¿LOS MASONES PROFANAN LA CRUZ? (PARTE IV)

Resultado de imagen para FOTO DE LEO TAXIL
Imagen de https://www.google.com/
IPH Gustavo Pardo Valdés 33 Pasado Gran Canciller Secretario General del Supremo consejo del Grado 33 para la República de Cuba del REAYA

Como hemos visto, hemos demostrado la ausencia de veracidad de los planteamientos realizados en el libro “Iglesia y masonería” por el abogado e historiador Alberto Bárcena, el cual ha basado sus alegatos en el libro “La Francmasonería” del traidor León Taxil.

Según el libro “La Francmasonería”, León Taxil estuvo inscrito en el cuadro de miembros de la logia Los Amigos de Honor Frances, del Grande Oriente Frances.

Según la Enciclopedia Wikipeduia, “En 1881 fue recibido como masón con el grado de aprendiz. Al año siguiente fue echado de la logia por haber plagiado un texto. Después de este hecho se convirtió en un autor antimasónico.”

Libros antimasónicos

Les soeurs maçonnes Les Frères trois points
L’Antéchrist ou l’origine de la franc-maçonnerie

 

Le chute du Grand Architecte
Les assassinats maçonniques 1886: Les mystères de la franc-maçonnerie.
1886: Le Vatican et les francs-maçons. 1887: La franc-maçonnerie dévoilée.
1887: Confession d’un ex-libre penseur. 1887: Histoire anecdotique de la Troisième République.
1888: La France maçonnique. 1888: La ménagerie républicaine.
1891: la corruption fin de siècle. 1895: Le diable au XIXè siècle.

Es de mencionar que en el Prologo de la obra “La Francmasonería”, leemos “Dios premiará sin duda los sacrificios hechos por la Imprenta y Librería de la Inmaculada Concepción para publicar la versión castellana del libro de oro en el cual Mr. Taxil explica los misterios, las intrigas y los crímenes de la Sinagoga de Satanás”. Termina con la encomienda “Dios de a este libro favor y fortuna”. Firmado por el Presbítero Jaime Cararach Iborra, en Barcelona, Encarnación del Señor, del año 1887[i].

Llama la atención de la “conversión” al catolicismo de Taxil, la edición de sus numerosos libros antimasónicos y del propio Prologo antes descrito, es que Taxil había publicado 15 libros[ii] en los que se dedicaba a denigrar y hasta deshonrar a la Iglesia Católica, a sus instituciones y a la propia jerarquía.

Estas publicaciones fueron:

1879: À bas la calotte!. 1879: Les soutanes grotesques.

 

1879: La chasse aux corbeaux. 1879: Le fils du jésuite.
1880-1882: Calotte et calotins, historia ilustrada del clero y de las congregaciones. 1881: Les borgia.
1882: Les pornographes sacrés : la confession et les confesseurs. 1882: La Bible amusante.
1882: Un pape femelle. 1883: L’empoisonneur Léon XIII et les cinq millions du chanoine.
1883: La prostitution contemporaine. 1883: Pie IX devant l’Histoire.

 

1884: Les amours de Pie IX, Libro publicado bajo el nombre de A. Volpi pero no reconocido por Taxil. 1884: Les maîtresses du Pape.

 

1884: La Vie de Veuillot immaculé.

 

La Enciclopedia libre WIKIPEDIA[iii] se refiere a este individuo como sigue:

“Marie Joseph Gabriel Antoine Jogand-Pagès (Marsella21 de marzo de 1854 – Sceaux31 de marzo de 1907), conocido como Leo Taxil, fue un escritor masón francés, instigador de lo que se conoció como la «Broma de Taxil» en la que embaucó económicamente al papa León XIII y a varios obispos de Francia. En dicho episodio acusó a la masonería de satanismo y de adoración a un ídolo con cabeza de macho cabrío, definido como Baphomet, acusación idéntica a la que se hizo tiempo atrás a los templarios”[iv].

Según la propia Wikipedia, “Taxil editaba un periódico, La Marotte, que llegó a prohibirse por «atentar contra las buenas costumbres». Fue condenado a ocho años de cárcel. Logró fugarse a Suiza y regresó aprovechándose de una amnistía”.

También se revela que utilizó varios seudónimos: Léo Taxil (seudónimo colectivo: varios autores lo utilizaron); Dr. Bataille; Dr. Charles Hacks (seudónimo colectivo).; Paul de Régis: bajó ese seudónimo fue secretario-general de la Liga católica antimasónica; Adolphe Ricoux1​ y Samuel Paul Rosen.

Pero, además, Wikipedia se refiere a que el “fraude de Taxil es probablemente la más famosa farsa antimasónica. Su autor fue el escritor marsellés Léo Taxil (1854-1907), que buscó vengarse de la masonería, de la que había sido expulsado en 1882 por un caso de plagio.

 

Por último, añade que “en 1897, Taxil confesó que su antimasonismo era una broma, lo que resultó en un escándalo”. Además, la propia publicación afirma “Taxil declaró ser el creador del “Paladión”, y luego lo desmintió en una conferencia ante la Sociedad Geográfica de París el 19 de abril de 1897. Ante el asombro general de los presentes dijo: “El Paladión ya no existe. Yo lo creé y yo lo destruí […]”. Después de tal declaración el escrito dice que Taxil “salió por la puerta trasera antes de cualquier reacción de la gente ahí reunida”.

¿Cómo es posible que en el siglo XXI existan autores tan inescrupulosos que continúen explotando las burdas falsedades publicadas por Leo Taxil? No cabe otra respuesta que la ambición de notoriedad y el deseo de lucrar en base a la ignorancia del pueblo católico.

[i][i] La Francmasonería, Prologo.

[ii] Desde 1789 a 1784.

[iii] https://es.wikipedia.org/wiki/Léo_Taxil

[iv] https://es.wikipedia.org/wiki/Léo_Taxil

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.