.
Como dice la psicóloga Mónica Serrano, es fundamental que las madres sean conscientes de que ellas son el principal modelo femenino de sus hijas y que si ellas se liberan del patrón de hipersexualización, estarán liberando también a sus hijas. ¿No son acaso las madres las que llevan a sus niñas de 5 años al salón de belleza a hacerse la manicure?…
Del mismo modo, el papel del padre, como figura masculina de referencia, resulta fundamental. La forma de valoración del padre a las mujeres es captada por la niña como modelo de valoración del sexo opuesto en general. Si ella ve a su padre maltratar a su esposa y otras mujeres a su alrededor, ella crecerá creyendo que eso es “lo normal”, lo esperable y ella terminará casándose con un hombre abusivo que la haga sentir el “objeto” que, de paso, la sociedad le dice que es.
————————————————–
La Doctora Amor de los hispanos en Miami, Fl, Usa, es love coach cuya misión es salvar matrimonios del divorcio y ayudar a la gente a triunfar en el amor. Hasta el momento, ha publicado 9 libros que ayudan a las parejas a crecer juntos.

La Dra. Amor requiere tu respaldo para continuar ofreciendo sus  conferencias matrimoniales y la mayor parte de su consejería a solteros y casados a través de los medios -fundamentalmente desde la TV, radio y las redes sociales- gratuitamente, especialmente a los que tienen necesidad en los países latinoamericanos.

Suscribete en su website, apoya su labor en favor del Amor y la Familia y a la vez benefíciate de tu comunicación con la Dra. Amor a través de su nueva plataforma online. Para mayor información, y suscribirte, ingresa en este enlace https://www.patreon.com/ladoctoraamor

——————————————————-
Cecilia Alegría, La Dra. Amor (www.ladoctoraamor.com): Consejera de Parejas, Love and Life Coach, Conferencista Internacional, Periodista y Conductora de Radio y TV. Destaca en los Medios Latinos en Miami dando consejos sobre cómo triunfar en el terreno amoroso y ayudando a miles de parejas a resolver sus problemas. Forma parte del grupo fundador de profesores del programa Universidad de la Familia.
Ha publicado nueve libros entre los que se encuentran: Comunicación Afectiva=Comunicación Afectiva (Espasa Calpe, España, 2000). 120 preguntas y respuestas para ser mejores personas (Editorial Norma, Colombia, 2004), No hay amor más grande (Editorial Aragón, USA, 2012), Amando un Día a la Vez (Ediciones Varona, U.S.A. 2015), Al rescate de tu comunicación de pareja (Ediciones Varona, USA 2017), Sexo Sagrado y Lazos del Alma (Indie Publishingnbsp, 2018)

Anuncios