¿Hay pruebas de que los “Illuminati” existen, o es solo una creencia?

Jorge A. Ricaldoni, Gerente General de Divicom Latinoamericana SRL en Divicom (1996-presente)
Existen y gozan de buena salud. Los misterios alrededor de este grupo tienen que ver con el carácter secreto que debió tener durante su origen. Este se debió a que durante mucho tiempo las sociedades secretas —que se dedicaban a fragotear a la realeza— estuvieron prohibidas, y por tanto, los Illuminati también tuvieron que encontrar las formas para no ser descubiertos.

Lo de ser un grupo secreto les dio un encanto especial, lo mismo que a los masones, por lo que los miembros no son develados en público, nadie sabe quiénes pertenecen a este grupo y tampoco se sabe a ciencia cierta cómo funcionan y para qué, aunque como cuco/coco funciona de maravillas.

La Orden de los Iluminados (Illuminatenorden en el original alemán, compuesto derivado del latín illuminati, ‘iluminados’, y orden) es el nombre que se le dio a varios grupos.

La organización Illuminati de Baviera, una sociedad secreta de la época de la Ilustración, fue la primera, fundada el 1 de mayo de 1776.

Se ganó la prohibición y proscripción absoluta, cuando se opusieron a la influencia religiosa y los abusos de poder del estado, que generalmente era monárquico.

Con la presión de la Iglesia católica, el gobierno de Baviera prohibió la organización de los Illuminati (junto con otras sociedades secretas que ni se le parecían), por lo que se disolvió en 1785.

En los años subsiguientes, el grupo fue vilipendiado por críticos, que afirman que los miembros de los Illuminati de Baviera se reagruparon y fueron los responsables de fogonear la Revolución Francesa, lo cual es cierto, pero no fueron los únicos.

Los Illuminati refiere a diversas organizaciones que dicen tener vínculos con los originales Illuminati bávaros originales o con sociedades secretas del mismo estilo, que son acusados —no sin razón— de controlar los asuntos mundiales, planificar eventos y ser agentes de poder en los gobiernos y empresas.

Lo que está en duda es si realmente quieren establecer un Nuevo Orden Mundial, o si no es que ya lo han logrado. Pueden buscar el aumento de su poder político cuando los gobiernos que apoyaban decaen, son derrotados o derrocados.

Los Illuminati han sido, son y serán figuras centrales de algunas de las más conocidas y elaboradas teorías conspirativas, Son muy útiles en las obras de ficción.

Los han representado como un grupo político/económico/esotérico al acecho y en las sombras, que constantemente tira de las cuerdas y palancas del poder. Lo cierto es que de esotéricos no tienen nada.

Tal descripción puede encontrarse en decenas de novelas, películas, programas de televisión, cómics, videojuegos y hasta en videos musicales. Sus principales enemigos, que ven Illuminatis en todas partes son los inefables terraplanistas.

William Guy Carr, quien es un cristiano fundamentalista y escritor de las más diversas y ultramontanas teorías conspirativas y antimasónicas, mencionó en uno de sus libros (¿de 1955?), la presunta existencia de una serie de cartas escritas entre los años 1870 y 1872, que supuestamente se conservan en los archivos de la biblioteca del Museo Británico, entre un antiguo militar confederado llamado Albert Pike (de hecho el único representante de la Confederación, y a la vez miembro activo del Ku Klux Klan, honrado con una estatua en Washington D.C.) y el francmasón y carbonario Giuseppe Mazzini, un filósofo y político italiano que es un héroe de la unificación de los estados italianos y enemigo del Vaticano, quien había sido seleccionado por los Illuminati para dirigir sus operaciones mundiales en 1834.

Otros estudios ubican las mismas cartas en el Museo del Vaticano, que como el Museo Británico desmienten la existencia misma de dichas cartas y su contenido anacrónico y fundamentalista, a lo que suman la falta de rigurosidad y de fuentes del autor, suponiendo que han sido totalmente inventadas por la imaginación del mismo.

Según William Guy Carr, una de las supuestas “cartas” fechada el 15 de agosto de 1871, el mencionado Pike le habría hecho saber a Mazzini el plan de los Illuminati para el “futuro” del mundo:

Fomentaremos tres guerras que implicarán al mundo entero.

  • La primera de ellas permitiría derrocar el poder de los zares en Rusia y transformar ese país en la fortaleza del comunismo ateo necesaria como una oposición controlada y antítesis de la sociedad occidental.
  • Las divergencias causadas por los “agenteur” (agentes) de los Illuminati entre los imperios británico y alemán serán utilizados para provocar esta guerra, a la vez que la lucha entre el pangermanismo y el paneslavismo.
  • Un mundo agotado tras la guerra, no interferirá en el proceso de construcción de la “nueva Rusia” y el establecimiento del comunismo, que será utilizado para destruir los demás gobiernos y debilitar a las religiones.
  • La segunda guerra mundial se desataría aprovechando las diferencias entre la facción ultraconservadora y los sionistas políticos. Se apoyará a los regímenes europeos para que terminen en dictaduras que se opongan a las democracias (Nazismo, Fascismo, Comunismo y Socialismo) y provoquen una nueva convulsión mundial cuyo fruto más importante será el establecimiento de un Estado soberano de Israel en Palestina que venía siendo reclamado desde tiempos inmemoriales por las comunidades judías. Esta nueva guerra debe permitir consolidar una Internacional Comunista bastante fuerte para equipararse a la facción cristiana/occidental.
  • La tercera y definitiva guerra se desataría a partir de los enfrentamientos entre sionistas políticos y los dirigentes musulmanes. Este conflicto deberá orientarse de forma tal que el Islam y el sionismo político se destruyan mutuamente y además obligará a otras naciones, una vez más divididas sobre este asunto, a entrar en la lucha hasta el punto de agotarse física, mental, moral y económicamente…
  • Liberaremos a los nihilistas y a los ateos, y provocaremos un formidable cataclismo social que en todo su horror mostrará claramente a las naciones el efecto del absoluto ateísmo, origen del comportamiento salvaje y de la más sangrienta confusión.
  • Entonces en todas partes, los ciudadanos, obligados a defenderse contra la minoría mundial de revolucionarios, exterminará a esos destructores de la civilización, y la multitud, desilusionada con el Cristianismo, cuyos espíritus deístas estarán a partir de ese momento sin rumbo y ansiosos por un ideal pero sin saber dónde hacer su adoración, recibirán la verdadera LUZ a través de la manifestación universal de la doctrina pura de “Lucifer”, sacada a la vista pública finalmente. Esta manifestación resultará del movimiento reaccionario general que seguirá a la destrucción del Cristianismo y ateísmo, ambos conquistados y exterminados al mismo tiempo.

Citado según William Guy Carr, en Peones en el juego, 1955.

Realmente si los Illuminati pensaron y planificaron eso eso a mediados del Siglo 19, lográndolo a la perfección… ¡El poder que se supone que tienen, lo han ganado justamente.

Anuncios

Autor: gustavo1941

Ex preso politico cubano, refugiado en EE UU. Presidente de la Academioa Cubana de Altos Estudios Masonicos de la Gran Logia de Cuba de AL y AM (2005 a 2011); Gran Canciller Secretario General del Supremo Consejo del grado 33 para la Republica de Cuba del REAYA(2005-2008). Autor y conferencista.