Anuncios

EE. UU. deja de apoyar la “defectuosa” agencia de la ONU para refugiados palestinos

Nikki Haley hablando (© Mary Altaffer/AP Images)

La embajadora de Estados Unidos ante las Naciones Unidas Nikki Haley habla con la prensa en la sede de la ONU el viernes 20 de julio de 2018. (© Mary Altaffer/AP Images)

Estados Unidos está recortando todas las contribuciones a la agencia de la ONU para los refugiados palestinos y exhorta a la comunidad internacional a encontrar nuevas formas de ayudar a los palestinos.

“Estados Unidos ya no comprometerá más fondos para esta operación irremediablemente defectuosa”, dijo la portavoz del Departamento de Estado Heather Nauert en una declaración el 31 de agosto.

“Estamos muy conscientes y profundamente preocupados por el impacto en los palestinos inocentes, especialmente en los niños en edad escolar”, expresó.

“Estos niños son parte del futuro de Oriente Medio. Los palestinos, dondequiera que vivan, merecen algo mejor que un modelo de prestación de servicios impulsado por la crisis sin fin”.

Estados Unidos intensificará el diálogo con las Naciones Unidas, los gobiernos de acogida de refugiados y otras partes interesadas sobre nuevos modelos y enfoques, “que podrían incluir la asistencia bilateral directa de Estados Unidos y otros socios”, dijo Nauert.

Estados Unidos ha sido, con mucho, el donante más generoso del Organismo de Obras Públicas y Socorro de las Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina en el Cercano Oriente (OOPS), creado en 1949 para ayudar a los refugiados desplazados por la guerra árabe-israelí de 1948.

En 2017 aportó 359 millones de dólares destinados a la labor del OOPS de administrar escuelas, prestar atención médica y otros servicios a más de 5 millones de palestinos en Gaza, Cisjordania, Jordania, Líbano y Siria.

La mayoría de los 5,4 millones de refugiados son en realidad descendientes de los refugiados que huyeron o perdieron sus hogares en la guerra de 1948.

Nauert criticó el conteo de la agencia de las Naciones Unidas de quienes califican para el estatus de refugiado, que continúa “expandiéndose sin cesar y a la máxima potencia”. Dijo que la forma en que se ha gestionado y financiado era “simplemente insostenible”.

En enero, Estados Unidos redujo a la mitad su último pago al OOPS a 60 millones de dólares y notificaron que ya no estaban dispuestos a asumir una parte desproporcionada de la carga.

Nauert elogió a Jordania, Egipto, Suecia, Qatar y los Emiratos Árabes Unidos por su refuerzo, “pero la respuesta internacional general no ha sido suficiente”.

Estados Unidos ha aportado 6.000 millones de dólares al OOPS desde 1950 y más de 5.000 millones de dólares en asistencia directa a los palestinos desde 1994. La mayoría ha circulado por medio de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional.

En enero, el presidente Trump ordenó que se revisara si la ayuda de Estados Unidos a los palestinos servía a los intereses de seguridad nacional de Estados Unidos y proporcionaba valor a los contribuyentes estadounidenses.

El Departamento de Estado notificó al Congreso el 24 de agosto que recortaría más de 200 millones de dólares en ayuda del Fondo de Apoyo Económico.

La embajadora de Estados Unidos ante las Naciones Unidas, Nikki Haley, al hablar ante la Fundación para la Defensa de las Democracias el 28 de agosto, expresó su frustración por el hecho de que otros países de Oriente Medio proporcionen tan pocos fondos para el OOPS. “Si la región no invierte en esas áreas, ¿por qué se nos culpa por no invertir en esas áreas? Tienen que echar la piel en el juego”. Haley señaló que Estados Unidos ha sido el mayor donante al OOPS. “Seremos socios suyos, pero sólo sobre la base de algo en lo crean. Así que demuéstrennos que les preocupa, y luego volveremos y decidiremos si vamos a dar”.

Haley también expresó su preocupación por el hecho de que los fondos del OOPS se estuvieran utilizando en parte para financiar libros de texto que contenían propaganda contra Estados Unidos y contra Israel.

Estados Unidos han condenado la práctica de los funcionarios palestinos de hacer pagos a las familias de personas encarceladas o muertas por haber cometido actos de terrorismo.

El OOPS opera separado de la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados, anteriormente conocida como Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, que gasta casi 8.000 millones de dólares al año para ayudar a otros 20 millones de refugiados en 128 países. Estados Unidos contribuyó 1.450 millones de dólares para ese trabajo, el triple de la contribución de cualquier otro país.

https://share.america.gov/es/ee-uu-deja-de-apoyar-la-defectuosa-agencia-de-la-onu-para-refugiados-palestinos/

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: