MADURO TIENE QUE ABANDONAR EL PODER

Angélica Mora/Apuntes de una Periodista/Maryland

Ni diálogo, ni exhortaciones de gobiernos solucionarán la grave crisis venezolana.
La única salida es que Nicolás Maduro abandone el poder, Cuba deje de inmiscuirse en los asuntos internos de la nación bolivariana y se llame -en un tiempo prudencial- a elecciones libres.
Y eso se logra solo a traves de una huelga general indefinida.
Ninguna conversación con el gobierno de Miraflores solucionará nada, como ya se ha demostrado en varios intentos, en uno de los cuales intervino como mediador el Vaticano.
No habrá colaboración de Maduro para solucionar  la crisis de inmigracion, porque -sencillamente- dice que no hay tal crisis, “sino un normal desplazamiento de gente”.

Acaba de terminar una reunión de 13 países latinoamericanos en Quito, Ecuador, para tratar el tema de la crisis migratoria de venezolanos que los afecta en gran manera.
Como bien dijo el representante chileno, Raúl Sanuhueza, en esa cita: “Me habría gustado “ir un poco más allá” en la declaración y “en reconocer que esto no vino del cielo”. “No es que los venezolanos se pusieron en la mente un buen día salir a caminar y recorrer América Latina. Esta no es una situación de turismo. Lejos de eso, esta es una situación humanitaria grave generada en una crisis”.
En la conferencia no estuvo presente ningún representante venezolano, pese que la invitación se cursó a todas las naciones de la región.
Con esto se demuestra la burla del régimen chavista hacia los países afectados y la absoluta poca voluntad para buscar una solución a estos y otros graves problemas.
Mientras tanto, los miembros del gobierno -encabezados por Maduro- siguen cogiendo oxígeno para mantenerse en el poder y seguir robando y matando al pueblo.
Anuncios