la masofobia de Franco y el asesinato de 200.000 masones en toda Europa

Los judíos fueron la principal víctima del Holocausto Nazi, pero no la única. Un reciente artículo del Daily Express, el tabloide británico conservador con una circulación de 300.000 ejemplares, aborda la suerte de los Masones durante la segunda Guerra Mundial en la Europa ocupada por el régimen Nazi. “Los masones han sufrido persecución debido a su pertenencia a la fraternidad durante siglos. Los nazis rechazaron la masonería y prohibieron su práctica en enero de 1934. El destino de los masones en los campos de trabajo y exterminio nazis es un capítulo en gran parte desconocido de la guerra“, explica.

Cuando los nazis comenzaron a ocupar la mayor parte de Europa, la condición de masón era suficiente para ser destinado a los campos de trabajo y de concentración. “En Italia y España, muchos masones fueron a prisión, y muchos miembros murieron durante su encarcelamiento“, añade el diario, vinculando la suerte de los masones en la Europa ocupada por los nazis a la que corrieron bajo otros regímenes totalitarios de los años treinta y cuarenta del siglo XX.

Después de conquistar el poder en 1933, Adolf Hitler cerró las nueve Grandes Logias de los Masones en Alemania. El líder nazi acusó a los judíos de conspirar con ellos para hacerse con el control de Alemania“, explica. Los Nazis crearon “un subdepartamento en las SS cuya tarea era localizar, arrestar y aniquilar a casi 79.000 masones alemanes. Los nazis llevaron a sus miembros a los campos y los obligaron a usar un parche rojo en forma de triángulo al revés, para privarlos del poder incorporado en el símbolo del triángulo equilátero de su organización. En toda Europa, los nazis asesinaron a unos 200.000 masones“, concluye.

Fuente: El Oriente

Anuncios