Política educativa como estrategia de dominación de las conciencias.

Cortesia de Jesus Alexis González
La conciencia de sí mismo, ha de entenderse como la capacidad que tiene cada persona de conocer sus carencias, capacidades, valores, esperanzas, emociones, pensamientos, actitudes; es decir otorga al individuo la capacidad de juzgar lo que debe hacer, y de sus responsabilidades.

Tal y como hemos sostenido de forma reiterada en muchos artículos, constituye una rotunda necedad (demostración de poca inteligencia) caer en la artimaña del régimen de propiciar en el colectivo nacional, con visión de distracción, enfrentamientos académicos y técnicos para situaciones que en el fondo son enteramente ideológicas producto de “mentes imaginativas” o “piruetas creadas en el vacío”, vinculadas con ideas que apuntan al socialismo-comunismo. En Venezuela, tal proceder ha asumido un sentido de pensamiento irreal al haber asumido el régimen, copiando a C. Marx, que no es la conciencia del hombre lo que determina su propio ser, sino que es el ser social lo que sirve para determinar su conciencia; resultando por tanto totalmente estéril (que no da fruto) “enfrentar” planteamientos con “voceros memorísticos de la “revolución” apegados a una concepción no científica como lo es el denominado socialismo del siglo XXI que ni sus propios auspiciadores lo conocen ni mucho menos lo entienden, pero lo asumen como una acción política y social para legitimarse en el poder.

A tenor de lo expuesto, se puede sostener que propiciar conversatorios o diálogos con “representantes del gobierno” haciendo uso de la academia teniendo como “testigo” a la Constitución como carta magna que representa todos los derechos y deberes que una nación debe gozar y cumplir, no tiene mayor sentido cuando es el propio régimen quien no la respeta en especial en lo referente a una política educativa impuesta en la Venezuela post democrática condicionada por la ideología socialista-comunista del poder político dominante, como una maniobra de dominación social a través de las conciencias.

En tal sentido, resulta propicio hacer referencia al modelo educativo cubano adelantado desde el inicio de la “revolución” (1959) a la luz del desmantelamiento del “viejo sistema educativo” en pro de construir uno “nuevo” donde el ministerio de educación asumió el control de todas las escuelas y universidades (previa abolición de todas las gerenciadas por el sector privado), siendo que los cubanos “letrados” actuaron solidariamente obedeciendo las disposiciones de la “revolución” y colaborando en la construcción de un monopolio educativo controlado desde un centro burocrático, al tiempo que todo el sistema educativo pasó a depender exclusivamente del financiamiento del gobierno con la particularidad que los salarios de los profesores, directivos y personal de apoyo pasaron a la nómina del Estado único facultado para modificarlos, mientras que simultáneamente la dictadura formó grandes sindicatos para tener un control directo y efectivo sobre todos los docentes y trabajadores. Tal contexto, obviamente impulsó la desaparición del sector privado educativo dando paso a un régimen de educación gratuita sustentado en el principio de “todas las escuelas y universidades son propiedad de todos y quien estudia no paga”, para lo cual la “revolución” asumió todos los gastos y a partir de ese instante solo el gobierno tiene la prerrogativa de formular los planes y programas de estudio incluido el sector universitario definiendo lo que se debe aprender; aunado a la prohibición de todo tipo de educación que tenga el objetivo de formar profesionales con visión empresarial o de negocios.  El resultado del modelo educativo cubano, aparte de haber logrado una isla donde todos saben leer y escribir, como era de esperarse de una acción educativa emprendida por un régimen político donde la libertad está totalmente restringida y el Estado ejerce todo el poder sin restricciones (emulado en el presente por el régimen venezolano), convirtió a los profesores en burócratas carentes de criterio propio al tiempo de generar un sistema de altos costos sociales ( que ha sobrevivido gracias al subsidio primero de Rusia y luego de Venezuela) integrado por profesionales sin iniciativa personal, carentes de espíritu emprendedor auto subordinados a la estructura de poder y atados al salario que les fija la dictadura que complementan haciendo largas colas para recibir su ración de alimentos (tal como es “por ahora” el caso venezolano).

El régimen venezolano, en tránsito a la dominación de las conciencias y valiéndose de la relación directa que existe entre la cantidad de dinero y el nivel de precios, apuntaló la cruel realidad según la cual mientras más dinero se imprime (o se pone en circulación digitalmente) menor será su valor por causa de la hiperinflación que ello provoca; e igualmente  en conocimiento que cualquier exceso de papel moneda (o dinero digital) en circulación perjudica la economía  muy especialmente por la devaluación (disminución del valor de una moneda)  ha venido adelantando un insaciable aumento de la liquidez monetaria al punto que solo durante 2018 represento un incremento de un 3.054% a sabiendas que el dinero no se desea por sí mismo sino porque su posesión proporciona una disponibilidad inmediata de poder adquisitivo se volvió a apoyar en la fantasía de la guerra económica como causante de la hiperinflación y del desabastecimiento y la escasez para instrumentar un “paquetazo digital” que entre otros muchos males impuso un “salario único socialista”, que en lo atinente al sector educativo está dejando implícitamente sin efecto los convenios y contratos colectivos y con ello los beneficios alcanzados durante largos años de lucha. De igual modo, inferimos que se está dando inicio a la instauración del salario único nacional tomando como modelo la nómina educativa en todos sus niveles y modalidades, que sin duda y por mucho es la más segmentada del país tanto en lo cualitativo como en lo cuantitativo; como una fase que antecede la potencial abolición del sector educativo privado y la eliminación de la autonomía universitaria.

Ante tal proceder del régimen, distintas personas naturales y jurídicas han señalado que las imposiciones de unas tablas salariales asestan un duro golpe a la carrera universitaria propiciando mayor deserción en la carrera docente; sosteniendo al propio tiempo que el Ejecutivo Nacional está intentando incorporar al personal universitario a la administración pública centralizada eliminando la contratación colectiva universitaria. En lo que respecta a los otros sectores, también se han pronunciado expertos en la materia sindical y conocedores del funcionamiento de la burocracia educativa, y uno de ellos estima que la contratación colectiva del sector educativo no será respetada, al menos en lo que respecta a la vinculación con el salario mínimo; y que al propio tiempo el gobierno impondrá una tabla salarial para el sector oficial, que en la práctica se traducirá en la desaparición de las Federaciones como entes gremiales y sindicales. De igual modo opina, que en lo que atañe al sector privado una gran mayoría de las instituciones tendrán que cerrar habida cuenta que el régimen les regulará la matricula quedando imposibilitadas de cubrir sus costos.

Reflexión final:  Es una obviedad meridiana, que el régimen socialista-comunista de Venezuela está perfilando un modelo educativo similar al cubano, lo cual presumimos será repelido por la fuerza educativa en armonía con el empuje de los padres y representantes.

Anuncios

Autor: gustavo1941

Ex preso politico cubano, refugiado en EE UU. Presidente de la Academioa Cubana de Altos Estudios Masonicos de la Gran Logia de Cuba de AL y AM (2005 a 2011); Gran Canciller Secretario General del Supremo Consejo del grado 33 para la Republica de Cuba del REAYA(2005-2008). Autor y conferencista.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.