El arbol de la vida y su correspondencia con el templo masonico

Por: EDGAR EDWIN CASTILLO SOLACHE

El idealismo masónico encuentra su génesis en las diversas corrientes filosóficas y esotéricas de la antigüedad y de las adaptaciones de los antiguos rituales operativos de los constructores de catedrales. Esto se hace constar a través de los documentos masónicos que identifican su filosofía iniciática con la alegoría bíblica de la construcción de un templo, el Templo de Salomón.

Según el relato bíblico, el Rey Salomón construyó un templo dedicado a Dios y así cumplió con la Voluntad de su padre el Rey David. El templo expresa la unión del espíritu y la materia, así como el matrimonio del la tierra y el cosmos, ya que el modelo para su construcción se tomo de este modelo superior, para cumplir con el principio de correspondencia: “Como es arriba es abajo”.

Sabedor de que la tarea era muy complicada el Rey Salomón al percibir su incapacidad para dirigir la obra, le solicito a Hiram Rey de Tiro que le suministrara los materiales y los trabajadores para erigir el Templo, el rey Hiram accedió y además le envió a un director de obra llamado Hiram Abif refiriéndose a él de la siguiente manera:

“Yo, pues, te he enviado un hombre hábil y entendido, Hiram-Abif, el cual sabe trabajar en oro, plata, bronce y hierro, en piedra y en madera, en púrpura y en azul, en lino y en carmesí. Así mismo sabe esculpir toda clase de figuras, y sacar toda forma de diseño que se le pida, con tus hombres expertos, y con los de mi señor David tu padre.”

Esta descripción destaca el conocimiento que poseía el maestro Hiram-Abif sobre las distintas ciencias, artes y oficios de la época, así, la geometría, la astrología y la aritmética fueron fundamentales para edificar el templo.

De la misma tradición judaica se desprenden las enseñanzas de la Cábala, que en sus fuentes expresa una cosmogonía geométrica en su diagrama llamado Árbol de la vida, este Árbol se compone de diez esferas o sefirots, que para los rabinos representan las emanaciones divinas de Dios a través de las cuales creo el mundo, que al hermano masón observador y perseverante en sus estudios le permitirá comprender el simbolismo en cada uno de sus grados.

De la misma forma en que el templo original del Rey Salomón se dividió en tres cámaras; el vestíbulo de la entrada; Ulam, seguida del Heijal, la estancia principal y la tercera cámara, en el nivel más alto el Devir, para los cabalistas el Árbol de las emanaciones se divide en tres triadas; la primera triada corresponde al mundo intelectual por Kether, Chocmah y Binah, la segunda concierne al mundo moral o de los sentidos por Chesed, Geburah y Tiphareth, mientras que Netzach, Hod y Jesod, la ultima Triada representan al mundo material, por ultimo Malkut la décima esfera se encuentra en la parte más baja de la escala, la Creación, y se relaciona con mundo inferior.

De esta manera, el diagrama del Árbol de la Vida se encuentra también el templo masónico y tiene una relación directa con la jerarquía de los oficiales de nuestra logia.

Primera triada, el mundo de las ideas.

Kheter, el Equlibrio, se encuentra en el trono del V:. M:. que dirige los trabajos, sus brazos en escuadra se extienden hasta el Or:. la esfera Chocmah la inteligencia iluminadora y hacia el Sec:. el entendimiento, la inteligencia que memoriza es llamada Binah.

Segunda triada, el mundo moral y de los sentidos.

Chesed y Geburah corresponden al H Hosp:. y al Tes:. la misericordia siempre bienhechora y la severidad en la rectitud. La esfera Tipharet le conviene al M:. de Cerem:. es la Belleza en el orden de nuestros trabajos.

Tercera triada, el mundo material.

Hod y Netzach (Eternidad y Victoria) se asocian con los VVig:. la eterna victoria del espíritu sobre la materia, el Comp:. sobre la Esc:., su virtud es la ausencia del egoísmo por el auxilio brindado a los AApr:. y CComp:., en comparsa del Prim Exp:. la esfera sefirotica Yesod, que significa Fundamento, según la liturgia este oficial, conocedor de nuestros antiguos misterios, es el responsable de ejecutar los ritos de iniciación en los diferentes GGr:.

El umbral de las lágrimas, el mundo profano es retejado por el G:.T:. el último esplendor, Malkut, la materia.

Los principios de Dualidad y Equilibrio se manifiestan en las CCol:. del Temp:. y el Trono del V:. M:. La Col:. B:. es el principio pasivo, Inteligencia, Misericordia y Eternidad, La columna J:. es activa; Sabiduría, Severidad y Victoria. Entre la Misericordia y la Severidad se erige Kheter; el Equilibrio, La Belleza, la Génesis y la Creación.

Pero la década sefirotica no solo describe caracteres filosóficos y morales, Oswal Wirth, encuentra en cada una de las esferas una referencia con el microcosmos, que constituye nuestro cuerpo. La sabiduría, el cerebro, la Inteligencia que fluye por los órganos de la palabra, la garganta, la Misericordia en el brazo derecho, la Rigidez el brazo izquierdo, la belleza en el corazón, la Victoria y el Esplendor en cada una de nuestras piernas, el Fundamento en los órganos de la generación y la materia en nuestros pies.

De esta manera QQ:. HH:. hemos revisado una pequeña parte de la enseñanzas de nuestra augusta institución y hemos comprendido que en nuestro Templo formamos parte de un simbolismo vivo que se estudia en las páginas del Rito de la Vida.

https://trabajosmasonicos.wordpress.com/2016/08/12/el-arbol-de-la-vida-y-su-correspondencia-con-el-templo-masonico/

Anuncios