La Génesis de los Supremos Consejos del R:. E:. A:. y A:.

Por Iván Herrera Michel. 33º

Resultado de imagen para FOTO DEL AGUILA BICEFALA
Imagen de https://www.google.com/

Es en Carolina del Sur, y muy especialmente en Charleston, que va a transformarse definitivamente la Orden del Real Secreto, en lo que desde 1804 en Francia se conocería – dentro del marco de un tratado entre el Supremo Consejo de Francia y el Gran Oriente de Francia – como Rito Escocés Antiguo y Aceptado.

Aquí entra en escena un personaje histórico clave para el nacimiento y desarrollo del Rito Escocés Antiguo y Aceptado: Alexander François Auguste de Grasse-Tilly, Conde de Grasse y Marques de Tilly.

Iniciado Grasse-Tilly el 8 de febrero de 1783 en la Logia de San Lázaro, que se convertiría en Logia Madre Escocesa de Franciao “Del Contrato Social” (sucediendo al Consejo de Emperadores de Oriente y Occidente que había redactado en 1762 los reglamentos y constituciones de la Masonería de Perfección, de estirpe “escocesa”), viajó a Santo Domingo con el fin de hacerse cargo de la herencia de su padre que había fallecido el año anterior.

Fue allí en donde conoció a su futuro suegro, el notario Jean Baptiste-Noël de la Hogue (Delahogue), quien a la sazón oficiaba como Venerable Maestro de la Logia “La Verdad”, ubicada en Cabo Francés. Igualmente, en la isla entró en contacto con la Masonería de Perfección, que había sido introducida por Etienne Morin y recopilada por Henry Francken.

En 1761, la Gran Logia de Maestros de París, llamada de Francia, otorgó un poder especial al Masón Etienne Morín, denominado “Patente a Etienne Morin”, en vísperas de partir hacia América en busca de fortuna, mediante el cual se le autorizaba para “formar y establecer una Logia para recibir y multiplicar la Orden Real de los Masones Libres en todos los Grados Perfectos y Sublimes… “ y “… establecer en todos los continentes la Perfecta y Sublime Masonería”, en momentos en que aún no se conocían las Constituciones de Federico II.

Lo que poco se nombra de la Patente a Etienne Morin, es que la Gran Logia de Maestros de París que la expidió en 1761 la revocó en 1766. De esa fecha en adelante Morin actúa por su propia cuenta y riesgo para lo concerniente a los antecedentes de lo que sería llamado a partir de 1804 el “Rito Escocés Antiguo y Aceptado”.

Se tiene al Rito de Perfección como el antecedente formal más evidente del R:. E:. A:. y A:. contemporáneo. Este Rito fue estructurado en 25 Grados en el seno del Consejo de Oriente y Occidente, Grande y Soberana Logia Escocesa de San Juan de Jerusalén, creado en 1754 como continuación del Capitulo de Clermont, el cual a su vez fue fundado por el Caballero de Boneville.

En 1793, a raíz de unas turbulencias sociales que estallaron en Santo Domingo, Grasse-Tilly se refugió arruinado junto con su familia en la ciudad de Charleston, viéndose obligado a vivir de un subsidio que el gobierno norteamericano le aprobó como reconocimiento por los servicios prestados por su padre. Allí fundó las Logias “El Candor” en julio de 1796 y “La Reunión Francesa” en 1800, constituidas por exiliados franceses. También formará parte al lado de su suegro de un Consistorio de Príncipes del Real Secreto, creado en 1797, y ambos colaborarán en la fundación del Supremo Consejo de los Estados Unidosde America en 1801.

En 1802, la rueda de la fortuna giró a favor de Grasse-Tilly, pudiendo regresar a Santo Domingo en calidad de Capitán de Caballería del Estado Mayor de la Isla.

En 1803, fijó en Puerto Príncipe la Sede del Supremo Consejo de las Islas de Sotavento y Barlovento, creado el 21 de febrero de 1802, del que será Gran Comendador Ad – Vitam. Nuevamente estallaron revueltas en la isla y Grasse-Tilly cayó prisionero de los ingleses que primero lo trasladaron a Kingston, Jamaica, y luego lo liberaron, para definitivamente regresar a Francia en 1804.

En París Grasse-Tilly se puso en contacto con la Logia “San Alejandro de Escocia” que acababa de reemprender sus trabajos retomando el título de Logia Madre Escocesa de Francia, tras haber rehusado situarse bajo la Obediencia del Gran Oriente de Francia. Entonces, se aplicó a la creación del Supremo Consejo de Francia en 1804 y el 22 de octubre de ese año fundó la Gran Logia Escocesa agrupando a las Logias Escocesas de Francia.

A lo largo de sus peregrinaciones militares, Grasse-Tilly, fundó el Supremo Consejo de Italia, en 1805, con sede en Milán, (del que sería Gran Comendador el Príncipe Eugenio); el Supremo Consejo de las Dos Sicilias, en 1809, con sede en Nápoles, el Supremo Consejo de las Españas, en 1811, con sede en Madrid, y por último el Supremo Consejo del Reino de los Países Bajos, en 1817, con sede en Bruselas, Bélgica.

A partir de esa fecha, Grasse-Tilly no volvería a desempeñar un cargo directivo en la Masonería y finalmente moriría alejado de su familia y de sus Hermanos Masones, en la extrema pobreza en París, el 10 de junio de 1845, en el Hospital de los Inválidos, siendo enterrado en una fosa gratuita en el cementerio de Montparnasse.

En resumen, el ciudadano francés Alexander François Auguste de Grasse-Tilly, Conde de Grasse y Marques de Tilly, en su paso por la Masonería dejó como huella la fundación de cinco de los seis primeros Supremos Consejos del Rito Escocés Antiguo y Aceptado del mundo.

El sexto lo fue el Supremo Consejo de la Jurisdicción Norte de USA, fundado en 1813, en Nueva York, como una escisión del de Charleston, con el que acordó límites territoriales en 1833.

Al perder Francia la colonia de Santo Domingo retorna a Francia una gran cantidad de nacionales proveniente de las islas occidentales, entre ellos muchos Masones que practicaban una clase de Masonería desconocida en el viejo mundo.

En efecto, para aquella época se practicaba en Estados Unidos y en el caribe no español una mezcla del sistema ritual de los “Antiguos” ingleses (aparecidos en 1751) y el sistema de 25 Grados conocido como Rito de Perfección que pasaría a 33º en 1801, el cual aunque proveniente de Francia había desaparecido de ese país entre 1777 y 1780.

Por estos motivos históricos coyunturales, el transcurrir histórico del R:. E:. A:. y A:. en Europa fue muy distinto al que siguió en USA. En el antiguo continente, la mayoría de las Grandes Logias de ascendencia inicial Jacobita han practicado los tres primeros Grados del R:. E:. A:. y A:..

Como la Masonería latinoamericana es de estirpe francesa jacobina (y esta a su vez, de cuna Jacobita), y se alimentó del ideariopolítico liberal del siglo francés de las luces, nuestra Orden ha practicado históricamente todos los 33 Grados del R:. E:. A:. y A:. tanto en su área simbólica como en la de los Altos Grados.

Hoy en día, dentro del espacio “Regular” latinoamericano, basta con consultar las páginas web de las Grandes Logias asociadas en la Confederación Masónica Interamericana (C.M.I.) para comprobar que muchas de ellas afirman expresamente practicar los tres primeros Grados del R:. E:. A:. y A:.. Por ejemplo, la de Cuba y las que son miembros de la Confederación de Grandes Logias Regulares de los Estados Unidos Mexicanos.

Masonería en Lengua Española

https://www.diariomasonico.com/opinion/la-genesis-de-los-supremosconsejos-del-r-e-y

Anuncios