Clausura la ONU sus sesiones y queda vibrando el estruendoso fracaso de Maduro

 Nicolás Maduro, en la Asamblea General de la ONU. REUTERS / Eduardo Muñoz Angélica MoraApuntes de una Periodista Nueva York
Por bastante tiempo el Tirano de Miraflores dirá que le fue muy bien…

El dictador de Venezuela regresó a Caracas contando su propio cuento de lo bien que le había ido en Estados Unidos.

Especialmente mencionó su gran éxito en la reunión de la Asamblea General del organismo internacional donde según él, obtuvo una “victoria total”.

Pero en la nación bolivariana hay burlas del pueblo por haber fracasado en su intento de ser recibido – por ahora- por el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump. El mandatario estadounidense lo ignoró olímpicamente y se negó a recibirlo en la Casa Blanca, como el tirano ardientemente hubiera querido.

Sin embargo, Trump mantiene al tirano de Miraflores con los dedos cruzados, sin cerrar totalmente las puertas a un futuro encuentro al declarar: “Maduro quiere reunirse conmigo, bueno vamos a ver qué pasa”.

Maduro había declarado fanfarronamente, ya en tierra del Enemigo, estar dispuesto a reunirse y dialogar con Trump.

Los fracasos se suman desde su sorpresiva llegada a la ciudad de Nueva York.
Su discurso fue pronunciado con el hemiciclo de la Asamblea General prácticamente vacío, con solo la presencia de su delegación y los escasos representantes de los gobiernos que aún permanecen fieles, en su mayoría por la ayuda que todavía reciben desde Venezuela.

Pero la demencia de Maduro lo hace decir que la “verdad” de su nación fue escuchada por los líderes del mundo.
Declaró que su discurso en la ONU impactó profundamente en el debate mundial por la verdad de Venezuela, aseverando que tuvo la valentía de decir las verdades que otros callan, por lo que los “gobiernos satélite” del Estados Unidos quedaron haciendo “cui cui” pues lo único que tienen es repetir el “guión del imperio”.

Mientras tanto Trump recibió con todos los honores a su homólogo de Chile, Sebastián Piñera, con quien analizó la tragedia de Venezuela

En la reunión Trump fue enfático al decir que Venezuela es un “desastre que necesita ser limpiado”.
En la ONU, Trump había dicho sobre Venezuela que “todas las opciones están en la mesa, todas. Las fuertes y las menos fuertes”. “Y ya saben lo que quiero decir con fuerte”.
El tirano de Venezuela tiene que poner los bigotes en remojo.

Anuncios