MASONERIA

La masonería argentina según Mariano Hamilton



La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es 1*c-45F5pf3cvfGCo7McQZdg.jpeg

¿De qué hablamos cuando hablamos de masones? El periodista Mariano Hamilton se metió en el mundo discreto (no secreto) de la masonería y repasó su rica historia en nuestro país con la edición de “Masones argentinos. El poder en las sombras”. Hablamos con él sobre esta organización misteriosa.

Julián Fernández Mouján. 

Foto Ale López

¿Qué es lo que más te atrapó de la masonería? ¿Cómo surgió la idea del libro?
​Siempre me intrigó la masonería. Desde que me enteré de su existencia, allá por fines de los 70, me pregunté qué era, para qué servía, si era un organización clandestina y conspiradora y tantísimas otras cosas. Con el tiempo me interesé más, me hice amigo de algunos masones y la idea fue creciendo. Me decidí cuando efectivamente encontré material que la vinculaban a algunos cambios en las políticas públicas de la Argentina. Y así fui redondeando la idea del libro. ​

¿Cómo definirías a la masonería? ¿Es una práctica, una doctrina, una filosofía, una organización?
​La masonería es una organización discreta (no secreta) que tiene como principios los mismos que la Revolución Francesa: libertad, igualdad y fraternidad. En el pasado tenía mucha influencia en las decisiones políticas que se tomaban pero hoy ya perdió esa capacidad de incidir. Se podría decir que es todo lo que mencionás en tu pregunta: una práctica, una doctrina, una filosofía de vida y también una organización.​

“ La masonería hoy no tiene más influencia de la que puede tener una ong u otra organización no gubernamental. Hoy se siguen reuniendo y desde su dirección se plantean todo tipo de debates. Pero su influencia, al menos por lo que se sabe, es menor.”

¿Hay algún rasgo que distingue a la masonería argentina? ¿Qué característica local tuvo o tiene la masonería que no posee en otras partes del mundo?
La masonería argentina creció básicamente al amparo de la lucha por la independencia de España primero y después por su postura secularizadora del Estado. Ahí podemos encontrar dos rasgos distintivos. La Logia Lautaro era una ​logia operativa que ponía todos su cañones en la Independencia. Y después muchas otras logias operativas trabajaban en sentidos muy direccionados, como por ejemplo la Logia Docente, que apuntaba a fortalecer la idea de una escuela pública, laica, obligatoria y gratuita, lo que se consiguió con la ley 1420, que fue una ley promovida por la masonería desde la mitad del sigo XIX y recién concretada fácticamente en 1884. Hago la salvedad de logias “operativas” porque también las hay “especulativas”, que son aquellas que trabajan más sobre el pensamiento y la filosofía sin interesarse tanto en objetivos concretos.

¿Cuál te parece la mejor intervención concreta de la masonería en la política argentina?
La ley 1420 sin dudas fue un logro de la masonería. ​Pero también participó en decisiones que por ahí no fueron tan virtuosas, como por ejemplo la resolución de la Batalla de Pavón, que terminó con la división entre el Interior y Buenos Aires pero que también nos dejó este país unitario y centralista que tenemos hoy. Con esa batalla se definió el dominio de Buenos Aires sobre el Interior y nació la Patria de Mitre. También participaron en la primera redacción del Código Civil y Comercial. Y su participación fue decisiva para organizar a las brigadas sanitarias en la lucha contra la Fiebre Amarilla, en 1871, que terminó con la vida del 8 por ciento de la población de Buenos Aires.

La masonería parece ser una actividad exclusiva de los hombres. En épocas donde el feminismo se asume más y más protagonismo, ¿crees que la masonería se va adaptando a estos (y otros) cambios en la sociedad o se mantiene al margen?​
 
Para mi se mantiene al margen. La Constitución de la masonería se firmó en 1716 en Londres, es decir hace 302 años y una de sus particularidades es que no puede ser modificada. Hay un artículo que indica eso. Y en esa Constitución se establece que sus integrantes deben ser hombres. Con esto quiero decir que no veo demasiado probable que la masonería tradicional cambie y se adapte a los nuevos tiempos. Esto no quiere decir que no haya Logias femeninas o mixtas, pero no son reconocidas como parte de la organización. Estas Logias hacen exactamente lo mismo que las logias masculinas, pero no forman parte de lo que se puede conocer como Masonería orgánica. ​

¿La injerencia de la masonería en la política se fue diluyendo en nuestro país? ¿Cómo funciona la masonería hoy?
​La masonería hoy no tiene más influencia de la que puede tener una ong u otra organización no gubernamental. Hoy se siguen reuniendo y desde su dirección se plantean todo tipo de debates. Pero su influencia, al menos por lo que se sabe, es menor. Digo al menos por lo que se sabe porque otra de las directivas masónicas es que está prohibido revelar quien pertenece a la organización mientras esté vivo. Salvo, claro, que el propio individuo lo haga. Frente a esta situación es muy difícil conocer quienes son los masones vivos, por lo que tampoco podemos saber en qué medida están involucrados dentro de las estructuras de poder. Probablemente con el tiempo lo sepamos. Pero hoy por hoy, su influencia parece menor.


Mariano Hamilton
Masones argentinos. El poder en la sombras

(Planeta) 304 páginas

https://losinrocks.com/masones-argentinos-mariano-hamilton-9f12a88d709

planetadelibros.com.ar/libro-masones-argentinos