3 mitos sobre el trabajo remoto que no son del todo cierto

3 mitos del trabajo remoto que no son del todo ciertos

¿Quién no querría trabajar de forma remota desde cualquier lugar? Es perfecto para explorar el mundo, aprender sobre otras culturas, viajar, tener aventuras, ser diferente. Es solo mira todas las publicaciones de Instagram etiquetadas con #remotework y #locationindependent: la sección de guía de viaje en el aeropuerto es aburrida en comparación.

Desafortunadamente, esas imágenes a menudo ignoran un ingrediente crucial para trabajar de forma remota: ¡se supone que todavía debes trabajar! Si trabajas para una empresa, esto que generalmente significa 35-40 horas por semana, a menudo con un horario predecible que puede chocar con todas las actividades disponibles a su alrededor.

Mito nº1: el trabajo a distancia significa que puedes trabajar desde cualquier lugar

Trabajar remoto significa que no tienes que conducir a una ubicación específica para el trabajo. Aún así, es muy probable que tengas que cumplir ciertas reglas que restringen dónde trabajas exactamente.

Probablemente necesitas una buena conexión a Internet para poder conectarte a la red de tu empresa y para comunicarte con tus compañeros de trabajo. La conexión 4G en desde la playa podría no ser la mejor opción (¡y no me hables de la arena!).

Si estás pensando en contratando tus primeros empleados en remoto, asegúrate de especificar el tipo de entorno te trabajo que requiere el puesto. Si estás buscando un puesto remoto, averigua las expectativas sobre tu disponibilidad (zona horaria) y entorno (para hacer llamadas, por ejemplo)  antes de reservar ese vuelo para [insertar tu destino de ensueño].

Mito nº2: El trabajo a distancia significa que puede trabajar cuando lo desee

Rafting por la mañana, un poco de trabajo por la tarde, quién no querría eso. La realidad a menudo se ve diferente. Un trabajo remoto a tiempo completo sigue siendo a tiempo completo. Dependiendo de la empresa, es posible que puedas cambiar tu horario de trabajo, pero eso no reduce la cantidad de horas que debes estar disponible durante el día. Si formas parte de un equipo que es responsable de cubrir ciertas horas del día, es posible que tus horas del trabajo sean definidos de forma bastante predecible – más incluso que en una oficina tradicional.

Es cierto que aún así te ahorras el tiempo del viaje hacia la oficina y poder cocinar en casa puede mejorar tu nutrición. Sin embargo, ese contrato a distancia y a tiempo completo aún termina ocupando alrededor de 8 horas de tu día.

Mito nº3: Los trabajadores remotos siempre hacen lo que aman

Seamos claros: la expresión “trabajo remoto” solo se refiere a dónde trabajas, no a lo que haces. Con suerte, estás trabajando en una profesión que amas. Sin embargo, incluso el mejor trabajo probablemente incluya algunas actividades que no son sus favoritas. Y si eres autónomo, porque la empresa para la que trabajas se encuentra en otro país, entonces cómo mínimo tendreas que dedicarle tiempo a las tareas relacionadas con tus impurestos.

Trabajar de forma remota puede ser muy gratificante, porque facilita encontrar el equilibrio entre vida profesional y vida presonal. Sin embargo, también requiere motivación y una cierta determinación para asegurarte de estar a la altura de esas expectativas, aunque nadie esté mirando por encima de tu hombro. Al final, estás trabajando, aunque hayas sido tú quién decidió dónde hacerlo hoy para ser más productivo.

https://valentinathoerner.com/es/mitos-trabajo-remoto/?mc_cid=b360654f3f&mc_eid=2a8c9310f6

Anuncios