Más reconocer y menos criticar


Sabemos que la ciencia nos indica que valorar lo positivo de los demás tiene como consecuencia mejorar el estado de ánimo y aumentar la motivación. Sin embargo, nos sale con mayor facilidad la critica que el reconocimiento. Resulta consustancial al ser humano; de hecho, podemos decir que estamos predispuestos para centrar nuestra atención más en lo negativo que en lo positivo.

Nuestro cerebro da mucho más importancia y valor a lo negativo que a lo positivo. Es una buena máquina de supervivencia, y por ello detecta muy bien lo malo que me puede ocurrir en el futuro, recordando fácilmente lo negativo que sucedió.

Los estudios indican que para compensar una crítica negativa que hagamos a una persona tendríamos que hacer cinco reconocimientos de algo positivo. Lo negativo “pesa” en importancia cinco veces más que lo positivo para nuestra mente.

La propensión a la crítica negativa

En nuestro vocabulario existen más palabras para lo negativo que para lo positivo. James R Averill, profesor de psicología de la universidad de Massachusetts, encuentra 558 palabras que describen emociones, de las cuales un 62% son negativas y 38% son positivas.

Por otro lado, tardamos veinte veces más en memorizar lo positivo que lo negativo. Tenemos la percepción que es más inteligente señalar lo negativo que lo positivo.

Sin embargo, el que nos reconozcan lo bueno nos genera bienestar, incluso más al que lo ejerce que al que lo recibe. Así en un experimento realizado por los psicólogos Robert Emmons y Michael McCullough demostraron que las personas que eran agradecidas acabaron más felices, más optimistas acerca del futuro, con mejor salud física e incluso hacían más deporte.

Por esta razón, Amstel me propuso colaborar como psicólogo en un estudio sobre el Reconocimiento en España. El estudio fue llevado a cabo por la empresa de investigación social y de mercado, MyWord. Se realizaron 1650 entrevistas online en enero de 2018 con población española mayor de edad.

Los datos del estudio

Entre las conclusiones a las que llegamos, destacan las siguientes.

Solo la mitad (50,3%) de los españoles creen merecer el reconocimiento

Nuestra falta de hábito de reconocimiento es tan significativa, que incluso nos es muy difícil reconocer nuestras propias capacidades, nuestro esfuerzo y lo que somos capaces de hacer.

El 84,5% cree que la envidia es una pasión muy humana pero demasiado española

Las encuestas han demostrado que no practicamos el hábito de reconocer. Sin embargo, el 84,5% de los encuestados cree, como decía Menéndez Pidal, que “La envidia es una pasión muy humana pero demasiado española”.

El 40,9% piensa que la envidia es el pecado capital que más nos caracteriza

La envidia es el segundo motivo más señalado, por detrás de la falta de costumbre, para explicar la falta de reconocimiento: es elegida por el 67,9% de los entrevistados.

El mundo laboral es donde menos reconocidos nos sentimos

En el ámbito laboral, destacan los siguientes resultados obtenidos.

El 83,3% de la población siente que sus jefes no valoran el trabajo bien hecho

Así, ocho de cada diez piensan que los españoles no se sienten reconocidos en el trabajo. Las mujeres y las personas de entre 25 y 54 años son las que más se identifican con esta falta de reconocimiento.

Más de un 80% cree que los trabajos destacan más los errores que los aciertos

Entre las mujeres este modo de sentir es aún más significativo.

En las reuniones es normal “poner a parir al jefe” (el 61,5% lo hace) y criticar a algún compañero (52,6%)

Estadísticamente, es un hábito más frecuente en mujeres.

El 60,5% cree que nos cuesta mucho o bastante felicitar a un jefe o compañero

Hombres y mayores se adhieren más a esta opinión.

En el ámbito familiar…

En esta esfera de nuestas vidas tampoco es demasiado común felicitar.

El 67,7% cree que nos cuesta ser agradecidos con nuestras madres

Son los jóvenes los que más comparten esta opinión.

EL 61,2% cree que las parejas no reconocen lo importantes que son el uno para el otro

Los hombres y los mayores opinan así en mayor medida.

El 63,6% cree que no se reconoce lo suficiente a los abuelos

No se valora y reconoce el tiempo dedicado por los abuelos a sus nietos.

En las redes sociales predomina la queja al reconocimiento.

Otros datos llamativos que se extraen del análisis realizado sobre más de 100.000 comentarios en redes, son los siguientes.

Solo en un 22% de los casos expresamos reconocimiento por una acción bien hecha o una cualidad merecida

En el 78% restante incluimos total o parcialmente algún dato o palabra de falta de reconocimiento.

Sin embargo, el reconocimiento nos genera bienestar y nos motiva a hacer las cosas mejor. El 96,9% se siente animado a hacer las cosas mejor cuando alguien reconoce su esfuerzo,

91,5% se siente significativamente más alegre al recibir un Whatsapp de un ser querido que dice lo importante que es para él

Este sentimiento de alegría aumenta entre las mujeres y los jóvenes de entre 18 y 24 años.

Al 91,9% le alegra el día recibir una llamada de un amigo agradeciendo un favor

Las mujeres y las personas de entre 35 y 54 años se alegran aún más.

Al 89,6% le alegra el día que su jefe le felicite por el trabajo bien hecho

Son las mujeres y los más jóvenes los que más comparten este sentimiento.

El 87,2% se siente más reconocido recibir un mail de un compañero diciendo que le aprecia por ser generoso

Las mujeres son las que más lo aprecian.

Al 82,5% le alegra el día que su pareja destaque sus virtudes delante de amigos o familiares

Las mujeres y las personas de entre 25 y 64 años lo aprecian aún más.

Conclusión

Con estos datos tan demoledores y significativos hemos colaborado para hacer la campaña #HoradeReconocer de Amstel. Entre otras acciones de marketing se ha realizado una webserie de ocho capítulos cuyo director ha sido Daniel Sánchez Arévalo y el actor protagonista es Javier Gutiérrez reciente ganador del Goya 2018 al mejor actor protagonista. El objetivo es impulsar en España la cultura del reconocimiento como hábito, al reportar múltiples beneficios.

TÓPICOS

Miguel Ángel Rizaldos

Psicólogo especialista en Psicología Clínica en Madrid y Online

En 2013 publicó el libro ‘Mini guía para papás y mamás en apuros’, en versión eBooK y está elaborando para este 2018 una versión más ampliada y completa de este manual para padres y madres que pone de relieve la importancia de mantener una coherencia en la transmisión de valores educativos, así como de incentivar la autoestima y la autosuficiencia de niños y adolescentes.

  • Teléfono ó WhatsApp: 645 944 815
  • rizaldos.com
  • Psicólogo especialista en Psicología Clínica, que cuenta con una amplia experiencia de más de 25 años, pasa consulta presencial en Aranjuez. Es uno de los pioneros de la Psicología Clínica online en España. CEO y Psicólogo Clínico de http://www.rizaldos.com, Terapia y/o consulta psicológica online. También es experto en Psicoterapia, Coaching, Psicología Deportiva, Coaching Empresarial. Colabora en distintos medios de prensa, radio y televisión y es formador, influencer y conferenciante de salud y bienestar en el ámbito personal y profesional en las empresas, además de asesor de campañas de publicid
Anuncios

Los comentarios están cerrados.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: