QUÉ SE PUEDE DECIR…

Angélica Mora/Apuntes de una Perodista/Maryland

Qué se puede decir, que no se ha dicho.
¿Que la situación de Venezuela es insoportable, pero pasa otro día más de hambre, miseria y enfermedades?
Que los gobiernos lamentan, pero no hacen nada por aliviar el dolor de todo un pueblo.
Que se esgrime la famosa “autonomía de los pueblos” y en la “no  injerencia”, como disculpa por no tomar una actitud más decisiva en la crisis.
La impotencia hace crujir los dientes.
Ya no hay ni siquiera basura que comer.
Inclusos las quejas han sido calladas porque ya nadie puede sacarlas al exterior, blindados  e intervenidos los teléfonos y las redes sociales.
Mientras, Maduro se muere de la risa con su comparsa de atorrantes, cada cual peor que el otro.
Y el régimen sigue robando descaradamente mientras el pueblo agoniza o huye…

Anuncios