Demócratas en estado de alerta: ex presidente de Starbucks competiría contra Trump en elecciones de 2020

Demócratas en estado de alerta: ex presidente de Starbucks competiría contra Trump en elecciones de 2020
Demócratas le piden a Shultz que no se lance como independiente

El magnate lo haría como independiente, lo que sería un grave problema para los demócratas. POR:EFE 

Se sigue calentando las elecciones presidenciales de 2020 con un nuevo anuncio que podría ser una muy grave noticia para los intereses demócratas de recuperar la Casa Blanca.

Howard Schultz, el expresidente de Starbucks, anunció hoy que está pensando “seriamente” en presentarse a las elecciones presidenciales de 2020 en EEUU como candidato independiente, una posibilidad que inquieta a los demócratas porque creen que ayudaría al mandatario Donald Trump a ser reelegido.

“Estoy pensando seriamente en presentarme para presidente. Competiré como independiente centrista, por fuera del sistema de dos partidos”, dijo Schultz en una entrevista con la cadena CBS.

Schultz, que hasta ahora se había descrito como demócrata, justificó su decisión de optar por una tercera vía porque, según dijo, el país vive “tiempos frágiles”.

“No solo está el hecho de que este presidente (Trump) no está cualificado para ser presidente, sino el hecho de que los dos partidos nunca hacen lo que es necesario para el pueblo estadounidense y están enzarzados, cada día, en políticas basadas en la venganza”, afirmó Schultz.

El multimillonario de 65 años, que abandonó el gigante del café el año pasado después de una década al frente, dijo además al diario The New York Times que ya había comenzado los trámites requeridos para estar en las papeletas en 2020, y que planeaba recorrer el país durante los próximos tres meses antes de hacer un anuncio formal.

Numerosos estrategas demócratas criticaron a Schultz y le rogaron no presentarse como independiente, dado que consideran que eso dividiría el voto de los progresistas entre el candidato demócrata y él, y ayudaría a Trump a lograr la reelección.

Preguntado al respecto en el Times, Schultz replicó que no se está planeando presentarse “para fastidiar” a los demócratas, y que cree que realmente puede conquistar la Presidencia de EEUU.

“Estoy preparado para que los cínicos y críticos vengan y digan que esto no puede hacerse. No estoy de acuerdo con ellos. Creo que es antiestadounidense decir que no puede hacerse”, subrayó.

Schultz añadió que ha decidido no competir como demócrata porque en ese caso tendría que “decir cosas en las que” no cree, “porque el partido ha girado demasiado hacia la izquierda”.

“Cuando oigo a la gente hablar de universidad gratis, pagada por el Gobierno, sanidad gratis pagada por el Gobierno y un trabajo gratis en el Gobierno para todo el mundo, sumado a una deuda de 21 billones de dólares, la cuestión es ¿cómo pagamos por todo eso sin llevar al país a la bancarrota?”, preguntó Schultz.

“Es una promesa tan falsa como la del muro” que quiere construir Trump en la frontera con México, agregó el exejecutivo.

Schultz, que convirtió a Starbucks en una marca global durante su primer periodo al frente de la firma (1986-2000), que comenzó cuando la compañía apenas controlaba siete cafeterías en Seattle (EE.UU.), podría tener para algunos estadounidenses un atractivo similar al de Trump, otro magnate multimillonario sin experiencia política.

Las críticas de los progresistas a la posible candidatura de Schultz se basan en parte en el antecedente del multimillonario Ross Perot, que se presentó como independiente a las elecciones de 1992, recabó casi el 19 % de los votos y algunos creen que ayudó a elevar al poder al candidato demócrata, Bill Clinton.

Anuncios