Apuntes sobre la masonería en Brasil

Publicado por 

Q.·.H.·., no podía ser de otro modo, casado con una maravillosa mujer brasileña y contando con inmejorables amigos y hermanos en el increíble país brasileño, mas bien temprano que tarde, tenía la obligación moral de escribir unas pequeñas lineas sobre nuestra orden en dicho país.
Figuras tan importantes en la historia como “Tiradentes“, Bento GonçalvesGiuseppe Garibaldi, son muy conocidas por todos los brasileños; lo que quizás no todos sepan es que eran miembros de una Sociedad conocida como Masonería. No seré yo quien pueda dar clase de historia a los brasileños, ni lo pretendo. Simplemente quiero escribir unas lineas que muestren como la masonería se fue asentando en el país. Espero no cometer muchos errores y que a todos los brasileños que puedan leer estas líneas les agrade lo que encuentren en las mismas.

 Existen evidencias de actividades masónicas en Brasil hacia finales del siglo XVIII en  Río de Janeiro, casi a  buen seguro por parte de Franceses que habían llegado del continente Europeo. En esa época, Brasil se encontraba bajo la colonización portuguesa y se supone que la mayoría de los miembros que promovieron al revolución contra dicho colonialismo eran masones.

Esta revolución comenzó con la insurrección de Vila Rica ( en Minas Gerais) en el año de 1789. Algunos historiadores afirman que uno de los cabecillas de esa revolución, “Tiradentes” había sido iniciado por José Alvares Maciel. El  propio Maciel fue la fuerza propulsora del movimiento contando con la ayuda de intelectuales, militares y sacerdotes que estaban de acuerdo con las mismas ideas de libertad de la masonería de la época. Tiradentes fue capturado y condenado a muerte.
La prueba de la conexión masónica con la revolución la ven muchos investigadores en el triángulo equilátero (Símbolo conocido masónico) circundado por las palabras: Libertas Quae Será Tamen (libertad aunque sea tarde) que lo rodeaba y que formaba parte de la bandera del movimiento.
Durante esta época surgieron varios personajes que con sus ideas influyeron de gran manera en las  ideas libertarias; podemos citar al Almirante Aristide Aubert Dupetit Thouars que llega a Brasil en 1791 y funda el grupo “Os Cavaleiros da Luz”. Cuando Dupetit regresa a Francia, continúa su trabajo Lacher, estamos por el año 1796 y se dice que este hombre fundó una logia masónica con el nombre de Cavaleiros da Luz y que es considerada por muchos como la primera Logia Masónica en Brasil.
Uno de los acontecimientos más importantes sucede en 1804: tres delegados del Gran Oriente Lusitano llegan a Brasil con la intención de fundar nuevas Logias y surgen así las Logias “Constancia” y “Filantropia” al tiempo que la Masonería se aleja del control Portugués volviéndose autónomas.
Durante la época en que el Rey Juan VI de Portugal se refugia en Brasil la masonería no vive una buena época, este Rey, apoyado en la bula condenatoria del Papa Clemente VII, manda cerrar todas las sociedades secretas de Brasil..y la masonería no era la excepción.
El 26 de Abril de 1821, el Rey regresa a Portugal, queda al mando su hijo Pedro de Alcántara y José Bonifacio será su tutor y consejero, hombre este que era masón. Un año después, el 17 de Junio de 1822, se fundan varias logias o se reabren las antiguas, surgen así logias como “Esperança de Niterori”, “União e Tranqüilidade” o “Comercio e Artes”. José Bonifacio figuraba entre ellas y fue sería 1º gran maestro del Grande Oriente del Brasil, formado a partir de la logia “Comercio e Artes” o, cuando menos, fruto de la misma. Sabiendo que la masonería apoyaba las ideas de independencia de Portugal, Bonifacio buscó apoyo en la masonería inglesa por medio de Hipólito José da Costa, masón brasileño residente en Londres.
Demos un salto y pasemos a la época del Imperio. En ese momento en Brasil existía dos Grandes Orientes rivales: el Gran Oriente de Brasil bajo el mando de Bonifacio y el Grande Oriente Brasileño bajo el mando del Senador Vergueiro. Aunque hubo intentos de unión no fructificaron, como resultado de varias acciones que sería largo contar aquí, el Grande Oriente de Brasil fue tomando cuenta paulatina de todas las Logias y el Gran Oriente de Francia  y la Gran Logia de Inglaterra acabaron por reconocerla. El 24 de Octubre de 1832 se publica la primera Constitución del Gran Oriente de Brasil, escrita por  Bento Gonçalves , que había restablecido los lazos fraternales con Bonifacio
Giusseppe Garibaldi llega a Brasil en 1834 y se aproxima a los republicanos y toma parte en la “Revolução Farroupilha” junto con el General Davi Canabarro. Viendo el fin de l a Republica, Bento Gonçalves dispensa a Garibaldi de sus funciones y en 1841 este se desplaza a Uruguay donde es iniciado como masón en 1844.
En 1863 la paz reinaba en la Masonería, pero justo en ese año ocurre un cisma entre los seguidores del Rito Francés y los del Rito Escocés. El resultado es una dispersión entre diferentes Ritos y grupos masónicos. Unos que siguen a los franceses y otros a los escoceses y, para complicarlo aún mas, también se establece el Rito de York.Surge un enfrentamiento también entre Iglesia y Masonería pero que finaliza en 1885, volviendo a la normalidad en ese sentido.
No hay muchos documentos que demuestren que la masonería tome parte activa en la proclamación de la República, con todo, su primer presidente, Deodoro da Fonseca, era gran maestro del Grande Oriente de Brasil.
En 1927 João Pessoa es asesinado y provoca la Instauración de un Estado nuevo con Getúlio Vargas como Presidente y la masonería se ve muy influenciada por el acontecimiento.
Las Logias que seguían el Rito Francés derogan la obligación de la Biblia y de los trabajos al GADU y acepta ateos en sus logias. El Gran Oriente de Brasil se opone a esto siguiendo las tradiciones Inglesas de 1717 y el año 1935, La Gran Logia de Inglaterra, que considera esencial la creencia en un Ser Supremo y en una vida futura, firma un tratado con el Gran Oriente de Brasil estableciendo acuerdos mutuos. La paz vuelve a la Masonería Brasileña, pero dura poco, en el año de 1948 un grupo de masones de Minas Gerais crean el Gran Oriente Unido  que sobrevivirá unos diez años, hasta que Benjamín Sodré promueve la unificación.
En la actualidad  se cifra en más de un millón los masones brasileños, sigue ha existir una diferencia entre los que siguen el Rito Escocés y los que siguen el Rito Francés, con todo, de acuerdo a lo que mis hermanos de Brasil me indica,  parece que las Obediencias Brasileñas están trabajando duramente en vista a su aproximación.
Y aquí remato esta larga entrada, que no deja de ser un resumen, espero no haber cometido muchos errores  y, si los he cometido,contar con vuestra compresión y perdón.

Correciones posteriores 
Un Q.·.H.·. brasileño ha tenido la gentileza de comunicarme los siguientes datos sobre la entrada superior:

  1. Sobre Tiradentes no existe ningún registro que demuestre que era masón, aunque los indicios apunta a ello.
  2. El emperador D.Pedro I (en Portugal D.Pedro IV) recibió el nombre simbólico “Guatimozin” en su iniciación.

Solo añadir que la Logia a la que pertenece este Q.·.H.·. recibe el nombre de Guatimozín.

Fuentes: Wikipedia, Masonería en America de Moretti

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.