Jeff Sessions renuncia como fiscal general a petición de Donald Trump

WASHINGTON – El presidente, Donald Trump, anunció hoy la salida del fiscal general del país, Jeff Sessions, que presentó su dimisión del cargo a petición del mandatario.

“Estamos encantados de anunciar que Matthew Whitaker, jefe de gabinete del fiscal general Jeff Sessions en el Departamento de Justicia, se convertirá en el fiscal general en funciones de EEUU”, anunció el presidente en Twitter.

“¡Agradecemos al fiscal general Jeff Sessions su servicio y le deseamos el bien! Un sustituto permanente será nominado en una fecha posterior”, agregó  el funcionario.

“Desde el día en que me convertí en el Fiscal General de Estados Unidos, vine a trabajar en el Departamento de Justicia con la determinación de cumplir con mi deber y servir a mi país. He hecho todo lo mejor que he podido, trabajando para seguir los procesos legales fundamentales que son la base de la justicia”, indica por su parte Sessions en la carta en la que informa de su salida.

Durante los pasados meses, Sessions se enfrentó a las críticas de Trump por la investigación sobre la posible intromisión rusa en las elecciones de 2016 en las que el republicano resultó electo.

Entre otras cosas, el presidente le cuestionó la apertura que le dio al fiscal especial Robert Muellerpara llevar a cabo la pesquisa sobre la trama, en la que habrían participado miembros del equipo de campaña de Trump.

Desde hace más de un año, los ánimos entre ambos están caldeados por la decisión del entonces fiscal general de inhibirse de la investigación de la trama rusa por sus contactos con Moscú.

En agosto pasado, Trump denunció que “Jeff Sessions se apartó, algo que no debería haber hecho o que me debería haber dicho. Aceptó el trabajo y luego dijo: ‘Voy a apartarme (de la investigación sobre Rusia)’. ¿Qué tipo de hombre es ese?”.

Posteriormente, el fiscal especial Mueller fue nombrado por el segundo en mando del Departamento de Justicia, Rod Rosenstein, para que investigara de forma independiente la supuesta coordinación entre la campaña del presidente y el Kremlin.

Anuncios