CÓMO TOMAR DECISIONES: 6 CONSEJOS PARA PASAR A LA ACCIÓN Y TOMAR LAS RIENDAS DE TU PROYECTO Y DE TU VIDA

como-tomar-decisiones

Saber cómo tomar decisiones es lo más importante que existe en la vida.

Decidir nos cuesta, pero decidir es necesario porque si no lo hacemos no avanzamos. Pero nadie niega que asusta mucho porque tomar decisiones siempre implica aceptar sus consecuencias

¿Sientes que estás aparcando el tomar ESA decisión?

¿Te estás escondiendo de ti mismo?

¿Ves pasar oportunidades ante ti y no te atreves a coger ninguna?

A lo largo de estos años he pasado muchas noches sin dormir pensando en si había tomado el camino correcto. Miraba a mis 2 mellizas y pensaba: “Franck, ¿todo este embrollo te llevará a alguna parte?”.

Pero tomé una decisión, fui consecuente con ella y no me rendí.

Yo no puedo decidir por ti, pero sí que puedo ayudarte a que tomar esa decisión no se haga tan difícil. En este post te voy a contar 6 consejos que se basan en mi propia experiencia cuando he tenido que enfrentarme a tener que elegir.

¿Crees que no va a servir de nada?

Eso solo me lo podrás decir después de leerlo.

#1 No hace falta saltar al vacío cuando hay escaleras

Una de las decisiones más difíciles que puede tomar una persona es la de dejar su trabajo para dedicarse en exclusiva a su blog. Y es que en la balanza se presentan 2 pesos pesados:

  • La seguridad y el sueldo.
  • La satisfacción de trabajar de lo que a uno le apasiona y tomar el control de tu vida.

En esta lucha entre el sí y el no es en la que se quedan muchas personas. No llegan ni a fracasar porque se quedan con la duda, en la indecisión constante.

Como yo no soy quien para tomar esa decisión por ti, lo que quiero es mostrarte “el camino del medio” para que te sea más sencillo decantarte. Me estoy refiriendo a que combines durante un tiempo tu trabajo convencional y tu blog para que puedas validar si tu idea es correcta.

No empieces ya con frases del tipo “no puedo” o “eso es imposible”. Esas frases no dejan de ser autolimitaciones que tú te estás poniendo.

Bien, tu plan de ataque se puede dividir en 2 grandes etapas:

  • Combinar tu trabajo a tiempo completo con tu blog.
  • Empezar a restar horas a tu trabajo convencional e ir dándoselas al blog.

Veamos cuáles son las claves de cada una de ellas.

1. Cómo sobrellevar tu trabajo y tu blog

Se avecina una etapa trepidante. Ponerte frente al ordenador y empezar a plantar los primeros ladrillos de tu proyecto es una de la sensaciones más motivadoras que existen, pero también te enfrentas a una cantidad de trabajo colosal.

Y si no quieres que ese exceso de trabajo te arrastre fuera del mapa tienes que prepararte:

  • Habla con tu familia: no solo tú tienes que mentalizarte. Tu familia tiene que ser consciente de que vas a tener menos tiempo para ellos y que en muchos momentos tendrás que encerrarte en una habitación para poder trabajar. Sé que es tentador el pensar que puedes trabajar en el salón mientras ellos ven la tele, pero eso no funciona.
  • Cuida tu salud: todos nos obsesionamos con nuestro proyecto hasta el punto de que muchos bloggers empiezan a a comer mal y a dormir menos horas de las que deberían. Eso no puede ser y a la larga es contraproducente. Para ser 100% productivo tienes que estar descansado. Fija unos horarios y no dejes de dormir 8 horas todos lo días. También echa un vistazo a esta guía de salud para bloggers, tu cuerpo te lo agradecerá.
  • Araña minutos al tiempo: sí, ya lo decía Einstein, el tiempo es relativo. Y si sabes cómo hasta se puede estirar. Lee este post sobre el síndrome del “no tengo tiempo” y este otro más específico con 5 rutinas de trabajo que harán tu vida más sencilla.

Estos 3 puntos son indispensables para que puedas superar con éxito esta primera etapa como blogger.

Tómate muy en serio lo del descanso y fíjate horarios, ya que aunque la ilusión es un combustible que parece que nunca se acaba, las posibilidades de terminar fuera de juego son muy altas.

2. Cómo empezar a añadir horas a tu blog

Antes o después llegará un punto en el que tu blog necesitará que le dediques más tiempo y que tu vida personal no pueda limitarse más. ¿Ha llegado el momento de tomar esa terrorífica decisión de dejar o no el trabajo?

No tiene por qué. Hay otras formas posibles.

Tu tiempo y tu productividad dependen de la forma y el lugar en el que trabajas. Ten claro que no es lo mismo ser un empleado con un trabajo al uso que un empleado que trabaja desde casa por Internet 3 días a la semana.

Si percibes que tu trabajo actual no te permite alcanzar los objetivos que te has marcado pero todavía no te atreves a dejarlo, puedes tomar otro tipo de decisiones:

  • Trabajar a tiempo parcial: negocias menos horas en tu trabajo actual y sumas más horas para tu proyecto personal. También es menos sueldo.
  • Trabajar online: negocia con tu empresa el trabajar desde casa. No somos conscientes de la cantidad de tiempo que perdemos en desplazamientos y reuniones absurdas. Quizás solo puedas recuperar 2 o 3 horas diarias, pero por algo hay que empezar.
  • Cambiar de trabajo: puede que existan otros puestos de trabajo que puedas compaginar mejor con tus objetivos existenciales. No hay prisas, solo importa marcar el rumbo y andar cada día en tu cambio de vida.

Tomar la decisión de dejar un trabajo estable y lanzarse al mundo del emprendimiento online es difícil (quien diga lo contrario miente). Esta forma que te he planteado es menos rupturista y te ayudará a adquirir experiencia en Internet antes de dar el salto.

Pero eso si, no pospongas la decisión de forma indefinida porque eso no te llevaría a ningún lado.

#2 Todo tiene fin: actúa ahora

Este punto está ligado a lo que te acabo de comentar: no puedes evitar el tomar una decisión de forma indefinida. Ese periodo de incertidumbre y ansiedad te generarían una tensión insoportable.

Plantéate la siguiente pregunta:

¿Si sólo tuvieras un año para lograr tus objetivos crees que estarías de acuerdo con cómo inviertes tu tiempo en la actualidad?

Lo más probable es que la respuesta a esta pregunta sea negativa. Si ese es tu caso, tienes que revisar tus prioridades o los criterios con que has tomado ciertas decisiones.

Ponerte una fecha límite te va a ofrecer 3 grandes ventajas:

  • Das prioridad a las cosas que realmente son fundamentales.
  • Descubres lo que es menos importante.
  • Te da perspectiva.

Una fecha te ayuda a tomar decisiones porque saca a la luz tus objetivos y te obliga a ver qué es relevante para conseguir tus metas y qué no.

La fecha límite más absoluta que tenemos es nuestra muerte. Tener presente que pronto estaré en otra vida ha sido la herramienta más importante que encontré para ayudarme a tomar las grandes decisiones de mi vida.

Muchas de las cuestiones que te preocupan ahora (las expectativas externas, el orgullo y el miedo al fracaso) quedarán barridas frente a la muerte. Ahí es cuando sale lo realmente importante.

¿Quieres saber cuánto te costará crear tu blog? 

presupuesto blogging

Lánzate al mundo del blogging con un presupuesto exacto y gastando en las únicas herramientas que necesitas para triunfar.

  • Elige entre 2 tipos de presupuestos adaptados para diferentes bolsillos y necesidades.
  • Evita perder horas, días o semanas eligiendo entre herramientas y proveedores.
  • Lanza tu blog en 24 horas acompañado de todos los proveedores, herramientas y plugins que yo utilizo.
Quiero saber cuanto me costará crear un blog

Al hacer clic confirmas que has leído la política de privacidad.

#3 Planifica para no dejarte llevar por la inercia

Cuando hablamos de tomar decisiones siempre pensamos en esos grandes momentos en los que nos tocó elegir un camino u otro. Sin embargo, se nos suele olvidar la importancia que tienen en nuestra vida las pequeñas decisiones diarias.

Me suelo encontrar con muchos bloggers que siempre me comentan lo mismo:

  • “He tenido que posponer el lanzamiento de mi infoproducto”.
  • “El tiempo que dedico a mis clientes no me permite avanzar”.

Si tienes esa sensación, siento decirte que tu problema es que te estás dejando llevar por la inercia, no te estás planificando bien. Para darle un uso más efectivo a tus horas necesitas modificar tus rutinas de trabajo.

No te compliques tampoco, la mejor planificación no tiene por qué tener una forma complicada. Empieza con estos ejemplos:

  • Una lista diaria de cosas para hacer.
  • Una aplicación tipo Trello.
  • Un sistema de productividad personal.

Sólo escoge tus herramientas y ponlas en marcha.

Las pequeñas decisiones de tu vida también tienen importanciaClic para tuitearEn mi caso, siempre tengo cerca un cuaderno y un bolígrafo para anotar todo lo que debo hacer en el día. Por lo general, se extiende sobre 2 hojas A4 porque me gusta hacer muchas tareas a la vez.

Todas las semanas dedico un par de horas a anotar en mi cuaderno todo lo que se me pasa por la cabeza:

  • Ideas para escribir algún artículo.
  • Objetivos.
  • Planificaciones.
  • Listas de tareas: lo que está por venir, cómo incrementar las visitas, posibles colaboraciones en la blogosfera, libros, blogs a leer…

Cuando tengo todo sobre el papel, me es más sencillo asignar cuándo y cómo lo voy a hacer. Como consecuencia, cuando estoy sentado frente al ordenador todo mi tiempo se dedica pura y exclusivamente a la ejecución de tareas. No pienso, solo hago.

Y esto también conlleva que me pueda planificar mejor a medio plazo: saco más Lead Magnets, organizo más Webinars, etc.

Y todo esto gracias a tomar microdecisiones. No lo olvides: aunque sean decisiones más pequeñas, también derivan en actos.

#4 Trabaja duro pero con criterio

Menudo consejo.

La verdad es que no conozco otra vía para alcanzar las metas. Ya sé que todos desearían no tener que esforzarse demasiado para alcanzar los objetivos, pero honestamente no tengo ni idea de cómo hacerlo por esa vía.

Por lo poco que sé, el trabajo da resultados y el trabajo duro da aún más.

Pero si además de trabajar duro trabajas de forma inteligente, los resultados pueden ser increíbles.

“Franck, ¿qué tiene que ver esto con tomar decisiones?”.

Mucho más de lo que puedas pensar.

Te pongo un ejemplo. Cuando alguien empieza como blogger suele tener una idea en mente: “ahora gasto lo mínimo, ya invertiré más adelante”. Lo que suele derivar en lo siguiente:

  • “En vez de abrir un WordPress.org abro un WordPress.com y me ahorro el dinero del hosting”: situación que terminará en una migración compleja en la que perderás parte del tráfico que tanto esfuerzo te ha costado ganar.
  • “Elijo un hosting lo más barato posible”: tu blog se pasa más tiempo caído que online y tienes que migrar a otro hosting.

Estas 2 malas decisiones derivarán en problemas que provocarán una pérdida de tiempo y de trabajo increíbles.

Qué decisiones tomar para trabajar con criterio

Da igual en qué momento de tu proyecto te encuentres, esto te resultará útil. Lo que quiero que hagas en este punto es que revises cómo trabajas y que veas cómo puedes optimizarlo.

Vamos con un Fast Track de criterio blogger:

  • Redes sociales: son necesarias pero son un agujero negro del que es difícil salir. ¿De verdad tienes que conectarte todos los días para gestionar tus perfiles? Cambia el chip desde ya. Dedica una tarde entera a programar todo lo que vas a compartir en tus redes sociales durante un mes. Usa Buffer.
  • Email marketing: de nuevo llega el día de enviar la newsletter pero no tienes tiempo porque tienes que entregar ese pedido a ese cliente tan importante. Y ya van 2 meses sin que los suscriptores tengan noticias de ti. Contrata Mailchimp, crea un autoresponder y empieza a tratar a tus suscriptores como se merecen. Cuando vayas a vender tu primer infoproducto ya me lo agradecerás.
  • Contenidos: la semana pasada no escribiste, en esta vas a improvisar un pupurrí de varios posts y la que viene ya veremos que te inventas. ¿Cuánto tiempo crees que tus lectores aguantarán eso? Muy, muy poco. Localiza 30 o 40 ideas de posts, crea un calendario editorial y programa.
  • Plantillas: muchísimos de los emails que mandas a diario se parecen muchísimo. Crea una plantilla de email y encárgate solo de personalizar.

De nuevo insisto en la idea de la inercia.

En cuanto empiezan a vender servicios, muchísimos bloggers entran en una espiral de trabajo esclava que no les permite levantar la cabeza del ordenador. Esto es un gran error porque no intentan sacar mas provecho a su tiempo, se autoimponen una losa de la que es difícil salir.

Para una tarde y replantea tu sistema. Unas cuantas decisiones pueden cambiar de forma radical los resultados que obtienes.

Para un segundo, levanta la cabeza del ordenador y crea un sistema que te lleve más lejosClic para tuitear

#5 Trabaja en equipo, delega y externaliza: no pretendas hacerlo todo tú

Quizás es la segunda decisión más difícil que tiene que tomar un blogger (la primera es atreverte a dejar tu empleo para trabajar en exclusiva en tu proyecto).

Una sola persona (da igual su capacidad, motivación o productividad) solo puede generar una cantidad fija de trabajo.

Para crecer necesitarás más gente contigo. Y además, al trabajar con otras personas incrementarás tu cantidad de recursos, tanto en el tiempo como en las habilidades que tendrás a tu disposición. Con un equipo alcanzarás muchísimas más metas.

Fíjate en este proverbio africano.

toma de decisiones

Desde luego, no es sencillo hacerlo y encontrarás dificultades que tendrás que sortear. Estas son solo algunas:

  • Debes asumir que no puedes hacerlo todo tú: sé que a veces no es sencillo delegar las cosas y que uno se resiste a planificar junto a otros. Si tienes la sensación de que “no puedes llegar a todo porque no puedes estar en todos lados” tienes 2 opciones: rechazar trabajos y  hacerlo todo tú o buscar ayuda y alcanzar objetivos más altos. Mira a ver qué te conviene más.
  • Tienes que aceptar que las demás personas tal vez no hagan las cosas como tú las harías: quizás esta sea la barrera más grande a la hora de delegar. Sabes que puedes hacer una tarea de determinada forma, pero que cuando se la encomiendes a otro este la hará de la suya. Acéptalo y te darás cuenta de que estarás abierto a que las cosas se hagan de otra manera distinta. A veces, incluso mejor.
  • Date cuenta de que el trabajo compartido tiene que beneficiar a todos los que participan: las demás personas no son tus herramientas para alcanzar tus objetivos. No puedes simplemente usar a otras personas para cumplimentar tu agenda sin ponerte a pensar en ellos. Si estás armando un equipo, deberás estar atento a cómo hacer para que todos ganen. Y si estás empleando gente, tienes que asegurarte de que valga la pena trabajar para ti.
  • Crea un sistema para hacerlo funcionar porque si no crecerá la desorganización: trabajar con otros no es una fórmula mágica para incrementar tu productividad. Si no estás listo para ello, sumar más gente a tu esfuerzo puede llegar a tener justamente el efecto opuesto: retrasarte. Cada uno debe saber bien cuál es su tarea para que todos puedan trabajar de forma eficiente y productiva.

Sé que delegar da miedo. A veces uno piensa que puede llegar a perder todo lo que ha construido, pero no es así. Delegar es sano y te permitirá enfocarte en las tareas en las que de verdad eres imprescindible.

#6 Pasa de los pesimistas

Si estás pensando en que algo no es posible, adivina… no lo es. Las personas hacemos cosas raras e increíbles cuando estamos convencidas de algo.

Durante tu vida te toparás con mucho cinismo y desilusión. Vendrá gente que te dirá que ciertas cosas nunca se podrán alcanzar. No dejes que este tipo de personas te retrasen o incluso anulen tu capacidad de tomar decisiones. No se lo permitas.

Y si no tienes demasiada confianza en lo que haces, no te preocupes. Hay una serie de acciones que puedes hacer para autoreafirmarte:

  • Comenzar poco a poco: no hay por qué comerse el mundo en un día. Por eso plantearse etapas es una buena manera de superar la falta de confianza. Plantéate un serie de pequeños proyectos en tu trayecto y alcánzalos. Vencer motiva. Date una buena palmada por cada logro y luego sigue con el próximo objetivo.
  • Solo comienza: si te pasas el tiempo mirando la cima de la montaña, la escalada se te presentará mucho más difícil que si solo hubieras decidido comenzar con el pequeño paso que tienes en frente.
  • Date tiempo: todo el mundo necesita un plazo para lograr sus objetivos y, por lo general, todo lleva más tiempo de lo que uno pensó en un principio. Ya ni me acuerdo la cantidad de proyectos que me llevaron bastante más de lo que había planificado. Pero visto en perspectiva, nada de eso importa. Solo quédate con el resultado de ese esfuerzo.

No dejes que los pesimistas minen tus sueños. Siempre te vas a encontrar personas que no creen en nada y que son escépticas frente a todo.

Ignóralas.

Plantea tu idea, sé crítico con ella e intenta detectar todos sus puntos débiles. Si después de eso sigues creyendo en ese proyecto, adelante.

Siempre te vas a encontrar personas que no creen en nada y que son escépticas frente a todo. IgnóralasClic para tuitear

Toma YA esa decisión que estás evitando

En la vida se avanza a base de tomar decisiones. Ni más ni menos.

Sé que da un miedo atroz, pero para convertirte en Knowmada Digital hay que pasar por este proceso.

Durante el post te he hablado de ciertas decisiones que hay que tomar para que puedas avanzar en tu proyecto:

  • Dejar de forma definitiva tu trabajo.
  • Ponerte una fecha límite para dar un paso.
  • Planificarte para que ya no haya excusas para conseguir determinados objetivos.
  • Delegar.

¿Tienes claro en qué momento estás tú y cuál es esa decisión que tienes aparcada por miedo?

Pues hoy es el día del cambio. Escribe en una libreta sus pros y sus contras y comparte tu reflexión en los comentarios.

A o B.

Cara o cruz.

Blanco o negro.

Se acabó el pensar: hoy, por fin, pasas a la acción.

Fotografía: Taking decisions (Shutterstock)

https://www.lifestylealcuadrado.com/tomar-decisiones-pasar-accion/

Anuncios