TRÁTATE BIEN

Trátate bien
Por Merce Roura

Basta ya de complicarte la vida en vano, gratis, porque sí… Y no hablo de subir montañas ni correr una maratón. Eso es fácil…  Hablo de complicarte la vida de verdad. De ponerte la zancadilla. De no pensar en ti. De no reservarte un momento para mirarte y sentirte, de no escucharte las ganas acumuladas de vivir, de no dejarte libre y ni abrirte paso. Es maravilloso que pienses en los demás, pero si no te tienes en cuenta, un día caerás en un bache profundo y tampoco podrás ayudarles desde ahí… Mereces que te den lo que das, que te cuiden como cuidas, que te ayuden como ayudas, que te mimen como minas y para ello debes permitirte recibir y abrir tu mente, tu corazón y tu vida…

Notar que estás en ti, que confías en tus posibilidades y percibes que son infinitas… Que puedes cambiar tu mirada y con ella cambiar tu percepción de la vida… Aunque ahora crees que son los demás que no te tienen en cuenta y no digo que no sea cierto, en parte, pero cómo quieres que te vean si tú te has olvidado de ti… Si te tienes postergado, escondido, te tratas como si no supieras nada, como si valieras tan poco… Te miras y te ves los defectos y no te das cuenta de lo mucho que vales y brillas. Hablas siempre de tu nariz pero no te has fijado en tus ojos preciosos que miran con una pasión que desborda, que calma, que revive, que transmite amor a raudales.. Ignoras tu mirada y tu forma de compartir y de dar, tu forma de ser maravillosa que contagia amor pero transmite pena, la pena de alguien que no se ve por más que mira y no se encuentra porque ya no se busca…

¿No te das cuenta de que mereces que te pasen cosas buenas? abre la puerta a ellas y no te escondas…

A veces, nos sentimos incapaces de querernos, pero siempre hay una puerta por abrir para llegar a nuestra autoestima.  Y el ejercicio de encontrarla merece le pena, nosotros lo merecemos… Merecemos lo mejor, aunque a veces no nos acordamos de permitírnoslo y escucharnos, nos callamos y tragamos, nos sepultamos tras nuestro cansancio, miedo y quejas pero no nos damos lo que realmente necesitamos… No nos reconocemos ni aceptamos, no nos ponemos las cosas fáciles… Nos ponemos trabas, obstáculos, piedras en el camino… Nos ajustamos para decir que no cabemos, subimos el listón para no llegar nunca, siempre dando sin pedir, siempre queriendo demostrar lo que ya no hace falta, lo que nunca ha hecho falta…

Sin dormir suficiente, sin respirar hondo, sin más aliento que el de la prisa, sin concederle al miedo un momento para darnos cuenta de que en realidad es muy chico a nuestro lado… Sin permitirnos la tristeza que viene a contarnos que ya no nos acordamos de estar alegres por nosotros mismos y solo nos apuntamos a la felicidad ajena porque no invertimos ni un soplo en la propia… Y no es que esté mal celebrar el éxito ajeno pero eso no ocupa el vacío de no intentar el propio, de haber postergado tus sueños y borrado tus metas…

Sin prisa para descansar. Sin pausa para seguir… No nos ponemos fácil la vida y la vida nos responde siendo cada día más complicada, más árida e inhóspita, más amarga, más oscura…Aunque también es dulce y llena de magia, vibrante, serena, llena de oportunidades para comprender lo poco que nos amamos y lo mucho que lo necesitamos… Por eso, basta de imaginar todo tipo de tragedias para mañana, deja de alimentar a tus fantasmas y saca de tu vida a las personas que te restan energía.

Y  luego un golpe, otro, uno de repente sin avisar… Otro que era esperado, casi deseado porque la incertidumbre de lo que no llega pero sabes que vendrá te angustia… Traiciones, abandonos, injusticias, personas raras que se cuelan en tu vida y te prometen mucho y dices sí porque tienes tan poco para conseguir tanto, porque estás tan cansado de pelear para alcanzar lo mínimo, de ver que todo es esfuma, que buscas que te salven…

Y nadie te salva si no te salvas. Nadie te da si no te das. Nadie te honra si te honras, nadie te ve si no te ves…

Nadie te pone la vida fácil sino te decides a hacerla fácil, si no te pones a trabajar en ti y te escuchas las penas y te cantas nanas por las noches. Si no te reconoces las heridas.

Nadie verá tu luz si tu no aceptas tu imperfección.

Nadie te ama si no te amas primero ni te dice sí si antes tú no te dices sí… 

Dite sí ahora y acorta el tiempo de espera. Alza el vuelo en este preciso y precioso momento de encuentro contigo, en el que te das cuenta de que si logras amarte ya no habrá inviernos tan fríos o serán fríos pero no va importarte.

Dite sí ahora y baila contigo este baile prohibido para los que no se sueñan ni consienten, para los que lloran en silencio y nunca se calman la sed porque creen que nacieron para suplicar y no para pedir lo que les toca y se merecen…

Acepta ahora toda tu magia y empieza a usarla como jamás te has atrevido… 

Dite sí ahora y reclama tu herencia de risas, de momentos dulces, de juegos sin tregua, de responsabilidad sobre tu vida, de abrazos, de besos, de momentos sinceros, de regalos sorpresa, de soledad querida y aceptada contigo, llena de amor y de vida… Reclama lo que mereces a la única persona que puede dártelo… TÚ.

Queda claro que no nos educaron para la risa sino para el llanto, para callar y bajar la cabeza, para sufrir esperando algo que no existe de alguien que no tienen intención de dar… Para preocuparnos por lo que no pasará nunca y pasar la vida intentando eludir lo inevitable hasta que al final de tus días te topas con ello y descubres que en realidad no era nada…

Basta de sacrificios inútiles y lamentos ahogados… Basta de creer que el mundo se hunde si paras, si descansas y te tomas un respiro para notar que estás vivo…

A veces nos falta sólo aprender a vernos y escucharnos… Decirnos que sí y decidir que vale la pena vivir sin darnos la espalda. Que ya basta de que todo sea siempre tan difícil y arrastrado… Ya basta de esperar a que todo sea propicio para amarte…

Para un momento, piensa en cómo te tratas… Empieza a tratarte bien, empieza ahora. 

Fuente: https://mercerou.wordpress.com/2018/07/14/tratate-bien/

https://www.grandespymes.com.ar/2018/08/23/tratate-bien/

Anuncios

Autor: gustavo1941

Ex preso politico cubano, refugiado en EE UU. Presidente de la Academioa Cubana de Altos Estudios Masonicos de la Gran Logia de Cuba de AL y AM (2005 a 2011); Gran Canciller Secretario General del Supremo Consejo del grado 33 para la Republica de Cuba del REAYA(2005-2008). Autor y conferencista.