Las brujas sí existen

Pero no hacen daño

Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días
Resultado de imagen para foto de brujas
Imagen de https://www.google.com/

“No creo en las brujas, pero de que las hay, las hay”. Así dice una antigua expresión española que nació en Galicia, cuna de brujas y sabias. Las brujas siempre han existido como médicos rurales, curando, atendiendo partos y amortajando a los muertos. Han sido parte de la vida y de la sabiduría de la tierra desde que el mundo es mundo.

Durante siglos, las religiones organizadas se han encargado de perpetuar muchas desinformaciones sobre la práctica ancestral de la brujería. Hasta hoy mismo muchas personas mal informadas insisten en creer que las brujas adoran al diablo, realizan sacrificios humanos, participan en orgías sexuales y se drogan. La brujería que hoy practican más de un millón de personas en el mundo y más de 100 mil ciudadanos solamente en los Estados Unidos, está basada en creencias religiosas (celtas, mayormente) muy anteriores al cristianismo y que hoy se denominan neopaganas o Wicca. Por eso es que los brujos auténticos reniegan de la figura del diablo, ya que esta figura fue creada muy posteriormente a sus orígenes precristianos. En un análisis justo debemos separar las prácticas wiccanas de la mal llamada brujería que se realiza en cuartos oscuros con mucha ignorancia del funcionamiento de las fuerzas del universo y… con peores intenciones.

En su libro The Truth about Witchcraft Today, Scott Cunningham aclara estas falacias y asegura que los brujos modernos son mujeres y hombres que caminan por todos los sectores de la sociedad moderna, que provienen de diversas corrientes culturales, trasfondos religiosos, preparación académica y estatus socioeconómicos. Estos brujos modernos sostienen que han encontrado en la religión Wicca, la única que estimula el amor por la Tierra y la reverencia del aspecto femenino de la divinidad. En este sentido, los Wiccanos reconocen la figura de la Diosa como complemento de Dios, ya que la naturaleza es divina y se compone del femenino como del masculino. La raíz de la palabra wicca es germana y significa “doblar”.

Debemos resaltar que la magia es sólo la mitad de lo que compone la brujería. La otra mitad es la religión Wicca. Se puede practicar la magia fuera de límites religiosos. En lo que se refiere a la religión Wicca, existen unas cinco vertientes principales en las que ésta se diferencia de otras religiones. Estas son: la adoración de la Diosa y Dios; la reverencia por el planeta Tierra; la aceptación de la magia; la aceptación de la reencarnación del espíritu; y la ausencia de actividades proselitistas. Los brujos no buscan convencer a nadie. Son muy reservados y así como respetan la voluntad de los demás, también marcan su distancia de curiosos o malintencionados. Las personas interesadas en conocer de sus prácticas tienen que buscar por su cuenta y suelen ser bien recibidos por los practicantes wiccanos, ya bien sea individual o colectivamente, cuando estos están formados en cofradías.

Las prácticas de la magia no son maléficas ni destructivas, porque la energía no es positiva ni negativa. La intención es la que cuenta y la que le da forma a la energía para lograr un efecto bueno o malo. En la religión Wicca no existen las jerarquías de poder que se hallan en otras religiones. Los wiccanos son muy individualistas, pero también muy responsables de sus propios actos. “Lo que se siembra, se recoge’, es uno de los más antiguos adagios que respetan al pie de la letra. Cada brujo escribe su propio “libro de las sombras”, que es como se conoce al diario personal de prácticas que cada uno desarrolla. Es como su propio libro de recetas. Desde la antigüedad se le conoce como un instrumento muy personal, de ahí le viene el calificativo “de sombras”, ya que no debe estar expuesto a la mirada de otros que no se sepa si lo hacen con intención buena o mala. Lo que sí tienen en común todos estos brujos es que se rigen por un principio inalterable: HAZ TU VOLUNTAD SIN HACER DAÑO A NADIE. A partir de ahí, ¡cada bruja o brujo es libre de barrer con su propia escoba!

Y muchos se preguntarán, ¿por qué sobreviven estas creencias en nuestros tiempos de tanto adelanto científico? Pues la respuesta es que precisamente en estos momentos nos estamos acercando cada vez más a la conciencia universal que no tiene fronteras. Recordemos que la evolución de la raza humana se mueve en saltos. Las personas luchan por desarrollar talentos y poderes, y esos esfuerzos pasan a formar parte del “banco” de nuestra conciencia colectiva. El inconsciente del alma de la humanidad, que es el que precisamente hace que esos talentos y poderes estén accesibles para todos los que se interesen en procurarlos, es al que se acude en la práctica de la magia. Eso no nos exime de conocer las reglas para desarrollar estos poderes y aprender a aplicarlos. Aquí es donde entra el proceso de “reaprender” los conocimientos que ya forman parte de nuestra genética. Sí, porque cada uno de nosotros ya estuvo aquí y volverá a estarlo. Lo que necesitamos es despertar nuestra conciencia para reactivar la conexión que tenemos con todo el universo.

La autora es presentadora de “La Hora Mágica” que transmite WKAQ-580 Univision todos los domingos de 2:00 a 4:00 p.m. y de “El Rincón Mágico de Virginia” que transmite WAPA-TV los lunes dentro de “Entre nosotras”. Puedes contactarla a través de horamagica@yahoo.com.

https://www.elnuevodia.com/estilosdevida/hogar/nota/lasbrujassiexisten-803054/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: