Acompáñanos En Esta Bella Historia Inspiradora…

 Acompáñanos en esta bella historia:

Un hombre había plantado una rosa y la regaba constantemente para que creciera bien. Antes de que la planta floreciera, la observó detenidamente. Entonces, notó espinas sobre el tallo y pensó: “¿cómo puede una flor que será tan bonita estar rodeada de espinas tan afiladas?”

De pronto, sintió una profunda tristeza y rehusó regar la rosa y, antes de estar lista para florecer, la flor murió.

Y esto sucede con muchas personas. Dentro de cada alma existe una rosa: son las cualidades dadas por Dios. Dentro de cada alma tenemos también las espinas: son nuestros fallos.

Anuncios

Autor: gustavo1941

Ex preso politico cubano, refugiado en EE UU. Presidente de la Academioa Cubana de Altos Estudios Masonicos de la Gran Logia de Cuba de AL y AM (2005 a 2011); Gran Canciller Secretario General del Supremo Consejo del grado 33 para la Republica de Cuba del REAYA(2005-2008). Autor y conferencista.