Reanudan relaciones Gran Logia de la Florida y la GLC

Gustavo Pardo Valdès 33

Acabo de conocer la noticia de la reanudación de las relaciones fraternales entre la Gran Logia de la Florida y la Gran Logia de Cuba (GLC).

Este hecho no es sorprendente para quienes han seguido con atención los acontecimientos suscitados en los últimos meses, los cuales se han caracterizado por los renovados esfuerzos de la Potencia Masónica floridana, destinados a acosar y piratear miembros a las Potencias Masónicas cubanas que llevan casi seis décadas radicadas en el Exilio.

No es nada aventurado presumir que, además de la reanudación de las relaciones, dicho tratado tiene por objeto no declarado terminar con la molesta existencia en la Florida de una masonería hispana, libre, independiente y fundamentada en el Rito Escocés Antiguo y Aceptado, rito eminentemente doctrinal, progresista y social; precisamente, todo de lo que carece el Rito de York.

Creo que este es el momento preciso de continuar con el programa de análisis ideado y propuesto por el Venerable Maestro de la logia Comandante Osvaldo Ramírez García No. 3., VH Ibrahim Bosch López, del cual ya ha efectuado dos encuentros: DE DONDE VENIMOS Y EN DONDE ESTAMOS.

En dichos eventos se ha analizado el origen y la historia de la masonería exiliada, así como el estado en el cual actualmente se encuentra.

En el tercero de dicho programa, HACIA DONDE VAMOS, ha de analizarse, desde una óptica absolutamente realista, los retos que enfrentamos, incluyendo la no declarada y nada fraternal alianza que se ha establecido entre la Gran Logia de la Florida y la oficialista GLC.

Resulta de suma urgencia:

  1. Obtener el RECONOCIMIENTO masónico internacional a nuestra REGULARIDAD. A tal efecto, debemos encontrar los medios jurídico-doctrinales más adecuados para ello.
  2. Transformar la visión de MASONERIA CUBANA en algo más amplio y abarcador, que involucre a las distintas comunidades de habla hispana, portuguesa y de otros orígenes étnicos radicados en la comunidad.
  3. Fortalecer los vínculos fraternales entre la Gran Logia de Cuba de A.L. y A.M del Oriente de Miami, la Gran Logia Unida de las Antillas y el Supremo Consejo del Grado 33 de la Lengua Española para el sur de los EE UU.
  4. Establecer un calendario de reuniones oficiales, para que los dirigentes de los Cuerpos antes mencionados compartan información, examinen las circunstancias que afectan e involucran a sus respectivas Potencias y a la Masonería exiliada en general, para que conjuntamente puedan coordinar la implementación de las acciones más oportunas a cada caso, destinadas al beneficio común.
  5. Valorar la mejor manera para la incorporación e interrelación de la Masonería exiliada a la problemática socio-política que se efectúa en nuestro entorno.

Es necesario reconocer que estamos ante momentos decisivos para la continuidad y el desarrollo de un movimiento masónico avalado por seis décadas de existencia; ello nos impone tomar decisiones sabias, precisas y con visión de futuro.

No hay texto alternativo automático disponible.

 

Anuncios

Autor: gustavo1941

Ex preso politico cubano, refugiado en EE UU. Presidente de la Academioa Cubana de Altos Estudios Masonicos de la Gran Logia de Cuba de AL y AM (2005 a 2011); Gran Canciller Secretario General del Supremo Consejo del grado 33 para la Republica de Cuba del REAYA(2005-2008). Autor y conferencista.