¿Por qué los masones quieren volverse menos misteriosos?

Anuncios

Los masones están buscando hombres jóvenes y esto los ha obligado a estar presentes en internet, ser modelos a seguir y modernizar textos arcaicos.

Un mural en el interior de la Gran Logia Unida de Inglaterra (todas las fotos son del autor).

En 2017, la francmasonería británica celebrará 300 años de existencia. Todavía se desconoce el origen exacto de esta afamada sociedad secreta. Aunque la primera Gran Logia se formó en 1717, hay pruebas que indican que la francmasonería comenzó mucho antes. La versión más romántica de su historia involucra a los caballeros templarios, pero es posible que en realidad surgiera de la mezcla entre el sistema gremial de la Edad Media y la doctrina Rosacruz. Nos encontramos en la Gran Logia Unida de Inglaterra (UGLE por sus iniciales en inglés) en Covent Garden, Londres. Es un edificio de piedra decorado con símbolos esotéricos. Los masones son conocidos por su misticismo. Esto ha ocasionado que algunos teóricos de la conspiración los tomen como punto de referencia para explicar eventos que supuestamente los conectan con los atentados del 11 de septiembre, los Iluminatis y el Nuevo Orden Mundial. Ahora que se acerca su tricentenario, los masones están tratando de resolver un problema de publicidad que ha durado siglos. La pregunta es: ¿qué pasa cuando la sociedad secreta más ancestral del mundo abre sus puertas?


Varios aspectos de su nueva imagen están desafiando los mitos más extendidos. «Hablar de política y religión está prohibido dentro de la orden», me cuenta Mike. Ellos incluso son muy indecisos para hacer cualquier declaración pública «por nuestra historia y porque no queremos que digan que es por fines políticos. Ya conoces las teorías conspirativas que rondan por ahí, como la de Bilderberg y otras por el estilo». Entonces, por qué unirse si no hay oportunidad de involucrarse en la política. «Se trata de nuestros valores», aclaró Mike. Los masones hacen donaciones benéficas como participación comunitaria, y en este momento se encuentran financiando la segunda ambulancia aérea de Londres. «La próxima vez que ocurra un accidente grave y la ambulancia descienda, se verá una escuadra y un compás debajo de ella. ¿Cómo crees que esto se volvió posible?»


Uno de los requisitos más sorprendentes que la UGLE pide a sus miembros es creer en un Ser Supremo «siempre y cuando éste sea una fuerza creadora», añade Mike rápidamente para aclarar que el satanismo no es aceptado. Es cierto que otras órdenes francmasónicas, como el Gran Oriente de Francia, admiten ateos, pero la UGLE se mantiene firme en no imitarlos. «Esto le da más credibilidad a la promesa de ser bueno, prácticamente», dice Mike. «Las obligaciones generales que tenemos, están relacionadas simple y llanamente con ser una buena persona que defienda nuestros valores, por eso el Ser Supremo es tan importante para nosotros».

Otro mural.

Aunque la masonería no es una religión, el simbolismo y el teatro alegórico son piezas claves de su manera de operar. La Gran Logia está repleta de evidencias de dicho misticismo. El salón principal está decorado con una alfombra a cuadros blancos y negros, murales en los techos y un imponente órgano dorado. También hay varios tronos majestuosos. Mike explicó que durante las ceremonias, el Venerable Maestro se coloca en oriente —donde sale el sol— y el gran Guardián se coloca en occidente —donde se mete el sol—. Como en muchos rituales masónicos, esto simboliza la transición humana de la oscuridad a la iluminación.

https://www.vice.com/es_latam/article/8gpmx4/la-sociedad-secreta-mas-ancestral-del-mundo-quiere-volverse-transparente

Anuncios

Esta es una tienda de demostración para realizar pruebas — no se completará ningún pedido. Descartar