LOS SINTOMAS NEUROLOGICOS DEL PERSONAL DIPLOMATICO EN CUBA.LA ACADEMIA MEDICA ESTADOUNIDENSE  ENTRA EN EL DEBATE CIENTIFICO.

Cortesia del Dr. Santiago Cardenas

Resultado de imagen para foto del dr santiago cardenas en miami
Dr. Santiago Cardenas

La prestigiosa publicación JAMA (Journal  of the American  Medical Association) en su último número de agosto 14/2018,  ha publicado en la página 602 y siguientes,  cuatro comentarios y una réplica  acerca de los incidentes  sónicos en la Habana, Cuba.

En el centro del interesante debate médico está una previa comunicación de  tres especialistas en un número precedente del JAMA.2018:319. Randell Swanson,  Stephen  Hampton y Douglas Smith MD. que  pertenecen al Departamento de Neurocirugía y  Truma Craneano de la Universidad de Pennsylvania,Perelman School of Medicine. Este histórico artículo :“Neurological  manifestations among US. government personnel reporting directional audible and sensory phenomena in Havana , Cuba.” , es el meollo, la piedra angular del tema que se debate.

La primera carta a lo editores de JAMA proviene de Robert E Bartholomew  del Departamento de Historia y Ciencias Sociales,Botany Downs Secondary College, en Aukland , New Zealand. Basado en un artículo suyo  publicado en el  British Journal of Psychiatry,  en el 2002. Este autor señala  que una enfermedad psicogénica colectiva no puede ser descartada.

La segunda vino de Jon Stone,PhD. y colaboradores  del Department of Clinical Neurosciences, Western General Hospital, Edinburgh. United Kingdom. “Existe una amplia gama de anomalías vestibulares en paciente con trastornos de ansiedad……Las divisiones entre  hallazgos neurológicos y  psicólógicos deben ser revaluadas….. Los desórdenes funcionales neurológicos, pueden afectar a cualquiera,incluyendo a un staff de diplomáticos con trabajo agotador.”

La tercera crítica llegó  de Chura, PsyD. y Miskey PhD. de  Veterans Affairs Centers, North Caroline y Denver, Co. respectivamente. Ellos proponen  que el artículo original : “refleja una interpretación errónea   en los resultados objetivos de los tests de conocimiento”. Por ejemplo, usando la  clasificación de Weschler,los pacientes # 4, 9, 11,13,15 y 20 tienen errores.

Por último, Gianoli MD y Soileau MD. del Ear and Blance Institute,Covington,Louisiana y Wackym MD, Rutgers Medical School, New Brunswick, New  Jersey, señalan que  los síntomas de estos pacientes pudieran ser explicados por una laberintitis periférica unilateral o bilateral.

LA REPLICA

Como expliqué al inicio, los tres autores del trabajo original:Hampton, Swanson y Smith,  contestaron manteniendo sus criterios científicos originales.

En referencia al artículo del neozelandés: sus criterios diagnósticos para una enfermedad  psicógenica colectiva  incluyen :”preponderancia de pacientes femeninos” ; “síntomas  que son benignos y transitorios” y “comienzo abrupto y rápida recuperación”. Ninguna de estas tres condiciones están presentes en la cohorte habanera, donde 11 de los 21 eran mujeres y todos tuvieron síntomas importantes que persitieron por largos meses.

El reproche del Dr Stone, desde Edimburgh, dicen los replicantes, no se relaciona con los hallazgos de Herdman y colaboradores publicados en Front Neurolgy en el 2011. En este trabajo se demostró que enfermos con ataxia espinocerebelar comprobada  tenían  desórdenes psicogénicos de inestabilidad cuando se estudiaron con  posturografía dinámica computarizada.

Al tercer  trabajo, el del dr Shura, se le replicó aclarando que todos  los percentiles de los pacientes del reporte original  tuvieron varios  scores que se desviaron por mas  de  1 SD ( Standard Deviation ) de sus respectivas medianas ( algunos excedieron  2 SD).

Por último, referente al Dr Gianoli y su tesis de laberintitis, los replicantes afirman que las pruebas vestibulares fueron realizadas por el team de Otorrinolaringología  de la Universidad de Penn y fueron normales; aunque no publicadas.

CONCLUSIONES

Se aclara por Hampton,Swanson y Smith que  actualmente se están realizando estudios avanzados de neuroimágenes en toda  esta cohorte  de la Habana esperando  identificar cambios estructurales en el cerebro que pudieran  explicar las manifestaciones neurológicas.

La carta  de réplica comienza con este párrafo  que prefiero mostrarlo en su pureza y lenguaje original y se explica por sí mismo.

“Our study was a retrospective  evaluation of data generated solely as part of clinical care.Research with this patient cohort was not originally anticipated due to secrecy and privacy concerns. However, owing to the extraordinary nature  of patient reports and clinical symptoms, the US  Department of State cleared the study as a public health matter. Althought we must continue to withhold certain sensitive information and despite  the preliminary nature of the data, we  believe that we can address concerns  raised by the letters”.

“ The letters” son  las  cuatro cartas al editor del JAMA, aquí publicadas y comentadas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.