Ciencias Psíquica vs Parapsicología

Ciencias Psíquica vs Parapsicología/– F.P. –

Resultado de imagen para foto los psíquicos
Imagen de https://www.google.com/

Si nos remontamos en la búsqueda del término “psychic science” podemos encontrarlo por primera vez en libros de 1871. Este término, ciencias psíquicas tiene una definición, y es “dar valor numérico a los fenómenos producidos por el alma o a la misma alma”, ya que una de las definiciones de ciencia es “dar valor numérico a las cosas”.

En cambio la parapsicología que está compuesta por la palabra para+psicología, engloba a vocablo psicología, pero la psicología no es una ciencia, será lo que sea, pero no una ciencia.

¿Por qué no es una ciencia la psicología? Porque la definición de dar valor numérico a las cosas no la cumple. Imagine que usted va a ser revisado por dos psicólogos. El primero llega a su casa y le hace un test, y obtiene un valor, un número, tres semanas después viene el otro psicólogo y le hace otro test, le dará otro valor porque los test son diferentes, no es un valor unificado, esos valores no son objetivos. Incluso si hace un test de 50 preguntas, y cuando lo acabe vuelve a realizarlo, seguro que su puntuación es diferente, la psicología tiene su gran utilizada, pero no es ciencia.

En cambio, imagine que mezclar un litro de agua con un kilo de sal, una cantidad de sal se disolverá y quedará un resto en el fondo. Si ese experimento lo realiza en otro lugar del mundo, obtendrá los mismos resultados, por eso se dice que la química es una ciencia.

Los fenómenos “extraños” o relacionados con el alma pertenecen al mundo de la ciencia porque sí se les puede dar datos numéricos exactos, las investigaciones de William Crookes, W. J. Crawford, Schrenck-Notzing, T.G. Hamilton, … obtuvieron datos numéricos objetivos además de pruebas objetivas, de manera que la ciencia que estudie estos fenómenos debería llevar la palabra “ciencia” en algún lado, cosa que no sucede si lo nombramos como “parapsicología”.

Las ciencias psíquicas o ciencias del alma, así llamadas porque al principio se creía que estos fenómenos extraños eran producidos por espíritus o almas que se manifestaban realizando movimientos de objetos, produciendo materializaciones, haciendo que levitaran las personas, y cosas …, y así se mostró este dúo de palabras en los inicios de las investigaciones.

En esta gráfica podemos ver los términos en inglés, vemos la supremacía de la definición de “psychic science” (línea roja) delante del término de “parapsychology” (línea azul).

Pese a que Max Dessoir en 1889 creó esta palabra, como se muestra en la imagen no tuvo mucho éxito, desde 1870 hasta 1940 los fenómenos extraños eran estudiados por científicos y personas interesadas en ciencias psíquicas.

A partir de 1941 la palabra parapsychology toma el relevo, viniendo desde atrás, con su lenta subida. El máximo de la utilización de las dos formas se da en 1920.

A partir de 1945 final de la Segunda Guerra Mundial, parece que ya no se cree que la definición de “ciencia psíquica” sea la más acertada, parece necesario quitar de estos fenómenos la palabra psíquico, los “parapsicólogos” son los encargados ahora de estudiar estos fenómenos.

Como la palabra parapsicología tiene incluida la palabra psicología, parece que los encargados de estudiar estos fenómenos en última instancia son los psicólogos, pero no es así.

Desgraciadamente a partir de 1945 las palabras “ciencias psíquicas” caen en desuso y son cogidas por los psicólogos para definir aquellas enfermedades mentales que englobarían a la mente. Así que los psicólogos habían conseguido dos cosas, una hacerse con el “control” de esta ciencia, y la segunda derivar el antiguo término a su terreno. De manera directa o indirecta Dessoir que era psicólogo se llevo a su terreno a los fenómenos.

Cuando un estudiante de estos fenómenos llega y lee que esto es parapsicología, lo relaciona la psicología y con las consecuentes limitaciones que le produce pensar que estos fenómenos tiene que ver con la psicología.

A partir de 1945 la “ciencia psíquica” desaparece y es el término “parapsicología” el que toma el relevo, haciendo que casi desaparezca el término original y si se mantiene es porque se sigue utilizando pero con un significado diferente.

Hubo una tercera acepción, “metaphysics” pero debido a que este término se llevaba utilizando durante mucho tiempo, una vez re-introducido por Charles Richet es difícil diferenciar los dos significados en los libros, ya que el programa sólo da en número de veces que sale la palabra no si tiene uno u otro significado.

Si vemos ahora lo que sucede en el lenguaje en español, tendremos lo siguiente:

La tendencia es la misma “ciencias psíquicas” son las palabras de los investigadores, en inglés cayó en 1945 y en español sucedió lo mismo, ya que casi todo lo que había en este estudio eran traducciones.

A partir de 1945 la palabra parapsicología tomó el mando:

¿Tiene relación que los fenómenos físicos desaparecieran de la escena con este cambio de palabras?

Tal vez pudiera ser que la utilización de la palabra “parapsicología” hiciera un aumento de interés por los psicólogos y aquellas personas afines a tal disciplina, tomando estos sucesos como “suyos”, y esto fomentaría el alejamiento de los científicos que estudiaran los fenómenos físicos. De aquí se podría deducir el por qué de tantos estudios que hay sobre la base psicológica, los estudios de algunas universidades y las pocas posibilidades que hay de encontrar estudios nuevos sobre fenómenos físicos.

Creo que una de las consecuencias que llevo a cabo este cambio de palabras fue en parte para “limpiar” la ciencia de los fraudes. Esta ciencia llevaba ya muchos años y como toda ciencia aparecían personas que querían aprovecharse para sacar dinero, o fanáticos religiosos, etc., tal vez se vio en la obligación de separar a esas personas de la disciplina investigadora, de esta manera aprovechando el término de la Segunda Guerra Mundial, se haría un borrón y se empezaría de nuevo.

Las consecuencias de este cambio de palabras fueron en parte causantes del estado actual con respecto al estudio de los fenómenos físicos extraños. Hoy en día le pregunta a alguien “¿Quién estudia la parapsicología?”, y le dirá “los psicólogos”. Pero los psicólogos pueden estudiar una pequeña franja. Si alguien interesado en estos fenómenos lee que esto es parapsicología, podría pensar que como él es químico, físico, ingeniero, … tal vez no tenga nada que hacer al desconocer conceptos de psicología perdiendo así investigadores de fenómenos psíquicos desmoralizados antes de tiempo nada más que porque leyó “para-PSICOLOGÍA”.

http://survivalafterdeath.blogspot.com/2013/04/ciencias-psiquica-vs-parapsicologia.html

Anuncios