¿Cómo harán los demócratas para lograr identificarse con los votantes como lo hace Trump?

Para las elecciones de mitad de período, el Partido Demócrata trata de poner en marcha una estrategia que les permita recuperar el control de la Cámara de Representantes y moderar en algo el avance del proyecto conservador que personifica el presidente estadounidense.
Para algunos estrategas la clave pasa por no prestar tanta atención a Donald Trump y olvidarse ya de la derrota de Hillary Clinton en 2016.TIMOTHY A. CLARY/AFP/Getty Images

“Dejen de lamentarse”, ese fue el mensaje que envió esta semana el ex presidente Barack Obamaa los demócratas en un evento de recaudación de fondos realizado en California. Las divisiones internas del partido y su rol como oposición han sido el centro de fuertes críticas de cara a las elecciones de noviembre.

Quedan cuatro meses para los comicios legislativos de mitad de período y si los demócratas no logran cambiar el balance de poder en el Congreso, el Partido Republicano tendrá dos años más con el control total del poder en Washington.

Pero el triunfo o fracaso en noviembre está estrechamente ligado con el rol que los demócratas han jugado como oposición a Donald Trump desde 2016 y la capacidad de la coalición de unirse en un mensaje común.

Esta semana figuras claves en el partido como Obama y el ex secretario de estado John Kerrydieron un remezón a la dirección que han tomado los demócratas y les advirtieron que se debe hacer más de cara a noviembre.

“Suficiente de lamentarse, esta es una zona donde no se admiten los lamentos”, dijo Obama a los donantes y miembros del partido, mientras extendió un llamado a aquellas personas que se quejan y preocupan del actual gobierno, pero no hacen nada para cambiar la dirección de la política en Washington.

Palabras fuertes

Kerry fue incluso más duro. En el evento Aspen Ideas Festival realizado esta semana el ex secretario de Estado enfatizó que el partido debe dejar de enfocarse en Trump. ”2020 no importa hoy. Hay sólo una cosa que importa: ganar el control del Congreso en 2018”, dijo.

“Tenemos que detener nuestro disgusto diario con los tuits y todos los problemas que vemos y comenzar a conectarnos con los estadounidenses, para que no sea sólo palabras sobre el orden internacional y las estructuras globales post Segunda Guerra Mundial, que son críticas; pero si no definimos a las personas como eso hace la diferencia en sus vidas, no va a importar. Tenemos que reconectarnos con la lucha diaria de los americanos”, dijo Kerry.

Esa conexión precisamente fue como varios analistas políticos explicaron el triunfo de Trump en 2016. Su capacidad de conectarse con el estadounidense blanco de bajos recursos que no suele participar en elecciones y que le dio un voto de confianza a un candidato atípico y populista, antes de continuar con el viejo orden en Washington.

“John Kerry tiene razón el enfoque tiene que estar en las elecciones y forzar que el público exija más balance”, aseguró a Univisión Noticias el estratega demócrata Luis Miranda y cofundador de la firma Ambassador Public Affairs.

“El problema mayor es que los demócratas permiten que Trump establezca el tono de los debates. Él quiere que defendamos a los inmigrantes, que tengamos las peleas que él quiere tener. Ese es parte del problema con la oposición, que también tenemos que definirlo a él y no sólo dejar que él establezca el tono de los debates”, agregó.

José Aristimuño fundador de la firma Now Strategies coincide con la crítica, pero también insiste en que Trump y el Partido Republicano tienen una ventaja difícil de igualar para los demócratas.

“El presidente tiene el altavoz más grande y los republicanos también controlan el Congreso. No es que el presidente nos gane, la realidad es que es el presidente de Estados Unidos. El partido tiene que hacer una mejor labor. No podemos no reaccionar, de lo contrario nos hacemos cómplices de su mensaje. Pero también es importante que lideremos”, dijo a Univisión Noticias.

Una encuesta reciente publicada por Pew Research Center indagó el efecto que tiene la estrategia demócrata en relación a Trump, específicamente cuánto foco deben poner en investigar a la administración.

Un 58% de los participantes dijo que tenían cierto nivel de preocupación de que los demócratas se enfoquen demasiado en investigar a la administración. Entre los demócratas la cifra llegó a 40%.

Divisiones que persisten

Mientras legisladoras demócratas como Maxime Waters de California llaman a acosar a los miembros de la administración Trump, la líder del partido en la Cámara de Representantes critica el llamado como “predecible, pero inaceptable”.

El desacuerdo es un fiel reflejo de las divisiones que continúan separando a los demócratas a pesar de la meta común de recobrar el Congreso en noviembre.

Waters ha sido una de las voces más fuertes en el llamado por un enjuiciamiento político en contra del presidente; mientras líderes como Pelosi y otros han tratado de minimizar el mensaje.

“El partido demócrata tiene que enfocarse más en los temas que le importan al votante estadounidense. Asegurarnos que la economía crezca, cuidar los derechos de la mujer. Abogar por las familias y los niños, proteger Obamacare. Tiene que ser una estrategia de dos partes. Tenemos que seguir criticando a Trump, pero al mismo tiempo impulsar una estrategia que informe a la gente respecto sobre lo que estamos abogando”, comentó Aristimuño.

Las redes sociales se encienden después de que echaran a Sarah Huckabee Sanders de un restaurante

Desconectados del votante común

El recient e triunfo de Alexandria Ocasio-Cortez en el distrito 14 de Nueva York fue una sorpresa para la cúspide del Partido Demócrata. Su victoria en la primaria prácticamente descabezó a los demócratas en el Congreso, ya que sacó al congresista Joe Crowley de la carrera, quien en círculos políticos figuraba como el posible líder demócrata tras las elecciones de noviembre.

Crowley de 56 años era visto como uno de los “jóvenes” en el liderazgo, a pesar de tener 20 años en el Congreso. Los demás legisladores que integran la cima demócrata en el Capitolio son Pelosi con 78 años, Steny Hoyer con 79 años y James Clyburn de 77 años.

“Nancy Pelosi es una de las líderes de la cámara más efectivas en varias generaciones, una superestrella como mujer demócrata, pero definitivamente ya ha pasado su tiempo y el partido necesita liderazgo más joven, más dinámico y más conectado a los cambios que está viviendo el país”, aseguró Miranda.

Una nueva derrota en noviembre sería una prueba difícil de superar para los demócratas, pero una victoria los obligará a ser responsables de la agenda política. Un lugar donde los desacuerdos políticos no tienen cabida ni perdón.

Alexandria Ocasio-Cortez: La “niuyorrican” que venció el establishment del Partido Demócrata en Nueva York (fotos)
1/12
Ocasio-Cortes pertenece al grupo Demócratas Socialistas de Estados Unidos y celebró con sus partidarios en El Bronx, que junto a Queens forma parte del distrito 14 de Nueva York.Scott Heins/Getty Images

https://www.univision.com/noticias/congreso-de-eeuu/como-haran-los-democratas-para-lograr-identificarse-con-los-votantes-como-lo-hace-trump

Anuncios

Autor: gustavo1941

Ex preso politico cubano, refugiado en EE UU. Presidente de la Academioa Cubana de Altos Estudios Masonicos de la Gran Logia de Cuba de AL y AM (2005 a 2011); Gran Canciller Secretario General del Supremo Consejo del grado 33 para la Republica de Cuba del REAYA(2005-2008). Autor y conferencista.