¿LOS MASONES PROFANAN LA CRUZ? (PARTE I)

Grado 29

IPH Gustavo Pardo Valdés 33 Pasado Gran Secretario Canciller del Supremo Consejo del Grado 33 para la República de Cuba del R.E.A.Y A.

 

TOLERANCIA RELIGIOSA EN LA MASONERIA.

Es un hecho conocido que para ser iniciado en la Masonería, se requiere que el candidato declare su creencia en la existencia de “un Ser Supremo”, sin que ello implique la obligación de definir lo que cada cual entiende por ello.

Efectivamente, desde su creación, la Masonería ha manifestado un inequívoco respeto hacia todas las creencias religiosas que han existido sobre el planeta a lo largo de los tiempos. Este es el fundamento de la Tolerancia Masónica.

EL TRONO Y LA CRUZ.

No obstante, y este es el origen de la falsa interpretación que implica a la Institución masónica con las corrientes anti-religiosas, durante siglos la Iglesia Católica Romana fue la religión predominante en Europa; tanto fue así, que no se concebía la existencia de un Trono (monarquía) sin la presencia de la Cruz (la iglesia).

A partir de la difusión de las ideas liberales proclamadas por la Masonería, se produjo el choque natural de la nueva Institución con la naturaleza conservadora de las monarquías absolutas y del pontificado romano, su aliado natural.

ACOMETIDAS CONTRA LA MASONERIA.

La primera Bula papal en contra de la masonería fue  In Eminenti Apostolatus Specula, emitida por el Papa Clemente XII, el 28 de abril de 1738[i], en la cual se expresa una condena a la Fraternidad.

A partir de la misma, se han sucedido otras bulas y declaraciones anti masónicas, provenientes desde el Vaticano o de otras instancias clericales romanas. También, numerosos católicos laicos han dedicado numerosos escritos a injuriar y tergiversar lo que es la masonería, sus su doctrina y sus rituales.

Para quienes practican la religión de Cristo, es especialmente deshonesto el tratar aspectos del ritual masónico que ellos desconocen. Este es el caso de la afirmación que “A los masones de grado 29 se les obliga a pisar un crucifijo con los pies y consagrarse al demonio”[ii]. ¿Le ha provocado una risotada? Pero varios cientos (o miles) de católicos lo creerán como una verdad “de fe”.

Según Alex Rosal, este afirmación la expone Alberto Bárcenas en su libro “Iglesia y Masonería[i]

EL GRADO 29.

¿Qué es el grado 29 del Rito Escocés Antiguo y Aceptado? Este grado denominado Gran Escocés de San Andrés o Gran Maestro de la Luz, es el grado que antecede al último escalón de la Masonería Filosófica o Caballero Kadosh.

Según el historial del grado descrito en la Liturgia adoptada por el Supremo Consejo del Grado 33 para la República de Cuba, este grado fue el primero del Rito de Ramsay[ii] (fundado en 1728) y narra la historia de los acontecimientos que dieron lugar a la fusión de las Ordenes Militares con la Masonería[iii]. Al respecto, debo indicar la tendencia marcadamente católica de la Masonería en Escocia y la establecida en Francia.

Por ser un católico practico el Caballero Ramsay, resulta absolutamente increíble la introducción en sus Grados Templarios de algún elemento anti cristiano. No obstante, vamos a referirnos a los objetivos implícitos en los rituales del grado 29.

RITUAL DEL GRADO 29

Es muy significativo que en la apertura de los trabajos, se afirma que los Grandes Maestros de la Luz “son los siervos de los siervos”, o sea, los más humildes entre los humildes. Según Juan 13:5, refiriéndose a Jesús, dice: “Luego echó  agua en una vasija, y comenzó a lavar los pies de los discípulos y a secárselos con la toalla que tenía ceñida”. ¡Puede haber algo mas humilde?

El ritual del grado 29 se centra en el conocimiento de la Nueva Jerusalén y los “doce caminos que nos llevan las doce puertas de sus doce barrios”,

A continuación se describe el significado de cada uno de los doce caminos o virtudes que constituyen a la Masonería Escocesa, ellos son: Abnegación, Templanza, Vigilancia, Esperanza, Simpatía, Fraternidad, Industria, Unión, Memoria, Perfección, Candor y Asociación.

Como puede apreciarse, estas virtudes o valores se encuentran en absoluta concordancia con las enseñanzas cristianas.

Además, el juramente de este grado (…) “tener por principio el Amor a mis hermanos, por base el Orden y por fin el Progreso (…) para la gloria de Dios ventura de los hombres[iv]”.

Como puede apreciarse, este grado reafirma el compromiso de los masones adquirido desde el Primer Grado  “para con Dios y para con sus semejantes”.

Es despreciable pretender que la Masonería puede profanar algún símbolo sagrado de cualquier religión.

En un próximo artículo trataremos algo más sobre este interesante y desconocido grado.

[i] https://www.religionenlibertad.com/polemicas/54432/los-masones-grado-les-obliga-pisar.html

[ii] Denominado entonces Escocés o Mason de Escocia

[iii] Liturgias de los grados 19 al 30. Pág. 110.

[iv] Liturgias de los grados 19 al 30. Pág. 108.

Anuncios

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.