Los Siete Planos De La Existencia: Escalas Del Desarrollo Espiritual

 

¿Ustedes creen que sólo existe un plano de existencia? Son muchas las formas en que se nos plantea la idea de que existen más dimensiones y más realidades de las que estamos experimentando. La cultura popular, por medio del cine y la televisión nos muestran estas hipótesis que sin duda nos dejan reflexionando.

El esoterismo y la espiritualidad postulan que el universo se compone de diferentes planos de existencia, que tienen que ver con nuestras fases evolutivas a nivel físico y espiritual. Incluso la ciencia, por medio de la física cuántica se ha aproximado a este tipo de planteamientos, los cuales pueden ser viables. Para estas cuestiones hay que tener una mente abierta, nunca está de más cuestionarnos sobre lo que va más allá de nuestra realidad material.

En la espiritualidad, como en el budismo, en la metafísica y otras vertientes, existen diferentes estados de la conciencia y de la energía. Para el esoterismo se vislumbra la materialización de  otros planos ocultos para los sentidos terrenales, los cuales son siete y representan diversos momentos de la conciencia humana y de la vida en general. Cada realidad, se rige por un contexto, por reglas y características específicas, exceptuando el séptimo nivel, ahí no existen condicionamientos. Los planos, son niveles que cuentan con contexto distintivo, en donde podemos crecer y aprender de nuestro desarrollo como seres espirituales en el universo. En cada plano se trabaja algo en específico y nos permite quedarnos, bajar o ascender según nuestro libre albedrío y comportamiento.

Se plantea que los humanos nos movemos en tres mundos, el físico, el mental y el astral. Esto nos parece lógico, pero ¿Qué hay de los otros cuatro planos? En el libro ¨Conmociones Cósmicas¨ de Torkom Saraydarian, se nos describe que estas siete realidades son 7 subplanos de los 49 en total que se manifiestan en el universo. Aquí se plantea que todo lo que se encuentra en este cosmos, se subdivide en siete y la obra nos comparte las características de cada nivel, que se establecen como estados que aluden a la consciencia de los seres humanos. Por una parte, contamos con el plano mental superior, el cual se conforma por lo Divino, Monádico y Átmico. Mientras que el nivel cuatro, es el estado intuitivo que se considera un punto medio, un eslabón entre lo superior y los niveles más pequeños que se denominan como los planos inferiores que involucran la mente, las emociones y la materia. Aquí una breve descripción de cada nivel y sus características, lugares por los cuales hemos o vamos a atravesar en algún punto de nuestras existencias, según estos planteamientos:

7. Divino: es el plano más elevado, es el Todo, es el origen, un lugar donde sólo permea el amor, en donde todos los planos de la existencia se encuentran en armonía, donde todo lo bueno es infinito.

6. Monádico: es donde se unifica todo y las polaridades dejan de existir, cuando el alma entra en un estado de pureza. Aquí se sintetiza el historial de karma de nuestras vidas.

5. Átmico: mejor conocido como el nirvana por los budistas, el cual se puede definir como el estado de liberación del alma. Aquí se delimitan muy bien la dualidades que componen el universo, el ego o el mal con entidades del bajo astral y sus representación y el bien, el espíritu con los seres de luz.

4. Intuitivo: También conocido como Búddhico, porque es el estado que alcanzó Buda cuando fue humano. Ese estado de iluminación, donde te haces consciente de tu cuerpo físico, tu misión como humano pero despierto al mundo espiritual y lo que va más allá de los tangible para nuestros sentidos. Es donde se conectan los dos mundos. Por otro lado, se plantea que es el estado que experimentamos después de morir en donde se quedan nuestros ancestros antes de seguir su camino evolutivo.

3. Mental:  es la representación de las ideas, de todo lo que surge en la mente, la memoria, los recuerdos, las conexiones neuronales, etc. En donde convergen el plano astral y físico y nos acerca a los niveles superiores. Aquí se puede ubicar la meditación como una frecuencia que nos conecta con los otros niveles.

2. Emocional: o Astral, que es consecuente a la existencia de la materia, donde todo tiene una mayor fluidez. Es un espacio donde la energía se crea y se transforma. Es el mundo de las emociones. Alude a la naturaleza, al mundo vegetal, mineral, animal y es donde se ubican las hierbas de sanación para los seres humanos.

1. Físico: es el plano donde residimos, donde se encuentra la materia y se materializan los cuatro elementos, el agua, fuego, aire y tierra. Son los átomos, los minerales, las rocas, es el nivel de sanación donde se ubica la gemoterapia, por ejemplo.

http://etermagazine.com/universo/los-siete-planos-de-la-existencia-escalas-del-desarrollo-espiritual/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.