Prohíben a una cubana repatriada votar en el Referendo Constitucional

PorGabriela RicardoPublicado el 25 febrero, 2019

Repatriada

Graciela, que también tiene ciudadanía chilena, decidió repatriarse a Cuba (FACEBOOK/GRACIELA GARCÍA)

Una cubana con ciudadanía chilena denunció en las redes sociales que el Gobierno de la Isla le negó su derecho a votar en el referendo por su condición de repatriada, acto que calificó de anticonstitucional.

“Esto es peor de lo que pude imaginar. Siendo residente de este país no me dejaron votar porque soy repatriada. Esa es la manera de controlar el voto en Cuba, violando la Constitución”, escribió Graciela García Guerra, de 50 años, en su perfil de Facebook.

La Comisión Electoral Nacional (CEN) informó que hasta las cinco de la tarde del domingo habían ejercido su derecho al voto 7 millones 524.318 electores, lo que representa un 81.53% de la lista actualizada, una cifra es superior en un 3% a la de las elecciones generales en su segunda etapa (marzo de 2018).

Sin embargo, un buen número de cubanos radicados o de visita en el extranjero durante la jornada no tuvieron derecho a participar en las votaciones, pese a que el Gobierno ordenó abrir las urnas en todos los países donde tuviera representación diplomática.

“Desde Chile menos, ellos restringen el voto al territorio nacional, aunque han dicho que dispusieron urnas pero es mentira, solo para el voto de la misión diplomática, para que no se pierdan los votos positivos. Es un fraude”, expresó Graciela en los comentarios de su post cuando le preguntaron si no podía ejercer el voto desde Chile.

Anteriormente, el Ministerio de Relaciones Exteriores (MINREX) había anunciado que solo los cubanos que se encontraran fuera del territorio nacional en cumplimiento de una misión oficial, podían ejercer su “derecho al voto” en los colegios especializados abiertos en las sedes diplomáticas. Los restantes tendrían que viajar a Cuba para dar Sí o No al borrador final.

“Hoy sellé con mi propia experiencia que esto no dejará de ser una dictadura”, recalcó Graciela.

La exclusión de los cubanos en el exterior fue calificada por muchos como una violación por parte del régimen a la Ley Electoral de 1992, donde se afirma que la Comisión Electoral y la Cancillería deben garantizar el ejercicio del voto a aquellos electores que están fuera ese día.

El periódico Granma anunció hoy que el parte básico de electores al inicio del día fue de 8 millones 669.714; funcionaron 24.297 colegios en 12.513 circunscripciones, 198 colegios especiales, y estuvieron involucradas más de 400 000 personas, entre autoridades electorales, supervisores, colaboradores, pioneros y grupos de recepción y cómputo.

Según la Oficina Nacional de Estadísticas e Información (ONEI), unas 11.176 personas decidieron repatriarse a Cuba en 2017, por debajo de los 14.000 que lo hicieron en 2016, récord desde que en 2013 el gobierno de Raúl Castro implementara una nueva reforma migratoria en el país.

Ernesto Soberón Guzmán, director de Asuntos Consulares del Ministerio de Relaciones Exteriores (Minrex), declaró a mediados de año pasado que esa tendencia indica el “creciente interés de los ciudadanos cubanos para volver a residir de manera permanente en su país, lo que no les impide volver a viajar al exterior y hacer una vida normal como cualquier ciudadano de otra nacionalidad”.

Con la reforma migratoria, los cubanos residentes en el exterior pueden solicitar su retorno y residencia permanente en la isla, excepto los ciudadanos que hayan estado involucrados en “acciones hostiles contra los fundamentos políticos, económicos y sociales del Estado” y los “que salieron ilegalmente del país a través de la Base Naval de los Estados Unidos en Guantánamo”.

Anuncios