07/13/2020

Para algunos exiliados, la oposición es su modus vivendi

Anuncios

Parece una contradicción, pero para un grupo de opositores exiliados es conveniente que el presidente Nicolás Maduro no salga del poder.

Y esto no tiene relación directa con que tengan una actitud colaboracionista. Al contrario. Los integrantes del grupo referido de opositores pueden ser hasta de los más radicales. Siempre van a actuar contra Nicolás Maduro, pero al final no les conviene que éste se largue porque han establecido un modus vivendi que depende de que este mandatario permanezca en Miraflores.

Estos políticos reciben recursos de financistas, empresarios opositores, la mayoría de ellos en el exilio, que ayudan a dirigentes que se oponen a Maduro y su grupo.

Lea también Solo quedan dos embajadores suramericanos en Caracas

Para esta cantidad reducida de políticos, la oposición entonces se ha vuelto en su industria, su modus vivendi.

De esta misma forma florecieron en Florida cientos de dirigentes anticastristas que en la segunda mitad del siglo XX gestionaban públicamente por la salida de Fidel Castro del poder en Cuba.

Estos dirigentes eran financiados por sectores económicos de los Estados Unidos y por empresarios cubanos en el exilio. De eso vivieron.

Hoy en día, con ese precedente y esa experiencia, florecen políticos venezolanos de oposición que no quieren que Maduro salga del poder, porque están recibiendo financiamiento para mantener una línea de oposición a este gobierno.

A veces el dinero llega directamente del gobierno de los Estados Unidos, a través de leyes emitidas en favor de apoyar la democracia en el continente. Y cómo Maduro está desprestigiado como demócrata, entonces sus opositores son “target” para estos a veces jugosos beneficios financieros.

A veces los fondos provienen de organismos internacionales como la ONU o la OEA, tan cercanos ambos al ámbito estrictamente político.

Las acciones de estos políticos son de diverso tipo. Declaraciones públicas, organización y participación en manifestaciones de calle. Puede ser como reunir a un grupo de venezolanos opositores en la sede de la ONU en Nueva York durante el período de sesiones o encontrarlos frente al restaurant de Salt Bae en Miami para protestar contra la cena ofrecida a Maduro en su local de Turquía. Pueden redactar cartas con solicitudes al gobierno de los Estados Unidos o de información a personas influyentes en el mundo.

En fin, estos políticos realizan una actividad opositora pública y tradicional. Mantienen su denuncia al gobierno chavista. Se puede medir, incluso en clicks que se dan a través de las redes sociales.

Si Nicolás Maduro cayera, ya no habría quien financie esas actividades porque habrían perdido sentido.  Cae Maduro y caerá el financiamiento.

Por ello, quienes se dedican a eso, en realidad temen a que Maduro salga del poder y les da más seguridad que se mantenga esta situación de pugna, porque eso hace que también se mantenga su modus vivendi creado a partir de la existencia del gobierno de los rojitos.

https://venepress.com/article/-Para-algunos-exiliados-la-oposicion-es-su-modus-vivendi1545252231050

Anuncios