Salud: Limita El Uso De Las Chanclas En Verano

En verano el uso de chanclas (hawaianas, chalas,…)  es tentador, debido al calor que tenemos que soportar. Pero muchaspersonas, especialmente los jóvenes, abusan de su uso llevándolas todo el día y en cualquier tipo de actividad.
Se ha convertido en uno de los calzados “de moda”, sin embargo este calzado singular realmente hunde sus raíces en el pasado, tanto, que ya se usaba en tiempos de los faraones egipcios, de los incas o en el antiguo Japón.
A partir de los años 60 una empresa brasileña, Havaiana, comenzó a fabricarlas de goma, pero este tipo de producto genera el doble de inconvenientes que de ventajas, creando así las condiciones para que aparezcan diversas enfermedades si se abusa de su utilización.

Riesgos y efectos negativos de las chanclas:

•    Esguinces o torceduras: debido a que es un calzado que sólo se sujeta por una tira entre el primer y segundo dedo, lo que provoca una gran inestabilidad.

•    Sobrecargas en los músculos y deformidades en los dedos: al caminar, alternamos un pie en el suelo y el otro en fase de vuelo. Las chanclas obligan a realizar el gesto de  “dedos en garra” con los dedos para no perderla.

•    Fascitis plantar: la fascia es un tejido elástico interior que va desde el talón hasta la zona de debajo de los dedos del pie. La inflamación de dicha red es lo que produce su aparición; por un lado, el hecho de realizar el gesto de la garra en los dedos aumenta la tensión en la fascia y por otro, al ser un calzado muy plano favorece de por sí la aparición de tensión y la extiende a otros músculos de la pierna como el tendón de Aquiles, gemelos e isquiotibiales.

•    Modificación en el patrón de la marcha: con las chanclas realizamos pasos más cortos, y al hacer el gesto de dedos en garra los talones quedan frecuentemente levantados y sin apoyo, no quedan bien sujetos, con lo cual tendemos a apretar los dedos pudiendo causar tendiditis, y se ve alterado el funcionamiento normal de la musculatura de la pierna. Al dar pasos más cortos nuestros talones chocan con el suelo de forma irregular, lo que altera nuestro ritmo natural.

Todo este desequilibrio puede causar dolores de espalda, rodilla y cadera.

http://www.todo-mail.com/content.aspx?emailid=14004

Anuncios