Trump aplaza su reforma migratoria hasta después de las elecciones de noviembre

De acuerdo con un discurso pronunciado el lunes, Trump se ha decantado por esperar el resultado de las elecciones del 6 de noviembre, cuando los electores salgan a las urnas para elegir una nueva Cámara de Representantes y renovar un tercio del Senado. En ese momento, le pediría nuevamente al Congreso que le dé dinero para el muro.
JORGE CANCINO/22 AGO 2018 – 8:39 AM EDT
Tras casi 20 meses de una dura guerra contra la inmigración, el presidente Donald Trumpanunció que esperará a los resultados de las elecciónes del próximo 6 de noviembre para insistir ante el Congreso que apruebe su dura reforma migratoria.

“Creo que vamos a hacerlo muy bien en la elección de medio término, y esa es una de las razones más importantes”, dijo el mandatario el lunes en la Casa Blanca durante un reconocimiento de su gobierno a las agencias federales de inmigración, en el que resaltó logros en el combate de la inmigración ilegal, una de sus principales temas de campaña.

Trump aprovechó la oportunidad para nuevamente vincular la inmigración con el crimen, “el tráfico, las drogas y la delincuencia”, también para hablar de la construcción del muro y anunció que pronto pedirá $5,000 millones adicionales a los $3.2 millones que ahora está utilizando para erigir la pared en la frontera con México.

Pero reconoció que su esfuerzo “no ha sido fácil, porque tenemos una pequeña oposición llamada ‘los demócratas'”, a quienes según sus palabras “simplemente no les importa el crimen”.

Si bien los republicanos controlan ambas cámaras del Congreso, en el senado necesitan 60 votos para aprobar leyes y solo tienen 51.

Debates perdidos

Las batallas migratorias que Trump ha librado en el Senado han sido desastrosas, a pesar de su discurso triunfalista.

A mediados de febrero, por ejemplo, durante las negociaciones para reemplazar el programa junto con la aprobación del presupuesto, el plan migratorio patrocinado por Trump solo consiguió 39 votos en el Senado, 36 de ellos republicanos (17 senadores de su partido no lo respaldaron).

El 23 de marzo, el Congreso aprobó el presupuesto para lo que restaba del año fiscal 2018, pero sin darle a Trump los $25,000 millones que reclamaba para su plan de reforma migratoria, que entre otras medidas incluye el muro, aumentar las redadas, construir nuevas cárceles para inmigrantes, acelerar las deportaciones, limitar la inmigración legal y las reunificaciones familiares, y desaparecer la lotería de visas.

Los republicanos han estado con ustedes (las agencias federales de aplicar la ley de inmigración) todo el tiempo”, dijo Trump el lunes. “Y ganamos, nosotros ganamos”, aseveró.

A golpe de tuit

Cuatro meses después de aquella batalla, Trump volvió a la carga con el tema. El 29 de julio, a través de su cuenta en la red social Twitter, el mandatario escribió: “ La inmigración ilegal es uno de los principales problemas de seguridad nacional. Después de décadas de juegos, con todo el mundo riéndose de la estupidez de nuestras leyes de inmigración, y con los demócratas pensando …

“… que las Fronteras Abiertas, el Crimen a gran escala y la abolición del ICE son cosas buenas para ellos, debemos ser inteligentes y finalmente hacer lo que se debe hacer para la Seguridad de nuestro país”.

 Y lanzó la siguiente amenaza: “¡ Estaría dispuesto a ‘cerrar’ el gobierno si los demócratas no nos dan los votos para la Seguridad Fronteriza, que incluye el Muro! Hay que quitar la Lotería (de visas), Atrapar y Liberar etc. Y finalmente ir al sistema de Inmigración basado en MÉRITO! ¡Necesitamos grandes personas que entren a nuestro país!”

La nueva postura

La nueva estrategia ya no se basa, por ahora, en la amenaza de cerrar el gobierno a partir del 1 de octubre si el Congreso, durante el debate del presupuesto para el año fiscal 2019, no le da los fondos que reclama para poner en marcha su reforma migratoria.

De acuerdo con el discurso del lunes, Trump se ha decantado por esperar el resultado de las elecciones del 6 de noviembre, cuando los electores salgan a las urnas para elegir una nueva Cámara de Representantes y renovar un tercio del Senado.

Con nuevas arengas y un tono más agresivo que el utilizado en la campaña presidencial que lo puso en la Casa Blanca, el presidente se ha puesto a la cabeza de la estrategia del Partido Republicano para mantener el control del Congreso.

“Todos aquí hoy en día entienden una verdad vital: que Estados Unidos es una tierra de oportunidades porque somos una nación de leyes”, afirmó, dejando fuera nuevamente el término “inmigrantes”. “Para que Estados Unidos sea una nación fuerte, debemos tener fronteras fuertes”, aseveró.

En otra parte de su discurso, Trump volvió a insultar a los inmigrantes, a quienes culpa de todos los males del país. “ Nunca rendiremos nuestra nación a las fuerzas de la anarquía, el caos y el crimen. No permitiremos que nuestras comunidades sean consumidas por venenos mortales y depredadores violentos. Los venenos están fluyendo a través de nuestro límite (fronterizo) y lo estamos golpeando desde todos los ángulos. Pero necesitamos nuevas leyes. Necesitamos leyes fronterizas. Necesitamos leyes de inmigración. Las necesitamos rápido. Vamos a obtenerlos. Con suerte, la elección de medio término ayudará con ese fin”.

El último tuit

Este lunes, en medio de una andanada de tuits relacionados con la trama rusa y ataques al exdirector de la CIA, John Brennan, Trump se refirió a su política de ‘tolerancia cero’ en la frontera: “¡Lamento tener que reiterar que hay consecuencias graves y desagradables por cruzar la frontera hacia Estados Unidos ILEGALMENTE! Si no hubiera consecuencias serias, nuestro país sería invadido por personas que tratarían de entrar, ¡y nuestro sistema no podría manejarlo!”, escribió.

La denominada política de ‘tolerancia cero’, anunciada por el fiscal general Jeff Sessions en abril, le permitió al gobierno separar forzosamente a miles de niños de sus padres mientras estos enfrentaban cargos criminales por entrada ilegal al país, siendo que la mayoría venía a Estados Unidos en busca de asilo.

Entre el 5 de mayo y el 9 de junio, el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) reconoció haber separado 2,551 menores, 103 de ellos de menos de 5 años.

El 26 de junio un juez federal del sur de California, en San Diego, ordenó al gobierno en un plazo de 30 días reunificar a la totalidad de las familias afectadas, plazo que finalizó el 26 de junio. Pero a la fecha más de 530 menores siguen en manos del gobierno y más de 430 padres fueron deportados solos a sus países de origen, una crisis humanitaria sin precedentes en la historia moderna del país.

A pesar de la orden judicial, Trump sigue amenazante, incluso antes de conocer los resultados de los comicios.

Qué dicen los demócratas

La oposición demócrata en el Senado mantiene su postura y no cede, ni a los insultos ni al discurso de Trump.

“Los demócratas del Congreso han demostrado su disposición para ir a la mesa de negociación sobre inmigración. Sin embargo, el presidente Trump ha bloqueado cualquier solución bipartidista a favor de legislación que no goza de apoyo bipartidista”, dijo a Univision la senadora Catherine Masto (Nevada).

“Este presidente y los líderes republicanos del Congreso deben dejar de obstruir los esfuerzos bipartidistas por resolver la crisis migratoria, y actuar inmediatamente para proteger a los dreamers y a las familias indocumentadas que tanto contribuyen a nuestras comunidades”, agregó.

Otros demócratas de la Cámara de Representantes, que pidieron el anonimato, dijeron que las palabras del presidente “ persiguen atraer a sus votantes, se trata de propaganda, nada serio respecto a solucionar el tema de inmigración”.

Congresistas republicanos moderados, que también pidieron no revelar sus nombres, dijeron que “cualquier plan que venga de la Casa Blanca sobre el tema, primero lo revisaremos antes de dar una opinión”.

La guerra continúa

Mientras llega el día de las elecciones, o el debate del presupuesto 2019, Trump sigue librando su guerra que, a la fecha, acumula un legado de arrestos, encarcelamientos, juicios, deportaciones y separaciones forzadas.

“Vamos a detener las ciudades santuario”, advirtió el lunes en el homenaje a la Patrulla Fronteriza. “Terminaremos con la ridícula política de capturar y liberar. Piensen en eso. Solo piensen en ello. Atrapas a alguien malo, tomas su nombre y lo liberas. Y a excepción de la política, todos los demócratas saben que está mal. Pero la política es absolutamente primordial sobre la aplicación de la ley, la seguridad y el crimen. Tenemos que hacer que la gente haga lo que es correcto. Haré lo que es correcto. Yo no votaría de otra manera”, alentó a sus electores para que el 6 de noviembre elijan candidatos republicanos y rechacen a los demócratas.

En la ceremonia a la que también asistió el vicepresidente, Mike Pence, estuvo presente el senador republicano David Perdue (Georgia), quien en marzo del año pasado junto con el también senador Tom Cottom (Arkansas), presentaron el proyecto de ley S. 354 que incluye todas las propuestas de reforma migratoria que Trump quiere que el Congreso apruebe.

El plan, además del muro, quiere aumentar las redadas, construir cárceles y acelerar las deportaciones, exige:

  • Instalar radares y sistemas de alta tecnología en la frontera para detener la inmigración ilegal.
  • Contratar nuevos agentes para la Patrulla Fronteriza.
  • Contratar nuevos agentes para la Oficina de Inmigración y Aduanas.
  • Limitar la inmigración en cadena (reunificación familiar). Restringirla solo a cónyuges e hijos menores de edad solteros de residentes y ciudadanos.
  • Eliminar la Lotería de Visas.
  • Descongestionar las cortes de inmigración aumentando las deportaciones.
  • Limitar la política de asilo.

https://www.univision.com/noticias/reforma-migratoria/trump-aplaza-su-reforma-migratoria-hasta-despues-de-las-elecciones-de-noviembre?utm_source=sf&utm_medium=email&utm_campaign=digmktg_noticiasaug22&utm_term=na&utm_content=tp6

Anuncios

Autor: gustavo1941

Ex preso politico cubano, refugiado en EE UU. Presidente de la Academioa Cubana de Altos Estudios Masonicos de la Gran Logia de Cuba de AL y AM (2005 a 2011); Gran Canciller Secretario General del Supremo Consejo del grado 33 para la Republica de Cuba del REAYA(2005-2008). Autor y conferencista.