El Foro de Sao Paulo sesiona en Cuba

Posted: 15 Jul 2018 11:28 AM PDT/Elio Delgado Legón

 El Foro de Sao Paulo sesiona en La Habana el 15 al 17 de julio. Foto: Maykel Espinosa, juventudrebelde.cu

HAVANA TIMES – El XXIV encuentro del Foro de Sao Paulo, que se celebra en La Habana del 15 al 17 de julio, reúne a mandatarios, expresidentes y líderes sociales de la región latinoamericana y del Caribe, con el objetivo de unir ideas y esfuerzos con el fin de detener la actual ofensiva contrarrevolucionaria de la derecha internacional, dirigida y financiada por el imperialismo, que ha decidido recuperar el terreno que había ido perdiendo en los últimos años.

El Foro de Sao Paulo es un mecanismo de concertación, nacido en 1990, del Encuentro de Partidos y Organizaciones Políticas de Izquierda de América Latina y el Caribe, organizado por el Partido del Trabajo de Brasil, para dar cumplimiento a una iniciativa de su presidente Luiz Inacio Lula da Silva y del líder histórico de la Revolución cubana Fidel Castro.

Esta es la segunda vez que el Foro realiza su encuentro en La Habana, pues en 1993 tuvo lugar el IV Encuentro en el que Fidel Castro le dijo a la izquierda latinoamericana: “Ningún porvenir tendremos sin la unidad y sin la integración”.

Hoy esa realidad se hace aún más evidente cuando vemos que la derecha latinoamericana, vendida al imperio, cuando no puede alcanzar el poder por los mecanismos de la democracia representativa, acude a fórmulas golpistas, comprando al poder judicial para que actúe en contra de los líderes de izquierda, aún cuando no tiene ni siquiera un programa de gobierno definido, que pueda ser visto como positivo por una parte del electorado.

Ejemplos de judicialización de la política en América Latina los tenemos en el golpe parlamentario a Dilma Rousseff y la acusación sin pruebas y prisión de Lula da Silva; las acusaciones contra Cristina Fernández, contra Fernando Lugo, contra Rafael Correa. Y donde este mecanismo no se ha podido utilizar, como en Venezuela y Nicaragua, entonces utilizan la violencia para desestabilizar al gobierno, creando un clima de destrucción y muerte para después acusar al gobierno de represión policial y favorecer una intervención extranjera.

La derecha neoliberal latinoamericana lo tiene todo a su favor: tiene dinero suficiente para atiborrar a los electores de propaganda política; es dueña de los principales medios de comunicación y sin embargo tiene que acudir a los métodos ya mencionados, porque carece de apoyo popular. Por lo tanto, si la izquierda actúa de forma inteligente y se une en un frente común, dando a conocer su programa de gobierno, basado en el beneficio de las grandes masas de trabajadores, que son mayoría en todos los países, entonces no podrá ser jamás vencida en las urnas.

En eso radica, a mi entender, la principal tarea de la actual reunión del Foro de Sao Paulo, lograr que todos los líderes de izquierda, de los distintos partidos y grupos sociales entiendan la necesidad de unirse en un frente común en cada país y proponer para los cargos electivos a los líderes más capaces, que puedan defender ante el pueblo una política de beneficio social para todos, principalmente para los más humildes, para los trabajadores, porque una política que beneficie a los trabajadores beneficia a toda la sociedad.

Hoy podemos repetir las palabras pronunciadas por el líder cubano Fidel Castro cuando en el IV encuentro realizado en 1993 dijo: “¿Qué menos podemos hacer nosotros y qué menos puede hacer la izquierda de América Latina que crear una conciencia en favor de la unidad? Eso debiera estar inscrito en las banderas de la izquierda. Con socialismo y sin socialismo”.

Anuncios