Fajas para Adelgazar: ¿De verdad sirven para perder kilos?

Actualmente es muy común ver fajas para adelgazar o fajas reductoras en propagandas o siendo recomendadas por alguna celebridad cuya cintura luce diminuta y su figura ideal. Es verdad que las fajas para adelgazar no son algo nuevo, puesto que, desde hace muchos años se han utilizado para moldear la silueta femenina..

Fajas para AdelgazarLa incógnita que prevalece es, ¿son efectivas para adelgazar?¿se trata de un mito?, acompáñame en el siguiente análisis para conocer la respuesta.

Fajas para adelgazar, un poco de su historia

Las fajas definitivamente no son algo nuevo, de hecho, su predecesor es el corsé, es una prenda cuyo uso se originó en las antiguas civilizaciones griegas de Creta y Micenas, y su fin era ceñir el cuerpo de la mujer para lograr una cintura más marcada, busto alto y glúteos y caderas más pronunciados.

Los primeros corsé, estaban fabricados con cuero y algodón que habían sido endurecidos mediante distintos procesos, pero, esta prenda fue evolucionando a través de la historia, volviéndose cada vez más compleja, algunos, incluso incorporaban metal para dar estructura, siendo, sin lugar a dudas, incómodos a la hora de portarlos y posiblemente poco aconsejables para la salud de las mujeres.

El corsé cayó en desuso como prenda cotidiana, llegó a ser considerado un símbolo de opresión para las mujeres, y aunque, hoy en día, aún existen y pueden hacernos conseguir una figura deseada, actualmente no es considerado requerido ni tampoco es una prenda de uso diario.

Las fajas, sin lugar a dudas, pueden estar inspiradas en el corsé, aunque, tienen como característica que están fabricadas con telas elásticas y suelen ser más cómodas que su predecesor, además, ya no son sólo una prenda de vestir, también se emplean con fines médicos en algunos casos y estéticos, como es el hecho de adelgazar.

Fajas que queman grasa, ¿una realidad?

La lógica de las fajas para adelgazar, consiste en que, al utilizarlas, quemamos grasa, puesto que, se eleva la temperatura corporal en la zona del abdomen y esto estimula la quema de energía almacenada en forma de masa grasa en el área del abdomen, pero, lamentablemente, este hecho no ocurre.

Lo cierto es, que si puede haber una deshidratación de las células, al momento de utilizar las fajas, esto debido al calor, y la sudoración, pero, no hay tal reacción como quemar grasas. Simplemente, eliminamos algunos líquidos, pero estos, se repondrán tan pronto como volvamos a hidratarnos.

La aplicación de calor, o la sudoración, no significa que estemos quemando grasa, así que la respuesta es no, no se quema grasa simplemente utilizando una faja.

Perder medidas con fajas reductoras

Las fajas, pueden ayudarnos a reducir medidas gracias a que ejerce un efecto de compresión sobre el tejido graso, y en general, pero este efecto, suele ser también temporal.

Si dejamos de lado nuestro peso y nos enfocamos en la silueta, debemos destacar que sí existe la posibilidad de que una faja nos ayude a moldear el cuerpo, esto se debe a que, puede contribuir a estrechar algunas áreas ligeramente flexibles, como las costillas, pero, no siempre es recomendable, como veremos a continuación.

Los contras detrás de las fajas

El corsé, era una prenda que provocaba problemas de salud, su uso continuo podía generar un reacomodo de los órganos de la mujer, asociándose a problemas digestivos y complicaciones más serias como la muerte.

Se dice que algunas mujeres tenían problemas para respirar y que incluso, hubo casos de asfixia por el uso de esta prenda.
Aunque las fajas, suelen ser más cómodas que un corsé e incluso más discretas, también tienen algunas desventajas, especialmente si se ajustan demasiado.

Pueden complicar la circulación sanguínea, sobre todo, si te estás ejercitando, poniendo en serio riesgo tu salud. El uso continuo de estos dispositivos para adelgazar, también puede provocar la pérdida de masa muscular sobre todo en los músculos de la espalda.

Otra de las desventajas del uso de fajas, es que puede ocasionar problemas de la piel, como la dermatitis.

Si no funcionan, ¿por qué son tan populares las fajas para adelgazar?

Muchas personas y celebridades, atribuyen a las fajas el éxito de su figura y cintura de avista, pero, la mayoría de las personas que han tenido éxito, no sólo emplean la faja para adelgazar sino que, combinan su uso con una rutina de ejercicio regular y una dieta bien balanceada, dos pilares en el adelgazamiento que son importantísimos y a los que sí, debemos atribuirles los resultados.

Las fajas, pueden ayudarnos ligeramente a moldear un poco nuestra figura, pero suele ser por la compresión que provoca su uso.

Cuando sí usar fajas para adelgazar

Los expertos recomiendan que las fajas durante el ejercicio se empleen sólo en el momento de levantar pesas, y si así el entrenador lo determina, puesto que, a menudo no es necesario para una rutina promedio, ya que lejos de ayudar, podrían ser, perjudiciales.Fajas reductoras

El uso de fajas también puede ser necesario en algunos casos médicos, pero su uso no suele ser permanente ni prolongado, sino programado y sólo para recuperación.

Por último, una faja se puede utilizar de forma ocasional, para dar forma a nuestro cuerpo, por ejemplo, si vamos a asistir a un evento y queremos lucir más esbeltos.

Recomendaciones a la hora de elegir una faja para adelgazar

  • Si quieres comprobar por ti mismo, los resultados de utilizar una faja, estas recomendaciones podrían ayudarte a elegir la más apropiada.
  • Verifica que sea tu talla, las fajas muy ajustadas pueden traer problemas a tu salud, y no son nada cómodas, las fajas muy grandes, no tendrás buenos resultados.
  • Procura que los textiles y materiales sean de buena calidad, las fajas de mala calidad no darán el soporte ni ajuste adecuado.
  • Evita utilizar la faja mientras te ejercitas, así como procurar utilizarla con moderación y no de forma indiscriminada.
  • Busca una faja que sea cómoda de portar, al igual que los corsés, algunas fajas utilizan varillas y pueden ser muy incómodas.
  • Procura mantener limpia tu faja, ya que muchas veces se impregna de nuestro sudor.
  • Reemplaza la faja cuando adviertas su desgaste o que el ajuste ya no es el adecuado.

Espero que este artículo sobre las fajas para adelgazar te haya resultado interesante. Si tienes dudas dejar por favor un comentario.

https://www.nosolodieta.com/fajas-para-adelgazar/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.