QUEDA MUY POCO POR HACER

Gustavo Pardo

Resultado de imagen para foto de ONGs exitosas
Imagen de https://www.google.com/

Una Organización No Gubernamental (ONG), es una “institución sin ánimo de lucro que no depende del gobierno y realiza actividades de interés social”. Como se puede observar, en esta definición se puede incluir asociaciones juveniles, eclesiástica y otras de índole diversa que cumpla con el antes dicho requerimiento.

Existen diversos tipos de ONGs, cada cual proclama sus propios objetivos, como pueden ser:

  • Promover la libertad, la igualdad y la fraternidad.
  • Facilitar el desarrollo moral, intelectual o económico de las personas.
  • La defensa de los derechos civiles y humanos, etc

Estos son los principios, valores, creencias y comportamientos, que aglutinan y consolidan la cultura de una institución; los cuales compartimos, de manera implícita, en nuestro actuar diario durante nuestra vida institucional y social. Por tal razón, se precisa de la identificación de todos los miembros de una entidad u organización con estos fines u objetivos, que deben estar recogidos en un Reglamento..

Es por ello que la organización jurídico-institucional de una ONG, requiera de la confección de un Reglamento Interno o Constitución, la cual regule y detalle el funcionamiento de la asociación, e indique sus propósitos.

Resultado de imagen para foto de la ley
Imagen de https://www.google.com/

Estas reglas serán de obligatorio cumplimiento para sus miembros y han de ser garantizadas por los directivos de la ONG. Es de notar que una de las esencias de toda asociación que se tilde de democrática, es precisamente el respeto que sus lideres demuestren a sus leyes.

Es incuestionable (y sobran los ejemplos de ello) que ninguna asociación puede sobrevivir a la pérdida generalizada del respeto hacia sus propias leyes, porque ello genera el abuso de poder y la implementación de arbitrariedades nocivas a la organización. Todo lo cual, incide en que sus miembros se separen de ella.

Precisamente, esto ocurre cuando tratamos de hacer valer lo que, individual o colectivamente, consideramos de nuestro interés, pasando por encima de lo legislado o estatuido. Esta actitud conduce el irrespeto hacia los derechos de los demás asociados. Lo mas lamentable es que ello no ocurre por el desconocimiento, la ignorancia o cualquier otro justificante, se trata simple y llanamente de egoísmo en su más indigna expresión.

La organización que no fundamente su actuación en la más absoluta obediencia a su Reglamento, irremisiblemente enfrenta el destino de languidecer y morir.

Resultado de imagen para foto de naufragios
Imagen de https://www.google.com/

En esta circunstancia, es conveniente preguntarnos:

  • ¿Vale la pena seguir adelante hasta que el barco se hunda?
  • ¿Bajarse de él lo antes posible?
  • ¿Observar como espectador còmo se hunde?
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.