09/23/2020

LOS TRECE SÍMBOLOS QUE HAN CAMBIADO LA HISTORIA (PARTE II)

Anuncios

6-LA PIRÁMIDE

 O secuencia áurea es muy conocida en el mundillo matemático. A finales del s. XII, el matemático italiano Leonardo de Pisa(1170-1240), quien era más conocido por Fibonacci o hijo de Bonaccio, un antigo conocido mercader de la ciudad de Pisa que poseía negocios en el norte de África, describió esta fórmula como solución a un problema de la cría de conejos. La fórmula ya había sido descrita con anterioridad por matemáticos hindúes como Gopala y Hemachandra, que investigaron los patrones rítmicos que se formaban con sílabas de uno o dos pulsos. El número de tales ritmos (teniendo juntos una cantidad n de pulsos) era F(n+1), que es como sed representa al término n+1 de la sucesión de Fibonacci. Kepler también escribió sobre dicha sucesión.
En el año 1202, Fibonacci publicó un libro titulado Liber Abaci, en el que incluyó varios problemas y métodos algebraicos. La conocida espiral, denominada «sucesión de Fibonacci» aparece constantemente en la naturaleza. Los podemos observar por ejemplo:

La palabra pez en griego Ι ΧΘΥΣ – IChThYS es un acrónimo de (Iēsoûs Christós Theoû hYiós Sōtér), que significa «Jesucristo, Hijo de Dios, Salvador».Hemos llegado a la Noche-Madre de la cosmología egipcia, el océano profundo de Piscis, la iniciática oscuridad sin límites del Espacio Abstracto Absoluto; el primer elemento del abismo donde las ondinas guardan el oro del Rhin o fuego del pensamiento divino y genesíaco.

Piscis está sabiamente simbolizado por dos peces; el pescado, el pez, es el soma de los misterios de Isis. El pez es el símbolo viviente del cristianismo gnóstico primitivo.

Los dos pescados de Piscis enlazados por un guión tienen un profundo significado gnóstico, representan a las dos almas de los Elohim primordiales sumergidas entre las aguas profundas de la Noche-Madre.

Ya explicamos en precedentes capítulos que el Íntimo, el Ser, Atman, tiene dos almas: una femenina, otra masculina.

El alma espiritual, buddhi, es femenina. Ya dijimos y lo volvemos a repetir, que el alma humana, manas superior, es masculina.

La sagrada pareja, el divino matrimonio eterno, está siempre simbolizado por dos peces enlazados por un guión; este último es el Ser, Atman.

La sagrada pareja, los dos peces eternos, trabajan entre las aguas del abismo cuando llega la aurora del mahamanvantara.

Los dos peces inefables trabajan bajo la dirección de Atman, cuando llega la hora de la aurora de la creación.

Sin embargo, es bueno recordar que Isis y Osiris no podrían trabajar jamás en la gran obra sin el famoso mercurio de la filosofía secreta.

En este mercurio sexual se encuentra la clave de todo poder.

Un círculo con una línea vertical atravesada en simbolismo hierático, es la unión sacratísima del eterno femenino con el masculino eterno; la integración de los contrarios en la mónada esencial, inefable y divina.

De entre la gran Madre-Espacio surge la mónada, el Ser. De entre el gran océano se levantan los Elohim. para trabajar en la aurora del mahamanvantara.

El agua es el elemento femenino de todo lo creado, de donde proviene la mater latina, y la letra M, terriblemente divina.

En el cristianismo gnóstico es María la misma Isis, la Madre del Cosmos, la eterna Madre-Espacio, las aguas profundas del abismo.

La palabra María se divide en dos sílabas; primera es Mar, que nos recuerda al océano profundo de Piscis. La segunda es la, que es una variante de lo, (iiioooo), el nombre augusto de la Madre-Espacio, el círculo de la nada, de donde todo emana y a donde todo vuelve; el uno, el uno único del manifestado universo, después de la noche del gran pralaya o aniquilamiento.

Separadas las aguas superiores de las inferiores, se hizo la luz, es decir, surgió a la vida el Verbo animador del cosmos, el Hijo, y esta vida tornó como elemento transmisor al Sol, el cual se encuentra en el centro de nuestro sistema solar, como el corazón dentro de nuestro organismo.

Las fecundas vibraciones del Sol son realmente el vivo fuego elemental que se condensa en el centro de cada planeta, constituyéndose en el corazón de cada uno de éstos.

Toda esa luz, toda esa vida, está representada por los siete espíritus ante el trono, dentro del Templo-corazón de cada uno de los siete planetas del sistema solar.

El trabajo de separar las aguas de las aguas, corresponde a la sagrada pareja. Cada uno de los siete espíritus ante el trono, emanó de sí mismo a la sagrada pareja de peces para que trabajara en la aurora de la creación con el poder de Kriya-shakty, el poder de la palabra perdida, el poder de la voluntad y del yoga.

El amor de los amores, la pasión mística del último fuego entre el eterno esposo y la divina esposa, son vitales para separar las aguas superiores de las aguas inferiores.

En este trabajo existe maithuna trascendental, Kriyashakty, palabra creadora.

Él aporta el fuego y ella transmuta las aguas separando a las superiores de las inferiores.

Los dos peces proyectan luego aquel fuego y aquella agua superior transmutada sobre las aguas del caos, sobre la materia cósmica o material para mundos, sobre los dormidos gérmenes de la existencia y brota la vida.

Todo el trabajo se realiza con ayuda de la palabra y de la voluntad y del yoga.

En principio, el universo es sutil, después se condensa materialmente, pasando por sucesivos períodos de cristalización progresiva.

Existen millones de universos en el espacio infinito, entre el seno de la Madre-Espacio.

Algunos universos están saliendo del pralaya, brotando de entre las aguas profundas de Piscis, otros están en plena actividad, otros se están disolviendo entre las aguas eternas.

Nada podrían hacer Isis y Osiris sin el mercurio sexual; los dos peces eternos, se aman, se adoran y viven siempre creando y volviendo nuevamente a crear.

El pez es el símbolo más sagrado del gnosticismo cristiano primitivo. Es lástima que millares de estudiantes de ocultismo hayan olvidado la gnosis del pescado.

En nuestro planeta tierra viven siete humanidades con cuerpos físicos y, de todas las siete, la última es la nuestra, la única que está fracasada por haber perdido la gnosis.

Las otras seis humanidades viven en estado de jinas, en la cuarta dimensión, ya dentro del interior de la tierra, ya en muchas comarcas y regiones jinas.

La edad de Piscis no ha debido haber sido un fracaso como realmente fue.

La causa causorum del fracaso pisciano se debió a ciertos elementos tenebrosos que traicionaron a la gnosis y predicaron ciertas doctrinas agnósticas o antignósticas, subestimando el pez, desechando la religión-sabiduría y sumiendo a la humanidad en el materialismo.

Recordemos a Lucio llegando a la ciudad de Hypatía, hospedándose luego en casa de Milón, cuya esposa Pánfila es una perversa hechicera. Sale a poco Lucio a comprar pescado (el ictius, símbolo del naciente cristianismo gnóstico, el pez, pescado, soma, de los misterios de Isis).

Los pescadores le venden por infelices veinte denarios y con cierto desdén espantoso, lo que antes pretendían vender por cien escudos, terrible sátira en el que va envuelto el mayor desprecio para el naciente y ya infatuado cristianismo gnóstico.

El resultado del cristianismo agnóstico o antignóstico, fue la dialéctica materialista marxista.

La reacción contra el agnosticismo fue el materialismo repugnante sin Dios y sin ley.

Puede asegurarse que la edad de Piscis fracasó por el agnosticismo.

La traición a la gnosis fue el crimen más grave de la edad de Piscis.

Jesús el Cristo y sus doce pescadores, iniciaron una edad que bien podría haber sido de grandes esplendores.

Jesús y sus doce apóstoles gnósticos indicaron el camino preciso para la edad de Piscis, el gnosticismo, la sabiduría del pescado.

Es lamentable que todos los libros sagrados de la santa gnosis hubieran sido quemados y que se hubiera olvidado el sagrado símbolo del pez.

9-LA COPA, CÁLIZ O SANTO GRIAL


El Santo Grial es el vaso de Hermes, la copa de Salomón, la urna preciosa de todos los templos de misterios.En el Arca de la alianza no faltaba nunca el Santo Grial en la forma de la copa o gomor, dentro de la cual se hallaba depositado el maná del desierto.
El Santo Grial categoriza en forma enfática al YONI femenino, dentro de esta santa copa está el néctar de la inmortalidad, el Soma de los místicos, la suprema bebida de los Dioses Santos.
Samael Aun Weor. La Gran Rebelión Samael Aun Weor

Historia
El cáliz ocupa el primer lugar entre los vasos sagrados, y, como figura de lenguaje, la copa material se usa a menudo como si fuese sinónimo de la Preciosa Sangre misma. 

“La copa de bendición que bendecimos”, escribe San Pablo“¿no es acaso comunión con la Sangre de Cristo?” (1 Cor. 10,16). No se ha conservado ninguna tradición fiable en relación con el vaso usado por Cristo en la Última CenaEn los siglos VI y VII se les hizo creer a los peregrinos a Jerusalén que el cáliz auténtico seveneraba aún en la iglesia del Santo Sepulcro, y que el mismo tenía en su interior la esponja que se le presentó a Nuestro Salvador en el Calvario.

ENSEÑANZA ESOTÉRICA: 
Como ven, el proceso místico del Grial se puede interpretar en términos  de lo que ya todos sabemos, y todos los yogas conocidos, todos los sistemas de  entrenamiento espiritual, todo cuanto están tratando de revelar las sociedades  esotéricas del mundo, y todo el proceso de participación activa del hombre en la  vida comunitaria del Ser que llamamos el Señor del Mundo, es una representación más o menos objetiva del Santo Grial. El Grial corresponde siempre a la búsqueda, es el punto de llegada del deseo del hombre de ser y de realizar. Cuando en los niveles inferiores domina todavía lo que llamamos el instinto, es muy difícil que se tenga control del cuerpo emocional, cuando el cuerpo emocional tiene una característica definida de misterio, entonces, es el campo de lucha, que es lo que ocurre en la actualidad, y cuando la mente domina al ser humano, entonces, podemos decir que el hombre empieza a 
sentir dentro de sí la gloria del misterio revelado. 

Pero, podemos continuar con las relaciones. (Vicente lo va representando todo en un dibujo en la pizarra) Aquí se podría formar ahora una imagen, esotéricamente, la psicología tiene un significado muy profundo, y grandes esotéricos del pasado que crearon los cimientos de lo que sería la psicología moderna, se dieron cuenta de que existe una relación entre las facciones del 
hombre y su naturaleza interior, entonces, se dieron cuenta de que realmente la frente indica la mente, que desde las cejas hasta la base de la nariz indica el cuerpo emocional y que desde la base de la nariz hasta el nacimiento de la barbilla es el cuerpo instintivo. 
Como ven, el Santo Grial se está reflejando en nuestra naturaleza física, cuando decimos: “Tu cara te delata”, como se delata la flor por su perfume, entonces, todo esto que estamos viendo no es más que representaciones del Grial y, entonces, para qué tener tanto misterio acerca del 
Grial si todo lo que busca la persona en su vida era sublimizarse al punto de crear un punto de relación entre el centro Ajna y el centro Coronario, y éste  trazo o este sendero que va…, esta línea de luz que va del centro Ajna al centro Coronario se llama técnicamente: el Antakarana, que es este punto que va desde los límites o la periferia de la Copa hasta el Verbo revelador de la conciencia.
Esotéricamente se dice: “No basta con conocer el misterio, no basta con conocer el sacramento, el individuo debe convertirse en el propio sacramento”. 
No basta que sepamos lo que es el Santo Grial; preguntarnos: ¿qué es lo que tengo que hacer si el conocimiento es tan tenue, tan nebuloso? Que no nos  damos cuenta que lo que implica el esoterismo práctico es llevar una vida lo más correcta posible, que los conocimientos son subsidiarios, que no tienen una importancia capital en la vida esotérica, que son pequeños puntos de luz que cada cual puede adaptar a su propia naturaleza y a su propio destino, pero que en líneas generales, no tiene el valor de la revelación en la vivencia cotidiana. 
Antiguamente se creía que para entrar en un ashrama se tenían que poseer muchos y grandes conocimientos esotéricos, que la persona por el sólo hecho de ser un conferenciante, un escritor esotérico, ya tenía abiertas las puertas del ashrama, se dio cuenta entonces el discípulo en ciernes o el aspirante espiritual,  que no bastaba el conocimiento, que el conocimiento solamente tiene una 
pequeña parte de valor aquí, pero que lo que interesa es que lo poco que vamos asimilando se convierta en algo práctico. 


10-EL ANILLO 


Dada la importancia que ha adquirido la película que recrea la primera parte de la trilogía escrita por el literato inglés J.R.R. Tolkien (El Señor de los Anillos), he creído que sería curioso encontrar semejanzas entre las mitologías antiguas del mundo, como la nórdica, griega, celta, germana, romana, etc.; y la mitología creada por Tolkien. ¿Cuál es el motivo de que eligiera un anillo para simbolizar el poder? ¿Es realmente un símbolo mitológico? ¿Se recrea Tolkien en alguna mitología conocida?

Este trabajo no versa sobre la obra de Tolkien, y mucho menos sobre la película de Peter Jackson. A modo de repaso de mitologías famosas, y leyendas épicas interesantes, comprenderemos rasgos de la historia cultivando además nuestra imaginación. Se trata de una investigación de otras culturas para encontrar un símbolo común: el anillo.

El anillo

En muchísimas culturas, hemos notado la presencia de un ente místico, un símbolo realmente importante en la mitología o la religión, un elemento imprescindible para la “magia” de la tradición. De alguna manera, las leyendas metafísicas hacen presencia en el mundo real. Algunas culturas han optado por la veneración a animales (las vacas en la India), otras a alimentos (la hostia en el cristianismo), otras simplemente usan objetos que representan sus dioses (como las estatuas de los griegos, las imágenes de las iglesias, o los ídolos de las tribus indias).

El hombre ha tratado por todos los medios, llevar a cabo ese poder que tienen sus dioses imaginarios. De ahí la creación de la magia, y como rama a partir de ella, la ciencia. Pero a los magos no les bastaba con hacer acto de presencia y decir un par de palabras mágicas para formular hechizos y sanar enfermos. Además, tenían que portar un objeto mágico que lo dotara de esta virtud, de este arte. Hablamos del anillo.

Pero el anillo no sólo aporta sabiduría a los magos, además tiene connotaciones de riqueza, soberanía y majestuosidad. Para llegar a esta conclusión he ido recopilando anécdotas de las culturas, leyendas y, en definitiva, mitologías más célebres de la historia del hombre; yo incluso me atrevería a decir que se trata de las más bellas.

https://rolypolanco.blogspot.com/2014/04/los-trece-simbolos-que-han-cambiado-la.html