Combatir la esclavitud mundial: Un nuevo enfoque

Personas sentadas en un auditorio (© Laura Jarriel/U.N.)
Terminar los trabajos forzados, la esclavitud moderna y la trata de personas fue el tema de una sesión en panel durante la 73 ª Asamblea General de las Naciones Unidas. (© Laura Jarriel/U.N.)

Cuando Rani Hong tenía siete años fue secuestrada y esclavizada en su país natal de India. Cuando no era obligada a trabajar, sus secuestradores la encerraban en una jaula.

Mujer hablando ante un micrófono (© JC McIlwaine/U.N.)
Rani Hong, sobreviviente de la trata, presta declaración ante las Naciones Unidas en 2013. También habló allí en 2018. (© JC McIlwaine/U.N.)

“Mis apresadores abusaron de mí y me torturaron para lograr ganancias”, dijo Hong durante una presentación de un panel sobre la trata de personas realizado el 24 de septiembre durante la 73 ª Asamblea General de las Naciones Unidas. “Yo estaba en el fondo de la cadena de abastecimiento”.

En el mundo hay más de 25 millones de personas obligadas a hacer trabajos forzados, de las cuales 16 millones están en la economía privada según la Organización Internacional del Trabajo. Desde la agricultura a la electrónica y la ropa, la esclavitud moderna afecta a casi todos los aspectos de nuestras vidas.

La trata de personas es prevalente en muchas de las cadenas mundiales de abastecimientos y puede ser difícil de ubicar y enfrentar. Para combatirla, los gobiernos de Estados Unidos, Australia, Canadá, Nueva Zelanda y el Reino Unido anunciaron una serie de Principios para orientar la acción del gobierno para combatir la trata de personas en las cadenas mundiales de abastecimiento (en inglés).

Persona con pañuelo cubriéndole la cabeza frente a una valla con hojas rojas (© Safin Hamed/AFP/Getty Images)
Una mujer de la comunidad yazidi, de Iraq, que estuvo antes esclavizada por el Estado Islámico (© Safin Hamed/AFP/Getty Images)

“Esta iniciativa es una tremenda oportunidad para reforzar nuestra efectividad y reenfocar nuestra tarea en las duras realidades de la trata que solamente los sobrevivientes pueden entender plenamente”, dijo el vicesecretario de Estado John Sullivan.

Los principios ofrecen un marco de referencia a los gobiernos para prevenir y abordar la trata de personas en las cadenas mundiales de abastecimiento al fijarse en sus propias prácticas de adjudicación y alentar al sector privado a que haga lo mismo en sus propias cadenas de abastecimiento. También es crucial compartir la información y armonizar las políticas.

La iniciativa subraya los papeles decisivos que tanto el gobierno como la comunidad empresarial desempeñan.

“La lucha eficaz contra la trata en las cadenas de abastecimiento requiere la cooperación estratégica con la sociedad civil y lo que es más importante, la comunidad empresarial”, dijo Sullivan. Dijo que los nuevos principios complementan “los esfuerzos prometedores ya en curso en el sector privado para desfavorecer los trabajos forzados”.

Auditorio lleno de personas escuchando a los oradores (Depto. de Estado)
La trata de personas “es una industria masiva que cosecha unos 150.000 millones de dólares en ganancias anuales”, dijo John Sullivan, vicesecretario de Estado, durante la 73 ª Asamblea General de la ONU. (Depto. de Estado)

Una de las compañías que ha tomado medidas es Walmart Inc., el comercio al por menor más grande del mundo. “Nosotros necesitamos interrumpir el sistema de estas complejas redes laborales en las que los traficantes han podido prosperar y donde les ha sido posible reclutar gente para los sistemas por medio de la desinformación y la coerción”, dijo Anbinh Phan, director mundial de Walmart para asuntos gubernamentales, durante la sesión del panel.

Sullivan también anunció fondos adicionales en apoyo del programa del Departamento de Estado para acabar con la esclavitud moderna, elevando la inversión total del programa a 75 millones de dólares.

https://share.america.gov/es/combatir-la-esclavitud-mundial-un-nuevo-enfoque/

Anuncios