El Club de Historia de Puçol atribuye al Querido Hermano José Cano la salvación de los restos de Petra de San José

En 1983 una comisión investigadora del Arzobispado de Valencia encontró enterrados en Puçol los restos mortales desaparecidos de la Beata Petra de San José, fundadora de la Congregación de las Madres de Desamparados, enterrada en Barcelona en 1906 y cuyo cuerpo se consideraba quemado al inicio de la Guerra Civil. ¿Quién decidió extraer el cuerpo del Santuario de San José de la Montaña en Barcelona para enterrarlo en Puçol? La tesis más reciente, difundida por el Club de Historia Puçol, apunta a nuestro Querido Hermano José Cano Coloma, maestro masón y alcalde de Valencia en julio de 1936.

Tras el salvamento de su destrucción de la imagen de la patrona de la Valencia, “esa misma noche pidió a un componente de su logia masónica, que también había colaborado en el rescate de la Virgen, que marchase a Barcelona para salvar el cuerpo de la Madre de los Desamparados, mientras él hacía gestiones para ver cómo esconderla“. Tras la guerra, Cano Coloma fue condenado en 1939 a 20 años y un día de reclusión por auxilio a la rebelión y en 1951 a doce años y un día por el Tribunal para la Represión de la Masonería y el Comunismo.

Anuncios

Autor: gustavo1941

Ex preso politico cubano, refugiado en EE UU. Presidente de la Academioa Cubana de Altos Estudios Masonicos de la Gran Logia de Cuba de AL y AM (2005 a 2011); Gran Canciller Secretario General del Supremo Consejo del grado 33 para la Republica de Cuba del REAYA(2005-2008). Autor y conferencista.