En Cuba, la comunidad LGBTQ+ sale a la calle para protestar

Lynn Cruz

El lugar elegido para congregarse.

HAVANA TIMES – Este sábado, a las 2:00 pm y por las redes sociales, un grupo de activistas y miembros de la comunidad LGBTQ+ cubana se dieron cita en el parque de 17 o conocido como Lennon, ubicado en la localidad de El Vedado.

Desde un panorama de absoluta tensión, como el que impera en Cuba hoy, me sorprendió mucho ver a tantas personas reunidas con el objetivo de reclamar públicamente sus derechos.

Más de una veintena de demandantes, en un intento de visibilizar a la comunidad LGBTQ+ y frente al desafío en el contexto cubano actual, en el que las iglesias metodistas, bautistas, y pentecostales de las asambleas de Dios lideran el movimiento que detuvo la discusión del artículo 68, por el derecho al matrimonio igualitario y de familia.

La artista visual Tania Bruguera recordaba la diferencia entre reconocer que uno se equivocó como hizo Fidel Castro en su momento y frente a la prensa extranjera, a pedir perdón. Además si Cuba quiere ser un país que se integre al mundo, tiene que comenzar por ahí, pues a la comunidad cubana LGTBQ+ hay que resarcirle los daños, lo mismo material que espiritualmente, reclamó.

Bruguera señaló la urgencia de un cambio auténtico, a partir de la solidaridad entre los distintos grupos de activistas, aunque sean de diversos temas. Al lugar acudieron algunos de los artistas que lideraron la protesta contra el Decreto Ley 349, en diciembre de 2018.

Un estudiante de Teología (quien prefirió no dar su nombre) narró su decepción frente a la ambigüedad que ha mostrado la Asamblea, los diputados y representantes del Consejo de Estado y de ministros, así como los miembros de la comisión redactora del proyecto constitucional, completamente inconsecuentes con lo dicho en julio y luego en diciembre, en oposición de algo que va más allá del artículo 68, que al anular su discusión, deshacen también ideales de justicia social, equidad, por haber cedido ante las presiones fundamentalistas, conservaduristas, ultraderechistas y oportunistas de las iglesias. 

Para el activista y youtuber, Jhans Oscar, lo sucedido con el artículo 68 no ha sido otra cosa que pinkwash del Gobierno cubano de mostrar al mundo un rostro progresista, pero que en verdad no les interesa defender los derechos de la comunidad LGBTQ+. 

En su caso fue testigo de Jehová durante cuatro años y llegó a creer que ser gay era algo terrible. Tuvo varios intentos de suicidio, por tanto hace un llamamiento a la necesidad de generar conciencia en la población, las familias, en cuanto al derecho de ser distintos.

Para Oscar el activismo solo tiene sentido cuando nace de una necesidad. Criticó al Cenesex por defender los derechos del Gobierno. Eso se demostró durante las campañas realizadas por las iglesias, con las que  no hubo la respuesta esperada por esta institución.

Por su parte este joven elogió las posibilidades de comunicación que se establecen desde las redes sociales. No creía, como yo, en la posibilidad de que se reunieran tantas personas en una plaza pública.

Oscar criticó la desidia, apatía que han provocado frases como: ¿Para qué protestar? ¿De qué sirve eso? Resaltaba, por otra parte, el poder de convocatoria que tiene la Iglesia, (desde el odio, remarcó) por todo lo que logró con sus protestas y que ahora demanda de la comunidad LGBTQ+ una respuesta.

Este grupo que de manera espontánea se dio cita, está lanzando un mensaje a toda la comunidad LGBTQ+. Articularse para tener una estrategia de respuesta y activismo, bien pensada y sólida. Enfocada principalmente en la visibilización, pues actualmente, según el criterio de estos manifestantes es un movimiento desbandado, desorganizado, por cuestiones de intereses personales o aspiraciones de tipo institucional.

Apelan a la unidad en pro de un objetivo común que es la defensa de los derechos como seres humanos y que estos sean reconocidos en forma de ley. Para ello demandaron la necesidad de perder el miedo y valerse de sus propias vidas.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: