Despegan negocios que ofrecen servicios amigables con el lenguaje de señas

Clientes de un bar utilizando el lenguaje de señas (Depto. de Estado/D.A. Peterson)

Por ShareAmerica -4 de marzo de 2019

Entrar a una tienda y conversar con la persona detrás del mostrador es una rara experiencia para los sordos y para las personas con dificultades auditivas.

Una creciente cantidad de negocios amigables con los sordos y el lenguaje de señas, que utilizan el lenguaje estadounidense de señas basado en el idioma inglés (ASL) como su principal forma de comunicación, se están abriendo en todo Estados Unidos, gracias a las oportunidades en expansión de la educación y financiamiento para la comunidad de sordos y de personas con dificultades auditivas. La cadena de helados Molly Moon en Seattle entrena a su personal encargado en el lenguaje ASL. Una cervecería en Maryland, llamada “Streetcar 82 Brewing Company”, es propiedad de un sordo que ofrece clases de ASL a su clientela.

Cliente escribe su pedido en una pantalla electrónica en una cafetería (© Joshua Trujillo/Starbucks)
Una cliente pide su café en el primer establecimiento de la cadena Starbucks dedicado a los sordos y que usa lenguaje de señas en Washington. (© Joshua Trujillo/Starbucks)

Un café de Starbucks que abrió en octubre de 2018 en el corredor de la calle H en la ciudad de Washington D.C. es la primera tienda centrada en torno al ASL, la primera en Estados Unidos para la cadena Starbucks.

En la cafetería “Signing Starbucks” (Starbucks por señas), como se llama, los empleados aceptan las órdenes por ASL de los estudiantes y profesores de la cercana Universidad Gallaudet, la primera universidad del mundo dedicada principalmente a estudiantes con dificultades de audición. Los clientes con problemas auditivos escriben sus órdenes en tabletas electrónicas. (Una ventaja: no hay ningún nombre mal escrito al ser entregada la orden al cliente).

“Estamos haciendo historia”, dijo Howard Rosenblum, director ejecutivo principal de la Asociación Nacional de Sordos, en la inauguración de la tienda. “Por favor lideren el camino para otras corporaciones y otros negocios, para que sus tiendas y restaurantes usen el lenguaje de señas”.

Un negocio es considerado amigable para los sordos cuando ofrece su mercado a estos clientes con información visual clara, hace un esfuerzo para entrenar al personal en el lenguaje de señas y tiene políticas que alienten la contratación y capacitación de las personas sordas.

Contratar a sordos y empleados con dificultades para escuchar, particularmente en posiciones de gerencia, es clave para que la comunidad avance, dice Tom Baldridge, profesor de ciencias empresariales en la Universidad Gallaudet.

Baldridge impulsa a los estudiantes de Gallaudet para que enseñen a los negocios de Washington, como el cercano en la cercana calle H, como adaptarse a las prácticas amigables para los sordos. También enseña a los estudiantes cómo establecer un negocio por su cuenta.

Clientes usan lenguaje de señas para conversar con el camarero (Depto. de Estado/D.A. Peterson)
El camarero Zane Pedersen hace señas a sus clientes Hollie Fallstone (centro) y Kate Fetzer (dcha.) en la destilería Streetcar 82 Brewing Company en Maryland. (Depto. de Estado/D.A. Peterson)

Streetcar 82, la destilería en Maryland, comenzó al ganar la competencia inaugural para negocios del Instituto Gallaudet para la Innovación y el Empresariado en el año 2016”. “Eso nos dio mucha confianza”, dijo a la universidad el copropietario Sam Costner: “Eso fue lo que nos motivó”.

Baldridge agregó que “contratar y entrenar a los sordos y a las personas [con dificultades auditivas] para posiciones de gerencia nos ofrece ejemplos a seguir claros y concretos para los negocios que los jóvenes sordos pueden emular”.

https://share.america.gov/es/despegan-negocios-que-ofrecen-servicios-amigables-con-el-lenguaje-de-senas/

Anuncios