¿Cuánto cuesta el insomnio a las organizaciones?

This image has an empty alt attribute; its file name is 06c001_0c77c4c688c548f69bd5a84ae8926650~mv2.webp

El sueño es una actividad necesaria para la supervivencia del organismo y aunque aún no se saben las causas exactas de su por qué, lo que sí se sabe es que tiene la función de servir como reparador del desgaste derivado de las actividades diarias para nuestro cuerpo y nuestro cerebro. Tiene una finalidad restauradora y homeostática, y es esencial para la conservación de la energía y la termorregulación.

Diversos estudios determinan que la trascendencia de los trastornos del sueño puede alcanzar a un 30% de la población. Este hecho pone de manifiesto la necesidad de tomar conciencia sobre el problema, la necesidad de su medición y la de hacer cambios y usar técnicas que ayuden a personas con esta patología a recuperar la calidad de su sueño.En los últimos años ha aumentado el interés por medir la trascendencia del descanso, no solamente en lo particular, sino en el ámbito laboral y algunos estudios han valorado la relación entre sueño y productividad, de tal manera que se estima que solamente el insomnio supone unos 11 días de rendimiento laboral perdido por persona al año, lo que se traduce, por ejemplo en EE.UU en un coste de 63.200 millones de dólares al año en días perdidos (Kessler et al.2011).

La falta de sueño genera otros problemas importantes dentro de la empresa que están relacionados con actitudes más negativas en el trabajo, menos motivación y una evaluación también más negativa de los factores estresantes, según determinaron Barber y Budnick en un estudio realizado en el año 2015.

Asimismo, es evidente, que genera una mayor conflictividad interpersonal y peor clima laboral (Barnes, Lucianetti, Bhave & Christian, 2015). Por otro lado, no debemos olvidar el impacto que tienen los trastornos del sueño sobre el número de accidentes laborales y de tráfico.

Hay una clara evidencia de que la somnolencia, independientemente de su causa, es un importante factor de riesgo para los accidentes de tráfico, aunque resulta difícil determinar el número exacto. Ante este panorama, resulta alarmante el dato que nos aporta García Borreguero, se estima que el 90% de las personas que padecen problemas de sueño no reciben el tratamiento adecuado y en el 26% de los casos se automedican o recurren al alcohol.

El mayor problema, según él, es que “cuando no se trata el insomnio en sus inicios acaba cronificándose en el 50% de los casos”.¿Qué se puede hacer por parte de las organizaciones para minimizar o eliminar este problema?

1. Evaluar el impacto que tiene este tipo de patología en la organización.

2. Articular medidas que ayuden a estas personas a reducir o eliminar el problema, medidas como:a. Facilitar la conciliación laboral y familiar.

-Desarrollar e implementar soluciones que hagan compatibles horarios, organización y carga de trabajo con buenas prácticas de descanso.

-Fomentar y promocionar las pausas activas a los largo de la jornada de trabajo que permitan equilibrar los niveles de estrés y llegar a la noche con niveles más bajos de activación.d. Usar la tecnología…….

-Implementar Programas de gestión del estrés y Programas específicos de mejora de los trastornos del sueño, facilitando la asistencia a los trabajadores afectados.

A día de hoy y desde ZENWorking hemos constatado la efectividad de los programas de recuperación basados en la práctica de la Atención Plena (MBI). En función de cada caso en particular, partiendo de una evaluación previa y en combinación también con otras técnicas validadas, supervisamos y evaluamos cambios que tienen que ver con la buena higiene del sueño.f.

Liderar con el ejemplo: Los líderes en una empresa pueden ser modelo de buenos hábitos de sueño para los empleados, por ejemplo, dejando de enviar de mensajes de correo electrónico a altas horas de la noche y evitando enorgullecerse de dormir poco. Promocionar como líderes comportamientos saludables de sueño.

“Invertir en la mejora de la calidad del sueño tiene un claro retorno positivo”

Carmen Castro TorresSocia Directora de ZENWorkingwww.zenworking.es

https://www.zenworking.es/blog/cuánto-cuesta-el-insomnio-a-las-organizaciones

Anuncios