El extraño comportamiento de 18 caimanes que les permitió sobrevivir en aguas congeladas

En el río Shallotte, en Carolina del Norte, los caimanes parecían haberse congelado por las bajas temperaturas. Sin embargo, los lagartos lograron vivir y un guardaparques registró en fotos la extraña conducta de los animales.UNIVISION25 ENE 2019 – 11:39 AM ESTCOMPARTE

La imagen tomada por George Howard de un caimán congelado en el río Shallotte, en Carolina del Norte. Crédito: Reserva Swamp Park

George Howard, volvió a presenciar una escena que ya el año pasado había capturado su atención. En el río Shallotte, en la reserva natural Swamp Park en Carolina del Norte que él maneja, el lunes pasado las narices de varios de los caimanes que habitan esta zona empezaron a asomarse por encima de las aguas cogeladas.PUBLICIDAD

No solo una, ni dos, ni tres, Howard alcanzó a contar hasta 18 fauces de lagartos en el río. Luego -como ya lo había presenciado hace un año- vio como los animales desaceleraron sus movimientos y simplemente se dejaban llevar por la corriente.


“Cuando los lagartos están en contacto con el frío extremo entran en un estado parecido al adormilamiento en el que entran varios animales durante la hibernación. Es un proceso en el que bajan su metabolismo y su respiración a niveles mínimos entrando casi en un estado vegetativo”, explicó a Univision Noticias el director de esta reserva de caimanes en Carolina del Norte, que ha publicado las fotografías en donde se ve a los animales que parecen congelados en las aguas. “Los caimanes sacaron sus narices para poder seguir respirando a pesar de las condiciones extremas”.

El año pasado, justamente en enero, Howard no presenció este masivo letargo entre los lagartos con tanta tranquilidad. En cuanto fue testigo de lo que estaba ocurriendo, corrió a investigar qué estaba pasando con los animales para descubrir que, en realidad, estaba siendo testigo de un maravilloso mecanismo de supervivencia. “Ellos llevan millones de años, son una de las pocas especies que aún existe que básicamente no ha cambiado y continúan siendo muy buenos simplemente sobreviviendo, es solo una muestra de lo resistentes que son”.ADVERTISING


En este enero Howard ya sabía que nada iba a ocurrirle a los animales. De hecho, después de pasar varios días en hibernación, presenció como lentamente los animales empezaban a hundirse porque las aguas aumentaron su temperatura. “Cuando aún está frío pero el hielo empieza a derretirse, los caimanes empiezan lentamente a desaparecer hundiéndose en las profundidades del río o enterrándose en el pantano”, explicó.PUBLICIDAD

El director de la reserva presenció cómo los animales volvieron del letargo y empezaron uno a uno a moverse por las aguas y volver a sus comportamientos habituales. “La rareza del evento es que los caimanes no suelen quedarse en este estado por tanto tiempo -fueron días enteros- y también es extraño que las aguas en las que los caimanes suelen habitar se congelen”.Cargando Video…Hace tanto frío en Florida que hasta las iguanas se congelan


Los caimanes no son los únicos que tienen este tipo de superpoderes para detener el ritmo de su cuerpo con el frío. Las tortugas aplican un mecanismo parecido, al igual que las iguanas que incluso con un frío inusual que se vivió en Florida el año pasado empezaron a caer por bandadas desde los árboles. Al igual que los caimanes, cuando el ambiente se puso un poco más cálido, las iguanas despertaron sin ninguna muestra aparente de daño.

Anuncios